El parapeto de las primarias

Al CNE le pasó en las pasadas elecciones de las primarias de oposición como al taxista que le prestan su carro para hacer “un trabajito”; es decir, para realizar un atraco, con la única diferencia de que esta vez fueron las máquinas de votación las cuales ¡a Díos gracias!, fueron devueltas sin haber sido chocadas.

Igualmente podríamos decir del “Plan República” que fue utilizado a media máquina por la MUD, la cual llegó al final de la contienda con tres patas luego del alegre show montado por unos candidatos, quienes más bien resultaron ser malos actores de una comedia bufa, con la cual se burlaron de sus propios electores; porque es a eso precisamente a lo que nos tienen acostumbrados los “majunches”, ya que les importa un pito el respeto que deben guardar hacia el pueblo venezolano.

No obstante, la obra fue presentada ante el país a través de sus canales y medios de comunicación impresos, (Globovisión, El Nacional, El Universal, etc.) en diferentes actos, desde mucho antes del show montado el pasado 12 de febrero. Lo peor es que pretenden hacernos creer que el pueblo venezolano es el mismo de la IV República, al cual se le pueden hacer eventos tipo norteamericano con papelillos y candidatos de pacotilla al peor estilo del guión: “como se vende un presidente”.

Habría que observar por ejemplo la más inverosímil especie del elenco o reparto de actores reunidos en la obra “El Parapeto de la Oposición” para darnos cuenta la farsa de una comedia que quieren repetir el 7 de octubre, sin contar que existe un primer actor, venido del pueblo, quien les puede echar a perder la fiesta; como lo es el Comandante Presidente Hugo Chávez Frías.

Si recordamos un poco los antecedentes de la finalizada contienda vemos como la estrategia planificada desde el norte funcionó; porque su imaginación no les da para tanto. Les escribió su libreto el cual comenzó moviendo los títeres, en la mesa de la mal llamada unidad democrática (MUD) y que tuvo sus testaferros para cumplir un papel y acatar las órdenes recibidas, al pie de la letra en nuestro país.

Por ejemplo podemos ver sus precandidatos, calificados con acierto por el Presidente Chávez de “majunches”. Para llamar la atención, cual teatro “hollywoodense”, comenzaron con las falsas renuncias; la del “tigre” Eduardo Fernández, Antonio Ledezma, Oswaldo Álvarez Paz, César Pérez Vivas, Henry Falcón y la del último patiquín (futuro vicepresidente) Leopoldo López.

Los candidatos, sacaron del cesto de la basura el proyecto neoliberal ofrecido desde Valencia por “Frijolito” y su combo, expresado por los candidatos en vagas consignas: Pablo Pérez “El Cambio popular”; María Corina Machado “La construcción del capitalismo popular”; Diego Arria “El Presidente de la transición”; Leopoldo López “La Mejor Venezuela”; Pablo Medina “Fundación de la sexta República y el flamante ganador Henrique Capriles Radonski con su slogan “Hay un camino”.

Para rematar y querer engañar incautos la MUD (no sabemos si desaparecerá) a través de sus voceros y el mismo Radonski, vienieron ahora, como mansos corderitos, a reconocer el papel del CNE y la Fuerza Armada Bolivariana calificándolas de ejemplares, con la más descarada hipocresía. Esto nos lleva a decir como la conseja popular “tanta amabilidad me confunde”.

En definitiva en Venezuela acabamos de asistir a un parapeto de elecciones, a una comedia bufa, la cual gracias a la madurez y vocación revolucionaria del pueblo venezolano, estamos seguros, no podrá repetirse para bien de la República Bolivariana, de América Latina y del mundo, el próximo 7 de octubre.

arellanomt@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1488 veces.



Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: