Triángulos de la muerte

Contra la rebeldía del pueblo haitiano por sobrevivir, podrían llegar a su territorio nuevas tropas imperiales. Irían con o sin la bendición de la ONU, porque el gobierno gansteril de Adrian Henry --continuador Martelly y Jovenel- ya no puede gobernar sin ellas.

Llegaron tanquetas de EU y Canadá, y preparan las tropas "robustas", en tanto el pueblo hambreado exige destitución del gobierno de Henry y transición soberana. Irían, además, para reforzar controles militares sobre litio y titanio, bajo el pretexto de los desafueros de las bandas apadrinadas desde Norte y manipuladas por el gobierno impugnado.

Aquí, mientras tanto, el libreto de la obra gubernamental se escribe con el "futuro brillante" de la minería del oro, plata, níquel, cobalto y titanio, que equivale a la muerte del agua. Pero lo peor es que eso se redacta con tinta racista anti-haitiana, xenofóbica, homofóbica, patriarcal-machista, fundamentalista-religiosa y servilmente pro-colonial; nutriendo una modalidad caribeña del neofascismo mundialmente en boga, en el contexto de una decadencia agresiva de la civilización capitalista occidental, aferrada al ultra-conservadurismo.

El nuevo capítulo de esa explotación minera, acompañada de nuevas presas de cola húmedas, se pretende montar sobre tres sistemas de agua vitales para esta isla; activando así el inaceptable Triángulo Minero de la Muerte en tres partes del territorio nacional:

1) UNI GOLD con el oro y la concesión de titanio en el Noroeste, dañando más el Masacre, el Artibonite y otras fuentes de agua del Nordeste.

2) GOLD QUEST en San Juan, afectando el Río San Juan, Presa de Sabaneta, Yaque del Sur y ladera Sur de la Cordillera Central, desde Azua hasta Barahona, mientras BELFOND se encarga del remate en Bahoruco.

Y 3) BARRICK GOLD y FALCONDO, en la ladera Norte de la Cordillera Central (Loma Miranda) y el centro del país; afectando el Yuna y fuentes de aguas del fértil Cibao, Nordeste y Este del país.

El capítulo político-ideológico de la entronización progresiva del neofascismo en el Estado y el sistema de partidos, recibirá más energía perniciosa del Triángulo de la Muerte electoral, representado por tres candidaturas presidenciales y tres conglomerados partidistas hegemónicos dentro del execrable poder constituido: Abinader-VIcini-PRM /Abel-PLD / Leonel-FP.

Ese otro Triángulo, con su carga de partidocracia corrupta, empresariado voraz e inescrupuloso, generalato delincuente, para-militarismo criminal, neoliberalismo recolonizador, racismo anti-haitiano… -compitiendo por el campeonato en ese lodazal- está destinado a teñir de neo-fascismo el ejercicio político dominante, gobierno y Estado. ¡Y "habrá sangre de nuevo en el país", si las calles no detienen esa avalancha macabra!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 622 veces.



Narciso Isa Conde


Visite el perfil de Narciso Isa Conde para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Narciso Isa Conde

Narciso Isa Conde

Más artículos de este autor