Sr. Marcel, mejor pare ya de mentir y asuma su responsabilidad

Hemos oído al Sr. Marcel Granier, despotricar contra la medida anunciada por el presidente sobre la decisión soberana de no renovarle más la concesión al canal RCTV, una vez que en mayo se termine el tiempo de 20 años por el cual le fuera concedido el permiso para usufructuar el espacio radioeléctrico.

Pareciera que este Sr. o no entiende el español o se está haciendo el loco en la intención de que el presidente se arrepienta.

Déjeme recordarle Sr. Marcel que esta medida la toma el presidente porque 7 millones 300 mil venezolanos se lo hemos exigido cuando el 3D, votamos en respaldo a todas las propuestas que el candidato Chávez nos hizo durante la campaña, después de la cual en todo el país se oyeron voces pidiendo implementar la medida que más bien estaba retardada, pues con lo que Uds., hicieron los días previos al golpe, durante él, los días previos al paro petrolero y durante él era para que al día siguiente de la retoma del poder su canal fuera sacado del espacio radioeléctrico para siempre sin ni siquiera darle una explicación, así como uds., hicieron con VTV el día 12 de abril por decisión encomendada a uno de sus más conspicuos voceros, el tristemente célebre hombre de la “gorrita pa’tras” y la curita en el cachete.-

No crea señor, que el pueblo va a permitir reconsideración de la medida, o ¿Es que se le olvida que apenas dos domingos atrás en todas las plazas Bolívar del país se inició la recolección de firmas, no para exigir una pronta decisión sino para respaldar la no renovación de una concesión de la que Uds. han abusado hasta el cansancio?. ¿Es que no vio las colas de la gente firmando de la manera más espontánea?, ¿Porqué no lo reseñó si allí se estaba rubricando la firma de una sentencia popular por sus abusos y desmanes?.

El presidente no hace otra cosa que oír el clamor de un pueblo asqueado por tanta podredumbre que ustedes diariamente lanzan contra la sociedad venezolana pretendiendo mantener al pueblo como se le mantuvo durante los 40 años de la mal llamada democracia: obnubilado, dócil, esclavizado y explotado hasta más no poder.-

Si no se ha dado cuenta le recordamos que el pueblo ya abrió los ojos, desde aquel significativo “por ahora”, este pueblo es otro y ya no se le puede engañar tan fácilmente, se le olvidó acaso que aquel pueblo de la IV república era en alto grado analfabeto y que no estaba en capacidad de discernir pues eso era lo que a Uds. les convenía, para mantenernos pisoteados, recuerde señor que 1 millón quinientos mil ciudadanos ahora, con la revolución, saben leer y escribir y muchos ya están en la primaria o la han terminado para avanzar en la búsqueda del conocimiento que ustedes les negaron durante tanto tiempo y que dentro de ese conocimiento está el de darse cuenta de cuándo alguien miente de la manera más descarada como ustedes lo hacen día a día sin el menor escrúpulo.-

Así pues, señor busque otra cosa qué hacer ya no mortifique más la paciencia de un pueblo que de todas maneras iba a hacerse justicia si el gobierno no hubiese tomado la medida. No se nos olvida que el 13 de abril cuando ustedes callaban la verdad y algunas personas entre ellas unos motorizados se apostaron frente a su canal para exigir dijeran y mostraran lo que estaba pasando, ustedes se chorreaban y y se veía como les temblaba hasta el alma por el pavor que sentían de ver a un pueblo pidiendo justicia. ¿Es eso lo que quieren se repita pero esta vez en masa, una masa como la que ustedes lanzaron contra Miraflores aquel aciago 11 de abril?. Mejor recoja sus macundales como se lo pidió el Presidente y mire a ver qué hace y no vaya a poner como mampara a los trabajadores que si alguna culpa tienen es la de no haberse rebelado contra sus pretensiones de tumbar un gobierno legítimo como el nuestro, pero que tienen garantizado su sustento como lo ha prometido el presidente a través de su Ministro de Comunicaciones.

Tuvo usted la oportunidad de rectificar, simplemente interpretando al pueblo, y no lo hizo como sí otros lo hicieron sin dejar de ser críticos, pero siempre con la verdad por delante y ahí están actuando libremente en una democracia como ninguna otra en la historia de este país.

Ya es tarde para arrepentirse, aunque sabemos que su arrogancia y prepotencia no dan para eso, así que no le busque más males al cuerpo ni las cinco patas al gato y váyase tranquilo donde seguramente le están esperando sus pares golpistas: la gusanera de Miami, y desde allá, si puede, súmese a las voces de frustración de quienes por perder sus privilegios mal habidos lanzan a cada rato alaridos destemplados que cada día los hunde más y más en el ostracismo y en su propio estercolero. Nuevamente: ¡Adiós RCTV y que te vaya bien a pesar del mal que nos has hecho!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2377 veces.



Saul Molina Z.


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: