Radonski en el Táchira

Está clarito que la imagen que desean mostrar del candidato es la misma que estratégicamente utilizó el difunto CAP en su campaña electoral para el primer período presidencial: “ese hombre si camina, va de frente y da la cara, Carlos Andrés” decía el eslogan. Pero, a pesar de luchar por el mismo objetivo, es decir, el poder para las élites, hay distancias y diferencias notables entre ambos personajes. CAP de verdad mostraba todo el tiempo una inmensa energía, pero además poseía una capacidad oratoria que atrapaba y eso hay que reconocerlo.  

Pero este candidato opositor se presentó cansado en la tarima de San Cristóbal, a pesar de la juventud y extra energía que la estrategia electoral le ordena mostrar. Su rostro se veía agotado, tal vez porque venía desde Barinas, en avión, donde había sostenido una breve caminata. Su discurso fue, como siempre lo hemos visto hasta ahora, vacío. Con enormes dificultades para que le lleguen las ideas al cerebro. Entre pausa, agüita y suspiros de nerviosismo, es que lograba lanzar un grito, que las masas, por el ruido de los altos parlantes y la música de fondo de Chino y Nacho levantaban sus enormes banderas y pancartas y algunos hasta gritaban. 

Cuando al fin pudo cuajar algunas ideas con débil coherencia, prometió en los términos más demagógicos posibles que “… aquí va a llegar la seguridad, y ya no habrá más secuestros”. De esto se puede desprender, por su promesa, que la oposición en el Táchira está “enterada” de la actividad delictual y por supuesto del comercio rentable del secuestro. También prometió que “El 11 de febrero de 2013 vamos a eliminar ese chip”.  Esto último demuestra una falta de asesoría al candidato, pues de no ser por el chip que él pretende eliminar, el sufrimiento de los tachirenses de estar hasta tres horas en una cola se mantendría. Es decir, el prometió, entonces, que de llegar a ser presidente, los tachirenses volverán hacer larguísimas colas para poner combustible. Pero además, mantener el contrabando de combustible hacia Colombia, cosa que también prometió “ponerle freno”.

 “¡Toche qué gentío!, se nos quedó pequeña esta avenida. El que tenga ojos que vea, aquí está el Táchira…”, manifestó en lenguaje populacho, claro tratando de mal imitar a Chávez, pero después de haberse tomado varios omeprazol para poder asimilar el lenguaje popular. Para los que vivimos en el Táchira y específicamente en la ciudad de San Cristóbal, sabemos que la concentración del candidato golpista ocupó sólo tres cuadras de la Quinta Avenida, la cual tiene unas 15 cuadras. Los medios, todos opositores, se encargaron de lo demás. El agitar de grandes banderas y pancartas hacían ver, obviamente, un espacio repleto de multitudes.

Dijo el agotado candidato “…está prohibido fallar, todos los que están aquí vinieron con la mano en el corazón, pensando en el futuro”. Entre otros opositores se encontraban acompañándole el Gobernador del Táchira, la alcaldesa de San Cristóbal ya defenestrada por la MUD y Daniel Ceballos, quien defenestró a la alcaldesa. Todos con enormes rabos de paja. La corrupción en la gobernación, que representa varios millones de bolívares fuertes, es uno de los tantos detalles de este acompañante del candidato, con “el corazón en la mano”, que además  botó a miles de trabajadores de la gobernación por ser chavistas. La alcaldesa, que ya fue botada por la propia gente de la MUD en las primarias, demostración fehaciente de su falta de capacidad para dirigir el municipio, mantiene a la ciudad igual que su par de Mérida: en extrema suciedad, donde el servicio de aseo recoge los desechos una vez cada dos semanas, si acaso. Las calles con huecos y oscuras. Daniel Ceballos, quien junto con otros estudiantes opositores quemaron en San Cristóbal, por defender RCTV, más de 20 carros de la Nación, incluyendo un carro del Ministerio del Ambiente. Esta es la gente, por citar algunos, que dice el candidato opositor les “está prohibido fallar…”. Pero aterra más que con gente como esta, el candidato prometa “el futuro”.

Sólo a modo de reflexión, queda la leve preocupación por las personas que estuvieron en el acto, las cuales seguramente estén recibiendo todos los beneficios de este gobierno nacional, pero que mediatizados, creen fervientemente en las falsas promesas de este candidato que lucha por eliminar todos estos beneficios del pueblo, incluyendo la LOTTT, incrementar el precio de la gasolina, controlar el crecimiento de los medios alternativos comunitarios, eliminar la medicina integral comunitaria, acabar con barrio adentro, sacar a los miles de médicos cubanos de los barrios, entre otras tantas cosas.  Eso sí, con claridad meridiana este aparente joven ya cansado, aún sin empezar la campaña, tiene como objetivo claro devolver el poder del pueblo a los poderosos y magnates que hasta hace apenas unos años controlaban este país. Pero eso ni lo asoma en sus maltrechos discursos, obviamente.

(*) Profesor Titular ULA Táchira

Email: heribertogomez60@gmail.com

Twitter: @ulandino



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2734 veces.



Heriberto Gómez (*)

Profesor Titular, ULA

 heribertogomez60@gmail.com      @ulandino

Visite el perfil de Heriberto Gómez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: