Un Quijote en Wall Street

En un lugar que no mancha –el Teatro Teresa Carreño-, William Echeverría se metió con la alevosa intención de manchar el homenaje que se le rendiría al más ingenioso hidalgo caraqueño, el periodista e invencionero Aníbal Nazoa, hermano de ese otro genial hidalgo, Aquiles, poeta de las cosas más sencillas.

De aquel entuerto que ya no podemos desfacer, me queda el rostro de mi querida María Lucía, viuda de Aníbal, entre la indignación y la perplejidad. Y también, la mueca del engreído autor del agravio, su rictus supremacista. No estuve allí, todo lo vi por el canal para el que trabaja Echeverría y único medio que sabía -.al igual que aquel 11 de abril de 2002- todo lo que habría de ocurrir en el Teresa.

Al día siguiente, 29 de junio, la primera llamada que recibo es de William Echeverría. Me hallaba en Margarita, en cuyo Consejo Legislativo pronunciaría el discurso de orden, con motivo del Día del Periodista. Por no tener suficientes detalles de lo sucedido en el TTC, le expresé a Echeverría respetar su posición.

El hombre que acababa de despreciar el Premio Metropolitano de Periodismo “Aníbal Nazoa”, se comunicaba con personas del chavismo para explicar lo inexplicable. Esas son posiciones que se asumen y se corre con sus consecuencias. Me daba la impresión de que el autor del show mediático quería mantener una imagen de rebelde para la oposición y, fuera de pantalla, otra de incomnprendido para sus supuestos amigos del chavismo.

Habría pasado la página del bochorno, si Echeverría, en su obsesión explicativa, no le hubiera dado por precisar que “no soy un agente de la CIA; sólo soy corresponsal de la Voz de América”. Nadie le estaba preguntando lo uno ni lo otro. Lo de su relación con la Voz de América ya lo había escuchado en la televisión. Al parecer, hay diferencia entre trabajar para la CIA y hacerlo para su punta de lanza mediática, el órgano oficial del gobierno de los Estados Unidos de América.

Me asaltaron todas las paradojas. En primer lugar, la de la revolución bolivariana premiando nada menos que a la Voz de América. Segundo, la de una revolución que se la pone de bombita a un funcionario del imperio (¿o no lo es?). Este, por supuesto, no la iba a botar de jonrón en secreto, en petit comité con el miembro del jurado que lo postuló.

Echeverría se llevó su canal de TV, se puso un mono deportivo para reflejar la importancia que le daba tanto al acto solemne como al premio y pidió un derecho de palabra que, sin estar en el orden del día, la revolución bonita le concedió para que despotricara contra esa misma revolución y su líder.

A Echeverría se le puede acusar de cualquier cosa, menos de incoherente. Si además de periodista “independiente” de Globovisión, trabaja para la Voz de los Estados Unidos de América, resultaría una traición a sus principios ideológicos aceptar un galardón del gobierno bolivariano, blanco de los ataques de ambos medios. No por casualidad Bush acaba de aumentar el presupuesto de la Voz de América para arreciar su campaña contra Venezuela y el presidente Chávez. Del mismo modo, si el premio lleva el nombre de un anti imperialista de toda la vida como Aníbal Nazoa, es obvio que Echeverría detestaría llevar esa medalla.

La única incoherencia en su alta fidelidad al gobierno extranjero al cual sirve, es su machacona invocación del Quijote. Nadie más lejano del imperialismo que hoy asesina iraquíes y ayer invadió y bombardeó a países de América Latina, que el luminoso personaje de Cervantes. Ningún funcionario de la Voz de América podrá conjugar jamás el verbo quijotear en primera persona, ni en plural ni en singular.

earlejh@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2910 veces.



Earle Herrera

Profesor de Comunicación Social en la UCV y diputado a la Asamblea Nacional por el PSUV. Destacado como cuentista y poeta. Galardonado en cuatro ocasiones con el Premio Nacional de Periodismo, así como el Premio Municipal de Literatura del Distrito Federal (mención Poesía) y el Premio Conac de Narrativa. Conductor del programa de TV "El Kisoco Veráz".

 earlejh@hotmail.com

Visite el perfil de Earle Herrera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Earle Herrera

Earle Herrera

Más artículos de este autor