Julio César Colmenares

Somos nosotros los culpables de que gente así tenga pantalla e imagen

Julio César Colmenares con respecto a tu articulo sobre Orlando Urdaneta, hermano la culpa es nuestra, solo nuestra.

Apreciado camarada Julio Cesar Colmenares, he leído tu articulo ESA COSA LLAMADA ORLANDO URDANETA, el cual comparto hasta la ultima coma y en el que se reflejan puras y simples verdades.

Pero, con tu permiso y al respecto de la gente como Orlando Urdaneta, quisiera ampliar que somos nosotros los culpables de que gente así tenga pantalla e imagen. Y digo esto pues permitimos día a día una constante y seguida agresión contra el estado y el pueblo de nuestro país. Son los micrófonos de la radio, las imágenes de TV y los artículos de prensa, las trincheras desde donde estos cobardes títeres del imperio atacan, lamentablemente bajo la mirada ciega y los oídos sordos de las autoridades y si de nosotros que estamos y creemos en el proceso, en la revolución en marcha.

Y no es cosa que tengamos que salir a agredir y dañar las instalaciones de las trincheras mediáticas de oposición o a estos títeres del imperio. Pues no debe ser nuestra bandera el odio y nuestro objetivo la venganza. Pero si debemos de alzar nuestra voz y manifestar nuestro rechazo por todas las acciones de los títeres contra el proceso y contra el pueblo, hacerle saber de una buena vez que no somos pendejos y que a este pueblo y a este gobierno se respeta.

Lamentablemente nosotros el pueblo, hemos delegado esta defensa mediática en nuestros medios, como la hojilla, la replica, dando y dando, etc. o como aporrea este medio de expresión de aquellos que queremos dejar nuestras opiniones. Pero no hemos tenido la acción de llevar una gran (Grandísima) marcha hasta las puertas de Globovisión y entregarle al gran títere Ravell una carta de protesta y decirles a sus titeres que nosotros el pueblo sabemos que son asalariados del imperio, que son unos traidores a la patria y que sobre todo estamos cansados y hastiados de ellos y sus dueño el impero norte americano. Que sus periodistas sus camarógrafos sientan nuestro malestar y desprecio por ellos, traidores de un pueblo, que sepan que sabemos quienes son y lo que hacen. Repito sin agresión sin amenaza pero si con la contundencia de aquellos que sabemos que estamos en la verdad y pedimos justicia y respeto para nuestro pueblo e instituciones. Ir también a los circuitos Unión radio, la Mega, Éxito (hasta cuando este monopolio radioeléctrico) y en sus puertas decir que la mayoría de este pueblo repudia lo que hace.

Y si, cada uno de nosotros cuando vea a uno de estos señores, decirles con educación que no estamos de acuerdo con su conducta, con sus comentarios. Como me paso a mi con Kiko, que en aeropuerto le reclame amablemente su forma de ofender al pueblo y a quienes estamos en el proceso y el solo me contesto, que a el le pagan por hacer programas y salio rapidito y me dejo sin palabras y fue como con mi presencia y mi opinión que el miedo le calo los hueso y la humillación cubrió su cara, sin tocarlo, así es el miedo que le tienen al pueblo. Delante de un micrófono grandes, amenazantes y valientes, cara a cara cobardes.

Y tendríamos que hacer una movilización a CONATEL, a la sorda y muda Fiscalia y al TSJ, para que tome acciones legales en contra de aquellos que día a día agraden a nuestro presidente, a nuestro proceso y a nuestro pueblo. Que para algo hay leyes las cuales deben cumplirse.

Y un manifiesto nacional de repudio a gente como Orlando Urdaneta, Martha Colomina, Cesar Miguel Rondon, Luis Chataing, Pedro Penziny, Leopoldo Castillo, Nelson Bocaranda, y todos estos que desde la cobardía de una imagen de TV o un micrófono de radio día a día nos insultan nos agraden. Decirles en su cara la verdad de ser ellos unos asalariados sin escrúpulos, gente sin patria, sin amor propio y sobre todo unos marginados voluntarios de un país en revolución. Ya es hora que esta gente sepa que millones y millones de Venezolanos estamos en contra de sus opiniones y sus actos de agresión contra Venezuela.

Y es que nosotros el pueblo no podemos seguir siendo pasivos en la defensa del proceso, tenemos que desde nuestro derecho, desde el marco legal hacer valar nuestros derechos y nuestro respeto el cual nos merecemos.

Por ultimo, no podemos dejar que esta gente siga jugando con agua sin mojarse y que sepan que para meterse con este pueblo deben saber nadar pues la vaina es honda.

No podemos seguir pasivos y pendejos con esta chusma de cobardes.

robertoperez57@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2450 veces.



Roberto Pérez


Visite el perfil de Roberto Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Pérez

Roberto Pérez

Más artículos de este autor