Desinformación, malformación deliberada

MEXICO, nación que en el mundo entero está en la cresta de la ola por la violencia política de su democracia “representativa”, ante la desaparición de 43 estudiantes de una escuela para formación de maestros, país donde más que el gobierno mandan carteles de la droga y coyotes del tráfico de personas hacia EE UU, inicia el 2015 con un hoyo fiscal de casi 200 mil millones de dólares debido a la crisis en los precios del petróleo. No ocurre en Venezuela gracias al Fondo de Reservas ideado por Hugo Chávez, pero ello se oculta de las noticias internacionales. Por el contrario la prensa mundial y la azteca pitiyanqui, vendidos al capitalismo salvaje y al mercantilismo bajo la ideología del billete y la explotación obrera, no cataloga de presunta bancarrota el caso mexicano, ni lo tildan de violador de derechos humanos o conciliador con el narcotráfico, no se critican administraciones mexicanas donde sucede una bárbara cifra de asesinatos a mujeres, prefieren desaparecer de las noticias tal desastre político, porque el México de la democracia representativa, vive parecido a la Venezuela antes de 1999, aquella adecopeyanquicracia o copeyadecracia desgracia, a la cual elogiaban llamándola “vitrina de la democracia en América” pese a la desaparición de opositores y masacres de presuntos “comunistas guerrilleros”, censura disimulócrata a medios de información, compra de conciencias o el descarado celestinaje de los poderes públicos, en gobiernos presididos por esclavos de la tiranía comunicacional del mercado, dictadura impuesta por la Casa Blanca desde Washington.

A raíz de la llegada de Hugo Chávez todo cambió para nuestra patria y me atrevo a decir que para una parte del mundo, al proponer y lograr una OPEP distinta, un socialismo siglo XXI, PETROCARIBE, MERCOSUR LIBERADO, la CELAC y pare usted de contar. Sin embargo se miente sobre Venezuela, presentándonos noticiosamente cual “mal ejemplo”, “la antidemocracia” y se sataniza la revolución bolivariana, no ocultan satisfacción inhumana por la muerte del eterno líder Hugo Chávez y como nunca antes atacan sin piedad ni prórroga, hora tras hora y minutos y segundos, al Presidente constitucional Nicolás Maduro Moros. Pese a esto, el pueblo soberano, bolivariano, sigue en pie y enfrenta este 2015 de victoria socialista, seguro que saldremos adelante para no regresar a la injusticia de tener poderes sumisos a los intereses de Fedecámaras, Consecomercio e industriales basura, raspa dólares preferenciales, usureros sin vergüenza alguna que dilapidaban recursos del petróleo en sus negocios y hasta en francachelas de dudosa celebración sexual… No volverán porque 16 años de revolución bolivariana del siglo XXI, ejemplo mundial popular, no se perderán en mentes malacostumbradas y traicioneras de una inútil democracia representativa falaz.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1045 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Sánchez Ibarra

Luis Sánchez Ibarra

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a200470.htmlCd0NV CAC = Y co = US