Capriles y la carta al Papa Francisco

El Papa Francisco, por cortesía, atendió al visitante venezolano ex candidato presidencial y casi ex gobernador de Miranda, Henrique Capriles a quien luego de una larga espera e insistencia, por fin recibió en una de las salas anexas del Vaticano, sede del despacho del Sumo Pontífice de la Iglesia Católica.

Desde hace varios meses se había anunciado la visita de Capriles y para ello, el hombre de la “arrechera” y sus asesores, habían montado todo un show con fotógrafos y asesores de imagen para el tan esperado encuentro y desde luego, unas gráficas y videos también con turistas en la Plaza de San Pedro.

La idea era darle todo un tratamiento comunicacional a la visita, para dar la impresión; sobre todo al pueblo católico venezolano, de que el candidato de la “arrechera” tenía estatus de hombre de Estado, cuando en realidad a la entidad que dice gobernar, la tiene abandonada desde hace mucho tiempo y maneja a control remoto, porque lo que sabe es viajar y viajar, con los reales de los mirandinos.

Pero debemos preguntarnos ¿qué fue a buscar Henrique Capriles a El Vaticano y quienes lo condujeron o le hicieron el lobby?, para el Pontífice pudiera recibirlo, aunque fuera un momentico, por cortesía, a sabiendas que después vendrían la parafernalia y la manipulación del encuentro a través de los medios de comunicación.

No es nada extraño que los papas reciban a visitantes del mundo; hombres públicos, artistas, diplomáticos, presidentes, reinas y reyes y pare usted de contar, en El Vaticano. No sabemos que le regaló el candidato de la “arrechera” al Papa, pero si se hizo pública una carta, de la cual podríamos deducir las verdaderas intenciones de este político devaluado en El Vaticano (para coger un poco de aire).

Por cierto, es interesante el silencio de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) ante esta visita; por aquello de “el que calla otorga” o a lo mejor, porque les es indiferente. No obstante, aunque algún prelado venezolano pudo haber metido la mano para el encuentro, prefirió no salir en las fotos para no rallarse o por instrucciones precisas del Papa Francisco no aparecer al lado del candidato perdedor.

Pero leyendo la carta de Capriles al Papa, podríamos deducir entre líneas, algunas ideas de su oculta intención. Por cierto, fechada el 2 de noviembre (en cola 5 días para la audiencia, con un tropel de acompañantes) y firmada por el propio Capriles como supuesto líder de la Unidad Democrática y como gobernador (invisible) del Estado Bolivariano de Miranda (debería decir estado).

Aunque la audiencia en verdad fue por cortesía, el candidato de la “arrechera” sostiene en su misiva, que fue por afecto paternal, y alude al Pontífice supuestos conceptos que estamos seguros no comparte como los de que “…millones de hombres y mujeres de buena voluntad que sufren diariamente en Venezuela las iniquidades ocasionadas por la pérdida de la democracia, la sistemática violación de los derechos inalienables de la persona y degradantes situaciones de injusticia social”.

Emitir estos conceptos ante el Papa, aunque sea por escrito, es una ignorancia supina; pues si alguien está bien informado de la verdadera situación de Venezuela, es el huésped del Vaticano, ya que goza de uno de los mejores servicios de inteligencia del Mundo, a pesar de que también pudiera estar intervenido su teléfono por El Pentágono.

Otra de las perlas que incluye la carta del gobernador invisible de Miranda, es la cita a un comunicado de la CEV, fechado en enero del 2011, (raro que no llevó uno actualizado) en el cual supuestamente se afirma que en Venezuela , se tiene la pretensión de “imponer un sistema político socialista, marxista y totalitario”.

Lo más ridículo de la carta es pretender dar lecciones del Evangelio y acudir a citas, sin ningún rubor teológico, para el Papa Francisco. Sucesivamente, quizá asesorado por el “Rasputín” de Aveledo o el sesudo historiador Pino Iturrieta, acuden a los falsos símiles para decir que la Revolución Bolivariana “se nutre del miedo, del odio y la mentira”, armas que precisamente utiliza la burguesía parasitaria contra el pueblo venezolano: “a confesión de parte relevo de pruebas”.

No es descartable una burda manipulación de esta carta, por lo que la Iglesia venezolana debería pronunciarse, pues según este supuesto líder de la “Unidad Democrática”, tenía la representatividad de la Iglesia de nuestro país para señalar al Papa que “...Esperamos el apoyo de Su Santidad para que la Iglesia venezolana profundice su firme actitud vigilante de la dignidad humana, de denuncia de las injusticias y reiteramos nuestra disposición al diálogo sincero”.

Para finalizar, el ex candidato de la “arrechera”, a quien no atribuimos la carta del Papa; porque “no tiene la culpa el ciego sino quien le da el garrote”. En verdad es ignorancia supina pretender darle lecciones de teología y de liturgia al Papa Francisco, quien precisamente si sabe de los pobres, de la realidad venezolana y de los postulados humanistas de la Revolución Bolivariana, porque está bien informado…¡Que pena con la Iglesia!, por éste dizque supuesto representante de la oposición venezolana!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1892 veces.



Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marco Tulio Arellano

Marco Tulio Arellano

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a176555.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO