Rafael Correa cuestiona a la canciller de Ecuador por el argumento de riesgo de fuga de Glas

El expresidente ecuatoriano Rafael Correa (2007-2017) cuestionó el argumento de la existencia de riesgo de fuga del exvicepresidente Jorge Glas de la Embajada mexicana, que esgrimió la canciller Gabriela Sommerfeld para justificar el allanamiento de la legación diplomática para detenerlo.

"Canciller: ¿no le da vergüenza? ¿Se da cuenta de lo absurdo de su mentira? Inmediatamente después de recibir el asilo, ¿por qué Glas querría entonces 'fugar'", escribió Correa en su cuenta de la red social X.

"Por si acaso, para que se ilustre un poquito: ni el supuesto 'riesgo de fuga' es argumento para la salvajada que han hecho, y que ha puesto al Ecuador como el país de la barbarie", añadió el exmandatario.

Correa, quien lidera el movimiento de la Revolución Ciudadana (RC, izquierda), al cual pertenece Glas, dijo a Sommerfeld que "más temprano que tarde tendrá que responder por tanta infamia y deshonra nacional".

En rueda de prensa el 6 de abril, donde no se admitieron preguntas de los periodistas, la jefa de la diplomacia ecuatoriana alegó que la decisión del presidente de la república fue tomada, además, ante "un riesgo real de fuga inminente del ciudadano requerido por la justicia, en ejercicio de nuestra soberanía".

Sommerfeld reiteró los argumentos contenidos en el comunicado difundido el 5 de abril por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, donde se señala que "ningún delincuente puede ser considerado un perseguido político cuando ha sido condenado con sentencia ejecutoriada y con disposición de captura emitida por las autoridades judiciales".

Declaró, además, que el gobierno nacional ha cumplido con la orden de detención contra Glas, dispuesta por la Corte Nacional de Justicia, y puesto a las órdenes de las autoridades competentes.

La cancillería ecuatoriana, sin embargo, no respondió a las críticas a su gobierno por la agresión a la Embajada mexicana, violatoria del derecho internacional público, ni se pronunció sobre el rompimiento de relaciones por parte de México y Nicaragua.

Poco después, el secretario de Comunicación de la Presidencia, Roberto Izurieta, dio frases como "pero todo estaba armado", "le estamos esperando en México" y "estábamos por salir" habrían alertado al Gobierno de Ecuador de una eventual evasión de Glas de la Embajada mexicana.

Los acontecimientos se precipitaron luego que el 5 de abril el Gobierno de Daniel Noboa declarara "persona non grata" a la embajadora mexicana, Raquel Serur Smeke, y argumentó su decisión a causa de declaraciones "inoportunas" de López Obrador sobre el contexto electoral ecuatoriano en 2023.

Posteriormente, México anunció la aceptación del pedido de asilo presentado por Glas y luego de ello, Ecuador decidió capturar al exvicepresidente dentro de la instalación diplomática, lo cual ha recibido el rechazo en amplios sectores del Ecuador y de la comunidad internacional, incluyendo el Gobierno de EEUU, su aliado.

El movimiento RC, el de mayor representatividad en el Parlamento, anunció el 6 de abril que se declara en oposición y exigió la renuncia de Noboa, asimismo comunicó el inicio de los trámites para un juicio político contra el presidente y varios de sus ministros.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3876 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter