¿Qué es lo que quieren los huelguistas de hambre?

Nada. Al parecer esa sería la respuesta más correcta. Esto está demostrado desde el inicio de la huelga misma. En efecto, la huelga de hambre la iniciaron tres estudiantes de la ULA, del opositor Mov. 13, el mismo del recordado Nixon Moreno, justo el mismo día que producto de una situación de conflicto por parte de los trabajadores obreros de la ULA, se instalaba en las oficinas de la OPSU en Caracas, una mesa de diálogo para buscarle solución a los reclamos de esos trabajadores universitarios. 

La mesa de diálogo contó con la presencia de una comisión de la ULA, nombrada por el Consejo Universitario de esa casa de estudios y estuvo integrada por las cuatros autoridades rectorales, incluyendo al Rector Mario Bonucci, la Vicerrectora Académica Patricia Rozensweig, el Vicerrector Administrativo Manuel Aranguren y el Secretario José Anderez, pero además estuvieron presentes todos los dirigentes de todos los gremios que existen en la ULA, la mayoría de corte opositor. De igual modo la representación estudiantil, incluyendo a consejeros universitarios y a la directiva de la FCU de la ULA. En total fueron 25 personas que fueron recibidas por el Viceministro Jehyson Guzmán, la Directora de la OPSU Tibisay Hung y la Jefa de Presupuesto del MPPEU, entre otras autoridades.   

Al enterarse de la huelga de hambre que estaban por iniciar los estudiantes del Mov. 13 de la ULA, se propuso del seno de la reunión una comisión que fuera a dialogar con los que iban a iniciar la huelga y se les invitara a participar en la reunión. Se comisionó para ello a la Vicerrectora Académica de la ULA. La comisión hizo contacto con los estudiantes y logró convencerlos para que se incorporaran a la mesa de diálogo. Pero en las cercanías de la OPSU, a una media cuadra de la misma, recibieron una llamada telefónica y le pidieron a la comisión que detuvieran el vehículo y se les permitiera descender del mismo y así se hizo. Con esta decisión desistían de participar en dicha reunión. Decidieron irse a la huelga de hambre. Reclamando dialogar con el Gobierno.

La reunión en la OPSU fue fructífera. De allí se acordó, entre otras cosas, que una comisión MPPEU-OPSU, visitara la ULA en Mérida. Así se hizo, en menos de una semana. La comisión visitó a la ULA e instaló una mesa técnica de trabajo, donde participaron de nuevo todos los gremios, la Jefa de Personal de la ULA, entre otros. La mesa técnica trabajó unas ocho horas continuas, donde se dieron a conocer, en detalle los problemas de la Universidad. Simultáneamente se celebró una asamblea multitudinaria, donde estuvo presente el Viceministro Jehyson Guzmán y el Jefe de Personal del MPPEU, con miembros de la comunidad universitaria y contó además con la presencia del Vicerrector Administrativo, una representación del Vicerrectorado Académico, el Decano de Farmacia y Bioanálisis y quien les escribe, entre otros. Luego se visitaron los comedores de la ULA Mérida y se observaron los trabajos que se venían adelantando producto de los acuerdos logrados en OPSU.

No obstante la buena disposición del Gobierno nacional es de acotar, que fue difícil el acceso al comedor ubicado en el sector La Liria, donde funcionan tres facultades de la ULA, pues estudiantes, presuntamente de la misma agrupación política de los que estaban en huelga de hambre, estaban obstruyendo el tránsito, quemando cauchos y creando violencia en las cercanías del comedor que debía visitar el Viceministro, el Jefe de Personal  del MPPEU y el comisionado de la OPSU del departamento de planta física, junto con los dirigentes del SOULA, gremio de los obreros en conflicto.

La comisión regresó  a Caracas con la promesa de revisar toda la información recibida, a objeto de iniciar un plan con la intención resolver los problemas planteados. Es de señalar, que entre la problemática presentada, se encontraron situaciones como la de trabajadores, en más de 400, que fueron incorporados a la nómina por el ex Rector de la ULA, Léster Rodríguez, ahora Alcalde de Mérida, quien sin la debida disponibilidad presupuestaria así lo hizo y ahora las autoridades de la ULA pretenden señalar, como responsable de la inestabilidad laboral de estos trabajadores, al Gobierno nacional. Claro, ahora se trata de un caso de injusticia social y hay que darle una solución. Bueno, esto es parte de los argumentos iniciales utilizados por los huelguistas, es decir, falta de recursos para pago de los trabajadores y problemas del comedor.

La oportunidad de diálogo fue presentada otra vez por el Gobierno nacional, cuando los tres viceministros del MPPEU, visitaron a los huelguistas y le entregaron un escrito de parte de la Ministra invitándolos a dialogar con ella. La repuesta, tal como se ha podido apreciar ha sido negativa, por parte de ellos. En la marcha que se realizó el pasado martes, fueron recibidos un grupo de estudiantes y de otros miembros de la comunidad universitaria, donde se les propuso deponer la huelga e iniciar una mesa de diálogo, pero al parecer tampoco aceptaron. Colateralmente, el Presidente de la República apoyó una propuesta del movimiento estudiantil progresista, para que en cadena nacional se transmitiera un debate entre estudiantes sobre la realidad universitaria del país. Los estudiantes que apoyan la huelga de hambre, no se hicieron presentes. En las declaraciones transmitida por los medios de comunicación, se observa que no hay una claridad en las pretensiones de los que reclaman al gobierno nacional y que apoyan a los huelguistas, donde algunos plantean incluso que el Gobierno nacional debe resolver primero todos los problemas del sector universitario, para luego sentarse a dialogar.

Ahora, hay otros elementos que pudieran ser considerados para justificar las posturas de las personas que aún se mantienen en huelga de hambre. Quienes dirigen el Mov. 13, de la ULA, saben que el próximo 11 de mayo son las elecciones estudiantiles de la ULA para escoger a  sus  representantes antes el Consejo Universitario, consejos de facultades, consejos de escuelas, direcciones centrales de la Universidad. Dicho movimiento estudiantil, fue el menos votado en las pasadas elecciones y de acuerdo con los conocedores de la materia, en esta oportunidad no iban a obtener muy buenos resultados, lo cual podía significar la pérdida de representación ante los organismos de cogobierno de la Universidad. Una estrategia como esta, daría, por los consabidos efectos mediáticos, excelentes resultados.

Pero además, dentro del  panorama político electoral universitario, también se anuncian las elecciones decanales. La ex Decana de FACES, la Prof. Laura Luciani, quien estuvo participando por muy pocas horas en la huelga de hambre y se retiró muy extrañamente, ha anunciado ante la comunidad merideña su intención de participar como candidata en las próximas elecciones. Como es conocido por todos, un rato en GLOBOVISIÓN vale más para promocionar a los opositores, entre los opositores, que mil campañas. Entonces esta huelga de hambre y, la oportunidad de ser entrevistada por GLOBOVISIÓN en Caracas, se le presentó como una oportunidad de oro para sus intereses electorales; sobre todo porque el Decano actual, también opositor, pudiera resultar ser ganador. Por cierto, el pasado lunes el mencionado Decano mostró, en el Consejo Universitario, imágenes tomadas por las cámaras de seguridad de FACES, donde jóvenes vistiendo franelas con manitas blancas tomaban fotos a dichos sistemas de seguridad. Denunció que pocos días después encapuchados armados con magnum, entraron a FACES causaron destrozos y destruyeron dichas cámaras de seguridad. Jóvenes con franelas pintadas con iguales manitas blancas los vemos entre los huelguistas.

La Ministra del MPPEU, ha demostrado ser una persona de diálogo, así lo han reconocido todos las autoridades universitarias opositoras. Ya en el corto tiempo que tiene ejerciendo su cargo, se ha reunido, junto con su equipo, tres veces con los vicerrectores administrativo, también  con los vicerrectores académicos, con los rectores y con los gremios. Ha iniciado una larga peregrinación por todos los Consejos Universitarios de todas las universidades del país, lo cual es una muestra más de su intención de diálogo, en querer resolver los problemas, incluyendo la materia presupuestaria, laboral y salarial. También ha considerado la transformación universitaria como una vía fundamental para sacar a las instituciones universitarias y al sistema universitario del país, del estado tan caótico y de abandono en que las autoridades, de corte cuarto-republicano, las han sumido. No obstante, los huelguistas se empeñan en señalar que estarán en esa postura hasta tanto la Ministra no se decida a dialogar con ellos.

Lo que se lamenta es que estos huelguistas, dentro de su petitorio, no mencionan la necesidad que hay de revisar el manejo deficiente, poco transparente del presupuesto universitario, entre otra larga lista de debilidades y trastornos que están sufriendo nuestras casas de estudios; bajo la dirección de autoridades opuestas absolutamente a cualquier política del Estado.

La pregunta, que quedaría para la reflexión, es si no hay detrás de toda esta actitud de los huelguistas otros intereses, incluso de carácter supranacional.  

heribertogomez60@gmail.com

(*) Prof. Titular ULA



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2622 veces.



Heriberto Gómez (*)

Profesor Titular, ULA

 heribertogomez60@gmail.com      @ulandino

Visite el perfil de Heriberto Gómez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: