Así son las dos Venezuelas

Es la primera vez en mi vida que paso tanto tiempo viendo la televisión por cable. Nunca tuve algún servicio de cable o satélite, y casi nunca tuve televisor.  
 
La razón que veo tanta televisión ahora (por cable) es que hace alrededor de seis semanas que ando viajando por nuestro fabuloso país, quedándome en hoteles o residencias “full equipadas.” Hasta ahora he viajado desde el sector Ureña en Táchira, en la frontera con Colombia, hasta la península de Paria, en la frontera marítima con Trinidad.  
 
LO IRONICO 
 
He estado estudiando casi cada programa y canal por cable (alrededor de 50), absorbiendo los más posible de esa “cultura” televisiva que no conozco muy bien, desde los programas de crimen, historia, extraterrestres, aventuras, viejas películas, canales religiosos, el canal árabe, el portugués, el español, Globovision, VTV, Venevision, Televen, Vive, TVES, y Telesur, etc.- todo, o casi.  
 
Este ejercicio me ha dejado parcialmente traumatizado por el muy alto contenido de sexo, violencia masiva y gratuita, la superficialidad, y la glorificación de las drogas, los cigarrillos, y  el alcohol, y la glorificación de la podrida y prepotente “cultura” estadounidense. Estimo que por lo menos el 80% de la programación – incluso las comiquitas – rinde homenaje a la peor podredumbre de la condición humana. Rinde homenaje a la psicopatía, a la guerra, a la tortura, a los disociados, a todo lo que sea malvado y malsano para cualquier mente y alma humana, y absolutamente dañino para la sociedad en general.  
 
No puedo entender como a la gente le puede interesar ver documentales de Discovery, History, History 2, etc., que sean dedicados exclusivamente a la tortura, a las maquinas de tortura, y a la fabricación de armas y escuadrones de guerra.  No puedo entender como la gente puede gozar viendo esos programas como CSI, donde se glorifica a psicópatas y desalmados de la “cultura” de violencia gringa de mierda.  
 
Esta programación contribuye de manera muy importante al incremento de la violencia social en todos sus aspectos, y en todos los países donde se permite que este tipo de programación enfermiza exista. Hay mucha gente que justifica que se permita esta programación basándose en el concepto gringo de “la libertad,” pero ese argumento es falso --- creo que es evidente para cualquier ser humano con medio cerebro que si se le repite a su hijo todos los días, “Tu eres un criminal,” al final del día se convertirá en un criminal. Si le dices que no sirve para nada, y lo repites todos los días, al final tu hijo no servirá para nada. Esa basura de programación hace ese mismo trabajo.  
 
Lo irónico es que lo permitimos.  
 
LAS DOS VENEZUELAS 
 
Siendo una persona que no tiene la costumbre de ver televisión, o de dejarse moldear o manipular por ese basural en los medios de “comunicación,” la otra observación que hice es que existen dos Venezuelas.  
 
Una Venezuela es la Venezuela de Venevision, Globovision y Televen, donde la mayoría de los protagonistas (incluso en las propagandas) son sifrinos de la clase media, de color de piel blanca, y de catires con ojos azules jugando sus papeles en localidades y ambientes de sifrinos y ricachones. También son evidentemente pro gringo y pro colonialista. Si un extranjero viera solamente estos canales de televisión, es seguro que concluiría que en Venezuela la mayoría de la gente es de piel blanca, catira, de la clase media, y pro gringa, que vive en urbanizaciones como en el este de Caracas. 
 
Hummm … 
 
La otra Venezuela es la Venezuela de VTV, TVES, y VIVE, donde la gran mayoría de los protagonistas son de piel oscura, interpretando sus reales papeles en la vida dentro de los barrios y en los campos del país. También son evidentemente anti colonialistas, independistas, y no subyugados a los gringos. Si un extranjero viera solamente esos canales concluiría que Venezuela es un país caribeño o africano, anti gringo y rebelde, donde la mayoría de la población es negra, indígena, y mulata, y que vive de manera sencilla e humilde sin grandes lujos en los grandes barrios de las ciudades y en las grandes fincas del campo.  
 
Interesante, ¿verdad? ¿Cuál es la realidad? ¿Qué es la verdad? 
 
Pero lo más interesante, creo yo, es que estas dos Venezuelas televisivas se reflejan de manera particularmente contundente en sus respectivos programas de opinión y análisis.  
 
Por ejemplo, gran parte de los “expertos” y “analistas,” etc. que son invitados a Globovision, Televen y Venevision, apoyan contundentemente y abiertamente al gobierno de EEUU y a su política exterior prepotente y racista, y perpetuán la mentalidad colonialista, subyugándose abiertamente a los poderes imperiales. También apoyan claramente al sistema político pro gringo venezolano, es decir, a la violenta oposición venezolana. 
 
Para estos canales, Venezuela es, y sigue siendo un país que debe ser direccionado por EEUU y por los poderes colonialistas europeos porque Venezuela sigue siendo (¿y siempre será?) una república bananera de imbéciles, ignorantes, indios y esclavos. Me quedé con la boca abierta varias veces porque estos invitados de verdad creen la basura que sale de sus mentes colonizadas.  
 
Pero, peor todavía es el hecho de que estos canales colonialistas promueven constantemente (sin cesar) la violencia, y la paranoia social, en particular con respecto a la delincuencia.  
 
Repiten, y repiten, y repiten sin cesar todo lo que puedan, a toda hora, sobre atracos, asesinatos, secuestros, etc., como si quisieran dar la impresión de que nuestra Venezuela fuera compuesta solo de estos elementos de violencia y delincuencia.  
 
Finalmente entiendo por qué la gran mayoría de los opositores --- quienes son los que normalmente ven estos canales --- son tan irracionales y paranoicos con respecto a la delincuencia en Venezuela. 
 
De creerles, uno nunca saldría de su casa!!!  
 
VIAJAR POR LAS DOS VENEZUELAS 
 
Es muy interesante el hecho de que durante este largo y magnifico viaje de más de seis semanas atravesando casi toda Venezuela, absolutamente todos los opositores que he conocido andan amargos, de mal humor, quejándose de todo, hablando contra el gobierno, y andan verdaderamente paranoicos e irracionales con respecto a la supuesta masiva delincuencia en este país --- están de verdad muy enfermos y descombobulados mentalmente y emocionalmente, digo yo. 
 
Mientras tanto, y contrariamente, ningún chavista ha mencionado la supuesta masiva delincuencia en el país, excepto por supuesto con relación a no andar por las calles de noche en lugares no muy concurridos --- pero eso es normal, es una regla que se aplica a nivel mundial, y es algo totalmente lógico.  
 
CONCLUSION 
 
He estado viajando durante alrededor de seis semanas por territorios desconocidos, y nadie me ha atracado, nadie me ha robado, nadie me ha golpeado, nadie me ha sacado una pistola, y nadie me ha matado, pero tampoco ando como así como la oposición venezolana, paranoica.  
 
Así son las dos Venezuelas. 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2320 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /medios/a192869.htmlCd0NV CAC = Y co = US