RCTV Internacional... cierren esa vaina!

Primero sale el polichinela matutino de la maldad, Miguelito Sietecueros, y nos anuncia un video con la noticia de un joven trastornado que escaló desnudo la fachada de una iglesia en La Paz, Bolivia. Y antes de rodarlo, comenta el Sietecueros algo como:

--Pero bueno, ¿no había por ahí un helicóptero prestado por algún país extranjero cuyo presidente es amigo del Presidente Evo…?

A continuación el video nos muestra al desesperado subiendo por la fachada y cómo, a pesar de (o debido a) la intervención de los bomberos, cae unos quince metros hasta el empedrado, y muere (que suerte tienen los niños cuyos padres pueden pagar Direct TV porque temprano en la mañana aprenden a lidiar con las dificultades de la vida). Miguelito Sietecueros, que sabe que a esa hora no se deben pasar imágenes de ese tipo, reprende a sus productores: “No me vuelvan a hacer eso…” Es decir, habló bolserías sin siquiera haber visto el video…

Después del Sietecueros aparece en la pantalla una vulgaridad con vaga forma humana que mueve un abanico porque no soporta el olor de lo que su boca dice. Odio, odio, mentira y odio. La “Tía Cosa” entrevista a Manuel Felipe Sierra, el mismo que dijo en un programa de radio (el 2 de Enero 2003) que una dama había sido violada por “14 agentes cubanos“ en la Cota Mil, según informó El Mundo de ese día.

Que los dioses y diosas del periodismo y muchos compatriotas me perdonen, pero no se trata de un llamado a CONATEL sino a la Sanidad, para que termine de cerrar esa cloaca de Bárcenas a Río. Cloaca abierta o por cable, igual de infecciosa, mentirosa, golpista, insultante, racista y, lo peor de todo, testimonio vivo y exaltación de la impunidad que puede terminar llevándonos (como en la Primera República) a la guerra civil y la matanza. ¿Cuál es el miedo? ¿Le tememos a lo que de todas maneras dicen?

RCTV es un canal político golpista reincidente, en franca provocación, que merece una medida drástica e irreversible. ¿O acaso los venezolanos no merecemos respeto? Primero se venció la concesión, ahora se venció el tiempo de hacer concesiones. ¡Cierren esa vaina!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2912 veces.



Eduardo Rothe


Visite el perfil de Eduardo Rothe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Rothe

Eduardo Rothe

Más artículos de este autor