Coñaza en la Veroes

Primer objetivo, AVILA-TV…y el segundo objetivo, ¿Eleazar Díaz Rangel..?

"Yo sé que quienes cayeron defendiendo el honor / fueron los nuestros..."

                                                               Pablo Neruda.

Según dice el último párrafo de la nota de ayer domingo en las páginas 8-9 de "En Domingo", de Ultimas Noticias,  las investigaciones de la Fiscalía se encaminarían a saber qué hizo cada quién en el escándalo de esquina de Veroes y la Avenida Urdaneta...

Buen punto, porque generalmente cuando hay un enfrentamiento entre dos grupos, por ambos lados se dicen, por lo menos, cosas, cuando no ambos grupos se caen a piñas, cosa que en este caso la prensa parece cargar sólo a los chavistas, como si los agredidos fueran mochos o, por lo menos, habrían tenido la inteligencia política de aguantar estoicamente, para ser, a la hora del recuento, las víctimas.

Aún siendo al parecer innegable que los nuestros tuvieron la desinteligencia de zumbar algunos palos, es bueno señalar que la violencia no sólo es física, también es verbal, y en este tipo de casos, muchos chavistas hemos tenido que soportar que un energúmeno, porque está en su tienda, por ejemplo, le mente la madre al presidente, diga que es un maldito, un ladrón y luego declare que si alguien no lo mata el mismo va a matar a ese desgraciado...

Entendiendo que uno no debe tomarse la justicia en su mano, bueno sería que ese tipo de violencia tan usada por los distinguidos señores escuálidos, también tuviera un castigo, o por lo menos entender tal acción como un atenuante de quien, por cariño al presidente, actúa por la vía física y cae en la provocación.

También sería bueno, en ese caso,  enseñarle a ambos bandos a conducirse por la vida como cuando se maneja, es decir, a la defensiva, porque, como no somos suizos, no es raro que la gente en este país se enfrente por algo, como ser, por ejemplo, el Magallanes y el Caracas. Yo por ejemplo no le hubiera recomendado a un hijo mío ir a repartir volantes a la Plaza Altamira cuando ellos tenían allí su tarantín y su escándalo, por mucho que hubiera sido legal y cívico, manifestarse en contra. Porque, salvo que tuvieras ganas de buscarte problemas, lo lógico era mantenerse lejos de allí, a riesgo de que nos pase lo que le sucedió a un señor que sacó la cabeza por la ventanilla de un autobusete y les gritó escuálidos tales por cuales, con tal mala suerte que en la esquina el semáforo en rojo paró al vehículo y entonces un grupo de manifestantes de la Altamira lo alcanzaron, lo bajaron a golpes del autobusete, y le dieron criminal paliza ya en la calle. Sería bueno que en esta investigación aprovecháramos de meter presos también a esos escuálidos desquiciados y agresores de ese chavista que no tuvo el "criterio" de manejar a la defensiva frente a  una zona ocupada por la oposición...

Me pasó a mi mismo un día en que por Copa Libertadores el Caracas Fútbol Club enfrentó a un equipo visitante. Por comodidad, para ver mejor el partido, me quedé en el centro de las gradas, entre la gente de la furibunda y grosera barra del Caracas, al fin y al cabo, ninguno de los dos equipos son de mi preferencia, yo fui por ver buen fútbol y ya (yo soy del Zamora Fútbol Club…).  El equipo visitante, no hizo ningún gol, pero si lo hubiera hecho, algún partidario de ese equipo allí en esa parte del Universitario tendría que celebrarlo en silencio, buscando no provocar, no enardecer a sus vecinos, aún cuando la ley estuviera de su lado, y ya que se quedó entre los caraquistas y no se fue para allá lejos, detrás del arco norte.

No hay ninguna ley que prohíba a una bella joven ir de visita a una cárcel con una cortita minifalda y una blusa de amplio escote. Pero la mamá de la muchacha y el sentido común le aconsejarían ser un poco más criteriosa y hacer la visita eligiendo su ropa de manera más consciente, manejando a la defensiva... Cuestión de criterio, de saber vivir, salvo, claro,  que tengamos ganas de crear problemas, de provocar situaciones complicadas.

Tampoco manejaron a la defensiva los amigos chavistas, alguno de ellos integrante del colectivo de Avila-TV, un canal que ha dado sobradas muestras de ser capaz de intercambiar ideas y verdades, por muy duras que estas sean. Lo más triste al respecto es verificar que el exabrupto de la camarada Lina Ron, unos días antes en Globovisión,  no nos sirvió de experiencia alguna. No hubo el cuidado de manejar a la defensiva en la esquina de Veroes y el enemigo salió ganando políticamente, aún cuando haya perdido la pelea de los golpes...
Políticamente imperdonable, ni más ni menos, si vemos el escándalo que nos han armado y el día en que la noticia debió ser la aprobación de la nueva Ley Orgánica de Educación, unas patadas y unos batazos nuestros, sirvieron para opacar la situación, dejándonos una vez más a la defensiva, detrás de los acontecimientos, mientras ellos ponen la agenda.

Sin embargo, el balance político entre nos, la autocrítica, pues, no exime al enemigo de responder por sus propias culpas, y de reconocer los  beneficios que tuvieron al enfrentarse a un grupo de chavistas, porque si no se han dado cuenta, salieron ganando en comparación de otros grupos de oposición...

Porque hay antichavistas que han tenido diferencias de opiniones con otro grupo de la misma oposición, y por ello hoy cuando menos la familia de una muchacha universitaria de LUZ está llevando el luto de haberla perdido, asesinada por balazos en un enfrentamiento entre gente de Un Nuevo Tiempo y otros de Primero Justicia, allá en El Zulia. No es primera vez que eso pasa, desde los cabilleros de los adecos para acá.  La familia de esa muchacha, por supuesto que deseará que su niña se hubiera enfrentado a chavistas, porque los chavistas no asesinan a sus adversarios políticos.

O, el caso más sonado, cuando la marcha del 11 de Abril hacia Miraflores. Algunos iban, cual estos empleados de la Cadena Carriles, repartiendo volantes, cuando sus propios dirigentes los emboscaron con sus francotiradores (“Y no hay unidad de acción posible... con quienes no tienen miramientos a la hora de sembrar la duda sobre la Coordinadora, mintiendo descaradamente, con los que puedan tomar cualquier decisión (como por ejemplo, también disparar sobre la marcha del 11 de Abril) con tal de llevar adelante sus planes…” Elías Santana, en el N° 327 del Semanario “Quinto Día”, pág. 42). Es decir, por donde lo vean, los escuálidos están más seguros en un enfrentamiento con los chavistas, que “compartiendo” con sus colegas opositores…

 

Distinta es la cosa cuando hay roces con los chavistas, y los nuestros son minoría. Un joven padre de familia que construía su petrocasa dejó a mujer viuda e hija huérfana cuando una turba opositora le cayó a tiros a un grupo de bolivarianos. Eso pasó aquí mismo, en Valencia, para una de las últimas elecciones.... Hace sólo semanas por la misma zona enterramos a un dirigente estudiantil bolivariano y a otro joven por allá por Bolívar... y la lista, que suma y sigue, es larguísima..

Los ejemplos sobran y en el balance  es espantoso comprobar cómo ha corrido la sangre de los nuestros, de los revolucionarios. Ojalá Últimas Noticias le hubiera dado esas columnotas y esos titulares a cada uno de los más de doscientos líderes campesinos asesinados, camaradas que no cayeron por alguien  a quien se le pasó la mano en un batazo, sino por balas, por financiado y preciso sicariato.

Es más: hace algunos meses el Cicpc logró esclarecer los primeros dos casos de dirigentes campesinos asesinados, con sólo unas semanas de separación. Cuando un país ha vivido la escandalosa tragedia de la impunidad en más de doscientos asesinatos, la solución de dos casos, deteniendo a los ejecutores e identificando a los autores intelectuales, bien merecía un buen titular, una secuencia de fotografías, ¡por lo menos una monografía!, compañeros de Ultimas Noticias...

Pero no. El énfasis, el goce casi morboso de gráficas sobre un hecho donde, si vamos a ver, nadie fue atacado por ser periodista, sino porque se armó una trifulca entre unos chavistas que andaban en plan de marcha permisada y otros que con arrestos de contramanifestantes promovían a punta de volantes el continuar con la violencia reaccionaria de un sistema educacional que promovió, facilitó y estimuló la violencia de la exclusión hacia las niñas y niños pobres y hacia las muchachas y los muchachos pobres de este país.

Este proceso revolucionario se ufana de ser pacífico, pero en realidad de pacífico sólo tiene la forma en que el pueblo ha estado sacando a sus enemigos del poder, a lo más dándole un batazo aquí y un coñazo allá, mientras la sangre la ha seguido poniendo el pueblo, la han seguido vertiendo los pobres, regando con ella  tan generosa como injustamente la tierra patria.

En este caso de los empleados de la Cadena Capriles, no sabemos si la oportunidad se la encontraron a la vuelta de la esquina, por casualidad, y aprovecharon bien la ocasión... O es que todo lo premeditaron y les salió de pinga. Porque lo cierto es que agarrados de la imprudencia de unos y la tontería de otros, ahora quieren comer cochino en grande, apuntando al corazón de Avila-TV y, de paso, provocando una situación interna en Ultimas Noticias como para deshacerse del demasiado objetivo y demasiado periodista digno y honesto, el incómodo Eleazar Díaz Rangel, director de ese periódico, si éste no entra en el juego de tratar un enfrentamiento de calle con más énfasis que el que se le daría a la Declaración de Guerra a Muerte contra españoles y canarios.

 

Felizmente en AVILA-TV hay claridad de proyecto, un equipo con capacidad y guáramo y una teleaudiencia que no permitirá le vengan a fregar a su canal caraqueño y contestatario.

Felizmente Eleazar Díaz ha dedicado su página de este domingo, como de costumbre, a los grandes problemas que atañen a este país, como las bases gringas en Colombia, con su arsenal de violencia contra los pueblos de América, y sólo en un tips ha dejado la cuestión en manos de las autoridades, a la espera de castigo.

Con lo cual estamos de acuerdo, si las investigaciones así lo determinan. Aunque bien malo sería, que estos contramanifestantes, por haber sido agredidos, ahora  sobreexaltados en su condición de periodistas, merezcan la atención de las autoridades a todo nivel, por sobre otros casos pendientes.

No. Sólo será justo que estos chavistas paguen su culpa si a su vez van a la cárcel todos los agresores anteriores, por ejemplo, el Cabeza de Motor cuando golpeó al Carlos Pollo de Avila-TV; por ejemplo, el que le dió un puñetazo a mansalva a Cabeza de Mango mientras éste ocupaba sus manos sosteniendo una cámara... por ejemplo, la larga lista de agresiones impunes donde los nuestros han sido mancillados sin merecer ni los titulares de primera ni las páginas centrales de un suplemento estrella  de Ultimas Noticias.

¿Que hay que terminar con la violencia? ¡De acuerdo! Pero que la ley sea pareja, para que no sea dura para nosotros y blandita para ellos. Cuando las pérdidas del paro petrolero, cuantiosa para todo el pueblo, ninguno de los que generaron esa violencia fue despojado de su patrimonio personal para suavizar las pérdidas de la nación... Ni cárcel ni embargo, nada. Más bien fueron premiados de impunidad. Ya basta de la Ley del Embudo... 

Exijámosle a los nuestros, a esos pequeños grupos de chavistas que parecen gozar de los enfrentamientos, que no sigan siendo los tontos útiles al servicio de los intereses de los enemigos del pueblo venezolano, que entiendan que, en política, muchas veces hay que actuar como en el chiste del masoquista y el sádico: el masoquista: pégame, pégame... el sádico: no te pego, no te pego...

 

El gobierno, puesto en situación incómoda por algunos de sus propios partidarios, no puede sino apoyar la investigación y el castigo a los culpables, como siempre lo ha hecho, por lo demás.  Pero nosotros, como pueblo manifestante que patea las marchas y se expone a los enfrentamientos, podríamos aspirar a un acuerdo "de caballeros" con la contraparte escuálida; si quieren ellos también que de verdad cese la violencia.

 

Así que, en cuanto a los hoy agraviados de la Cadena Capriles, ya que tienen tantas ganas de investigar, que nos ayuden para que los agresores de hechos anteriores, sus compinches escuálidos,  se entreguen a la policía, que si es así nosotros llevaremos con gusto a los nuestros al tribunal que corresponda.

Porque lo que es bueno para la pava es bueno también para el pavo.
Sobre todo si la pava es escuálida y el pavo rojo rojito.


El Tano / Abrebrecha-UCV
abrebrechaucv@yahoo.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3460 veces.



El Tano

Poeta inurbano, diseñador gráfico. Integró el equipo de comunicaciones de La Moneda cuando el presidente Allende en Chile. En Venezuela, diseñador de los empaques de los productos Casa, que se venden en Mercal. Coordinador de Abrebrecha-UCV. Del Colo-Colo en Chile y del Zamora en Venezuela.

 abrebrechaucv@yahoo.com      @eltanoyea

Visite el perfil de El Tano Yea para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a84751.htmlCd0NV CAC = Y co = US