La percepción de la Iglesia Católica sobre los medios de comunicación y su similitud con el papel desempeñado por RCTV en los últimos 20 años

En los Documentos Conciliares publicados el 07 de Octubre del 2006, aparece la opinión de la Conferencia Episcopal sobre las contribuciones negativas de los medios de comunicaciones audiovisuales en Venezuela; muchas de ellas son un reflejo de la actuación de RCTV en los últimos 20 años. De manera que el lector se haga una idea clara y objetiva de las mismas se las mencionare a continuación:

* Circunstancias de carácter social y motivaciones comerciales (RCTV), sobre todo los beneficios económicos, hacen que los medios de comunicación social (MCS), caigan en los excesos del materialismo y contribuyan a la alineación y perversión de la persona individual y, en general, del pueblo como colectivo. En múltiples espectáculos se promueven antivalores (radio rochela y las novelas) que atentan contra la dignidad de la persona humana y su innata grandeza, propia del ser inteligente y libre, creado a imagen y semejanza de Dios. Entre otras manifestaciones se dan piezas publicitarias conocidas comúnmente como cuñas y vallas que abusan del lenguaje como de las imagines (publicidad dirigida a niños y adolescentes), no solo excesivamente sugestivas, sino provocativas y perturbadoras (se refieren al uso del sexo).

* Otro recurso frecuente y negativo en los mensajes de la comunicación (películas y novelas) es la difusión, en exceso, de la violencia, tanto en el lenguaje como en las imágenes. Su efecto, la mayoría de las veces, es funesto y demoledor, generando en el interior de las personas, en el modo de pensar y de actuar, actitudes negativas como odios, exclusiones, prejuicios, estereotipos, deseos de venganza, uso de métodos irracionales para superar las diferencias y obtener una falsa paz, o imponer una supuesta justicia, o lograr una aparente convivencia por la fuerza, el miedo y la superioridad que dan las armas (¿Quién ha sembrado el odio en Venezuela y las desigualdades sociales?)

* Hay MCS que esta al servicio de intereses y finalidades muy ajenos y contrarios a los valores del Evangelio (¿RCTV?), generando conflictos o competencias desleales (caso carterización de Venevisión y RCTV contra Televen). De hecho estamos asistiendo a la lucha encarnizada para lograr la hegemonía en este sector (monopolio). Es notorio el influjo que tienen los propietarios de MCS (Marcel Granier) en la orientación de la opinión pública, con resultados frecuentemente negativos. El interés por los beneficios económicos hace que sus programaciones y contenidos pongan en sombra las dimensión trascendente de la persona, y presente modelos reductivos de vida, al exaltar unilateralmente los valores de tener y del consumir, del poder; los antivalores del dominio sobre los otros, del placer irracional, del fácil enriquecimiento. No se duda en recurrir a la degradación de la sexualidad y a la violencia, tanto en el lenguaje como en las imágenes, generando una moral permisiva y perniciosa, al caer en la exaltación y propagación de lo irracional e inmoral (¿Guarda estas palabras similitud con la programación de RCTV?).

* En muchas oportunidades los MCS han promocionado expresiones culturales foráneas (enlatados), en detrimento de manifestaciones autóctonas del pueblo venezolano favoreciendo patrones de vida impuesto desde afuera, con perdida de identidad cultural (esto cambio con la ley de responsabilidad social de radio y televisión; la cual la jerarquía eclesiástica no apoyo; ¿razones?)

* No hay libertad cuando los medios, estén en manos privadas o en manos del gobierno, informan sólo lo que les interesa, ocultado noticias (11 y 12 de Abril), tergiversando sucesos (programa la entrevista de RCTV) y no permitiendo el acceso a la opinión pública o quienes no están alineados con ellos.



Solo lo que esta dentro de los paréntesis corresponden a este servidor; lo demás aparece escrito en los documentos conciliares, emitidos por la Conferencia Episcopal en el año 1998 y publicados en Octubre del 2006. Lo que no entiendo son las razones para después de llegar a estas conclusiones y ver el daño que han causado los MCS a los venezolanos por más de 20 años, hoy se conviertan en defensores a ultranza de ellos; será que priva más los intereses políticos que los intereses del santo evangelio, de ser así, en manos de quien esta hoy en día, nuestra querida Iglesia.

El lado oscuro al parecer ya ocupa grandes espacios en la casa del señor.

Saque usted sus propias conclusiones.

henryantonio@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4230 veces.



Henry Carrero

Asesor y docente universitario en la Universidad Nacional Experimental de Guayana - UNEG. Especialista en temas de mercadeo.

 henryantonioc@gmail.com      @HENRYACARRERO

Visite el perfil de Henry Carrero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas