De un chavista bruto a un opositor inteligente

“El individuo ha luchado siempre para no ser absorbido por la tribu.
Si lo intentas, a menudo estarás solo, y a veces asustado.
Pero ningún precio es demasiado alto
por el privilegio de ser uno mismo”.
Federico Nietzsche

“Decíme una cosa, hermano… ¿de dónde sacáis todo eso que escribís todas las semanas?, me preguntó Anacleto con sarcasmo; “porque que yo sepa, los chavistas, los socialistas y los maduristas, como nos llaman los majunches, somos una cuerda de brutos e ignorantes”. Asumió una actitud intelectualoide y continuó: “Porque las letras y las ciencias sólo pueden ser manejadas, según ellos, por los cultos y aristócratas. Yo me he preguntado durante mucho tiempo si Nietzsche, Marx, Kant, Maquiavelo, Sartre, Althusser, Lutero, Gramsci, Rousseau y hasta Diderot, entre otros, fueron adinerados o de clase media alta o de baja nobleza. Porque del origen de Jacques Maritain se sabe muy poco”. De pronto miró hacia el techo, como queriendo rasguñar su memoria, y dijo: “¿Será que como no les gusta el mensaje, atacan al mensajero?”

Hoy en día se ha hecho costumbre escuchar el rosario de lamentos de una oposición intransigente y mentirosa. Ya no hallan de qué quejarse. Atiborran el espacio informativo con una sarta de afirmaciones que, en la mayoría de los casos, sólo son brollos o medias verdades y en el resto, sólo consecuencias de sus actos, que le quieren adosar al gobierno. Pero no aportan prueba alguna que sustente sus alegatos. Y los Heraldos Negros – como los llamara César Vallejo – tratan de acomodarlos de acuerdo a quién les pague mejor, porque desde que se enteraron que la información tiene un valor, dejó de importarles la verdad.

Cuando analizamos las circunstancias por las que atraviesa el país nos encontramos con declaraciones como “aquí no se produce nada por la ineficiencia del gobierno”, “todo aquí es importado favoreciendo las industrias de otros países”. “Maduro está rodeado de ladrones e incapaces” y muchas otras más. Pero analicemos sólo algunas para tener una muestra de la realidad.

Quienes así se expresan quieren decir que no encuentran en los supermercados, abastos o tiendas especializadas los productos de la cesta básica, mayormente los subsidiados por el gobierno, y aunque “todo lo que hace el gobierno es de mala calidad” les encanta comprarlos. En su rosario de quejas, acusaciones e insultos a los funcionarios gubernamentales, se presentan como “víctimas” del desabastecimiento y la escasez. Y se quedan ahí, como cotorras, hablando pepadas. Pues bien, cada vez que la Fuerza Armada Bolivariana o la Policía Nacional Bolivariana, o cualquier otra autoridad, descubren y decomisan tonelada tras tonelada de alimentos, productos para la higiene personal y otros, salen a chillar “dejen trabajar a esa pobre gente”, “se van a robar lo decomisado”, “como no les dieron reales, decomisan”, etc. etc. Esa gente no va al fondo del asunto y cuando le presentas algún argumento te contestan “¿Tú como que eres chavista?” ¿Qué tal?

¿Quiénes en el país tienen tanto dinero como para comprar 50 toneladas de pollo, de arroz o de cualquier producto, para almacenarlas y luego contrabandearlas al vecino país, exponiéndose a que se las decomisen? ¿Quiénes son los dueños de la gran cantidad de galpones repletos de mercancía que se han descubierto? ¿Quiénes son los que traen mercancía con dólares preferenciales y luego la venden a precios especulativos? ¿Quiénes tienen poder adquisitivo como para comprar cosechas enteras? ¿Quiénes poseen las grandes empresas e industrias en el país? ¿Quiénes ponen funcionamiento sólo el 30% de sus cajeras y aplican la operación “morrocoy” en sus establecimientos? ¿Buscan solamente beneficio económico con todo esto o persiguen un fin político? Son muchas interrogantes. Sus respuestas te llevan a las causas del acaparamiento y la usura, de la otrora clase dominante.

Dijo el gobernador del Zulia que, de cada cien toneladas de alimentos que llegaban al estado, cuarenta se iban “bachaqueadas” por la frontera, pero que con las medidas que se han tomado este año, el contrabando de extracción ha disminuido. ¿Dónde se producen esos alimentos que acaparan y contrabandean? ¿En el ciberespacio? Mientras tanto Jorge Roig, de Fedecámaras, exige la liberación de precios y dólares libres para importar de todo. Ah… pero el gobierno no puede importar productos alimenticios para garantizar, a precios justos, la dieta del venezolano. ¿Cómo va a argumentar un industrial que hay que subir la leche de Bs. 32 a Bs. 100 porque en “Bachaquero Mall” la venden a Bs. 250? ¿Por qué no exige que se capture y sancione al especulador? ¿No será que ese “vendedor ambulante” forma parte de su negocio? ¡Pero aquí no se produce nada!

¿Cuántas veces han escuchado decir que Venezuela regala el petróleo? ¿Han presentado alguna prueba o tan siquiera un indicio? Ahora Venezuela ha expandido su mercado petrolero y no depende de los caprichos de los compradores de USA. Y cuando Nicaragua abra su canal, crecerá mucho más. Pero para ellos, PDVSA está quebrada y la OPEP no se reactivó gracias al trabajo del eterno comandante Chávez, sino gracias al mercado. No aceptan que con la renta petrolera se financien las Misiones Sociales, porque antes las ganancias engordaban sus cuentas bancarias y no al pueblo. “No tenemos papel tualé, pero tenemos PATRIA” dicen con sarcasmo. Bueno, que vean a ver con qué se limpian, porque hoy la mayoría prefiere la PATRIA.

“Pero es que Maduro y su banda está saqueando al país” es otra de sus cantaletas y cuando se les pide una sola prueba o indicio te responden: “¿De dónde sacan las hijas de Chávez para tanta viajadera?” Porque no cesan de atacar con infundios la familia del eterno líder. ¿Por qué no le hacen la misma pregunta a la alcaldesa de Maracaibo? Y debo aclarar que según ellos, Diosdado es el hombre más rico del país. O sea.

Déjenme decirles, de un chavista bruto a un opositor inteligente, que lo más triste es que se sigan considerando los “inteligentes” de la nación y se presenten en la radio y tv como analistas políticos, económicos e intelectuales; no pegan una. Entonces, ¿por qué tantas derrotas?, ¿por qué tantos fracasos?, ¿por qué tanta traición entre ustedes? Creo que la guerra alimentaria y mediática, que han practicado contra el pueblo, es a ustedes a quienes ha afectado. Cada día que pasa están peor. Siguen sin entender que este es un país, con un gobierno incluyente, participativo y democrático, en el que hay espacio para todos; que el pueblo despertó ante sus agresiones y que en vez de odiarlos, les abre los brazos con amor, pero que siempre recuerda quienes han sido, y son, sus verdugos y a coro les cantan ¡No volverán, no volverán!

Nos escuchamos por:

El Ojo de la Ciudad, Mararitmo 900 AM, de lunes a viernes, de 11:00 am a 12:00 m

Comentarios y contacto: Luissemp2003@ gmail.com

Facebook: El Ojo de la Ciudad - Twitter: @luissemp


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2560 veces.



Luis Semprún Jurado

Profesional, productor audiovisual, co-productor y co-moderador del programa radial El Ojo de la Ciudad en Maracaibo, estado Zulia

 luissemp2003@gmail.com      @luissemp

Visite el perfil de Luis Semprún Jurado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Semprún Jurado

Luis Semprún Jurado

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a194055.htmlCd0NV CAC = Y co = US