Gasolina para la oposición

A estas alturas del partido y a las puertas de unas elecciones parlamentarias en Venezuela pareciera que el Gobierno del Presidente Maduro tiene lista la decisión para un aumento del precio de la gasolina.

Si nos guiamos por la lógica todo indica a los venezolanos que dicho aumento es irreversible y según algunos sesudos publicistas, quienes se han quebrado la cabeza para descubrir que el precio del litro de la gasolina es más barato que un “guayoyito” o una “botellita” de agua mineral, debe darse el aumento.

Las declaraciones de los altos funcionarios del gobierno bolivariano van y vienen, las más recientes corresponden al ministro del Transporte y Obras Públicas, Haiman El Trouidi, quien con una lámpara de Aladino en la mano afirmó en el programa “José Vicente Hoy” que “de hacerse el ajuste en el precio del combustible, este no impactará en las tarifas de pasajes y fletes, pues así lo indicó el sector transporte”.

De verdad que quisiéramos contagiarnos con el optimismo del ministro El Trouidi y no ser pájaros de mal agüero; pero no obstante, vemos aparecer ante nuestros ojos, el fantasma del 27 de febrero de 1989 en Guarenas.

El tema del aumento del precio de combustible ha sido muy discutido y el Comandante Supremo Hugo Chávez, quien tenía ojo de águila, en muchas ocasiones prefirió obviarlo, al conocer sus implicaciones y su alto impacto en el terreno político; sobretodo, con la clase de oposición que tenemos en el país, la cual está como caimán en boca de caño esperando algún acontecimiento que la favorezca.

En este último escenario que se aproxima, los acontecimientos pudieran conducirnos a tener listas de los candidatos a parlamentarios elaboradas por la Casa Blanca y pasar directamente al CNE; es decir, sin pasar por la MUD la cual quedaría - liderada por “Chuo” Torrealba - sólo para agitar las calles y reactivar guarimbas en caso de que venga el aumento de la gasolina, ya que esta no tienen banderas, ni ningún proyecto que ofrecer al pueblo venezolano.

Si algo ha quedado demostrado con el decreto Obama es que la oposición venezolana - perrito faldero del imperio - perdió la confianza de su amo y le ha generado muchas pérdidas; no sólo en la ejecución de sus planes, sino en los onerosos gastos económicos ocasionados al Departamento de Estado norteamericano, quien ha invertido muchos dólares en sus líderes (Mari Cory, Antonio Ledezma, Leopoldo López, Enrique Capriles, Ramón Guillermo Aveledo, Julio Borges, Gaby Arellano y “Chuo” Torrealba, entre otros), expertos en no rendir cuentas.

Los “cara de tabla” de la oposición y de la MUD ya forman un arroz con mango y además, no han dado pie con bola y han pasado a ser unos “cara dura” por no tener sentido de Patria. Viven en Venezuela sólo para cumplir la misión de “mandaderos” y como se dice en el argot criollo: “han pasado a dar pena ajena”.

Según “Chuito” - líder del “radar de los barrios” - a los cuales no volvió desde que dejó la televisión - la MUD tiene una gran oportunidad para ganar las parlamentarias, pero eso sí – enfatizó – al ganar la Asamblea tenemos que ir por la crisis.

Lo que ya no nos sorprende de la oposición venezolana es verla ahora enfilar sus baterías contra los firmantes del decreto Obama, ahora asumen una actitud cipaya y de espaldas a la Nación. Su último invento es acudir a los asesores internacionales quienes al igual que Obama meten sus narices y su injerencia en los asuntos internos del país.

Ya hemos visto desfilar a los ex presidentes Pastrana, Piñera y Calderón y ahora aparecen otros “encumbrados” líderes - también pagos por el imperio - quienes tratan desesperadamente de apoyar a la MUD, entre ellos han aparecido el “socialista” Felipe González; el miembro del grupo “Global Elders”, Fernando Cardoso y el activista judío, Irwin Cotler, entre otros.

En verdad hemos recobrado un poco de nuestro patriotismo con la metida de pata de Barack Hussein Obama al declarar a Venezuela como una “amenaza para los EEUU”, pero no podemos darnos el lujo de ofrecer ni una pizca de oportunidad a la oposición y mucho menos, para que a estas alturas le brindamos un aumento de la gasolina y facilitemos así su regreso al poder.

La inversión gringa a través de las ONGS y sus Fundaciones ha sido muy alta en Venezuela; no obstante, ante cualquier descuido están listos para saltar como hienas sobre su presa, la cual a su vez es muy codiciada.

La Patria de Bolívar marca la pauta ante los ojos del mundo para enterrar el fracaso capitalista y enarbolar las banderas del socialismo, justicia e igualdad. La Revolución Bolivariana avanza con la espada de Bolívar que camina por América Latina y por toda la humanidad.
¡Amanecerá y veremos!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1492 veces.



Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: