Aporrea y el principio de la realidad

Todo parece estar cocinado. No cesa la presión, el sabotaje y el asedio al Estado y la democracia popular bolivariana. Esta etapa viene desde el 12 de Febrero del año en curso. Es algo más elaborado, más sistemático, más ordenado en sus tácticas y estrategias.

Las decisiones en las Cámaras legislativas del imperio asombran por su crudeza y desenfado. Obama, con su simulada cordialidad no es menos contundente en su agresión e injerencia en la vida interna de la nación venezolana. Venezuela siente y sentirá toda la potente presión del Estado imperialista orientada a destruir la soberanía y la democracia construida en los años recientes por el pueblo de la Patria de Bolívar. Las noticias de magnicidios y golpes contra el Presidente Maduro, hacen parte de todo el arsenal destructor de la revolución bolivariana.

Algunos, dueños de una abstracta discursividad de Izquierda, ayudan a la contraparte reaccionaria con su análisis unilateral, sesgado y arbitrario del proceso sociopolítico en curso, desde 1999. Están desconectados de la realidad. Perdieron el principio de la realidad. Aquel que rige el funcionamiento mental, que forma una dupla con el principio del placer, al cual modifica, en la medida en que logra imponerse como principio regulador, pues la búsqueda de la satisfacción ya no se efectúa por los caminos mas cortos del capricho, sino mediante rodeos y aplaza sus resultados en función de las condiciones impuestas por el mundo exterior.

Ignoran que en Venezuela el capitalismo es el que impera en la estructura económica y que los revolucionarios más comprometidos accedieron al Estado, el que tampoco ha cambiado su naturaleza rentista y expoliadora, para convertirlo en un campo de lucha por los derechos populares y la posibilidad del socialismo como una forma cualitativa diferente de organización social y política.

No estoy sugiriendo que se callen las criticas, las denuncias contra la corrupción y la arbitrariedad de la burocracia boliburguesa. Eso debe seguir, hacerse sin rodeos. Cosa distinta es colocarse en la otra orilla. La de la contrarrevolución que viene por todo.

Aporrea es una tribuna del pensamiento popular que tiene hoy mucha vigencia y en dicho portal debe darse el debate franco que oriente la acción democrática en defensa de los derechos y garantías conquistadas.

Aporrea es la expresión de un derecho político conquistado al que no debemos renunciar.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1051 veces.



Horacio Duque

Politólogo e historiador.

 horacioduquegiraldo@gmail.com      @horacio_DG

Visite el perfil de Horacio Duque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Horacio Duque

Horacio Duque

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a189272.htmlCd0NV CAC = Y co = US