De regreso bajo el cielo azul de La Habana

El Presidente Vladimir Putin inició una gira de seis días por América Latina coincidiendo con la VI Cumbre del grupo BRICS en la ciudad brasileña de Fortaleza. La agenda comprendió Cuba, Nicaragua, Argentina y Brasil. Los canales occidentales de televisión emplearon la misma trillada letanía que la gira se debe al intento de Rusia de superar el aislamiento internacional.

Este tipo de charla proviene de la nostalgia del gobierno norteamericano por los tiempos en que hacía lo que quería en el Hemisferio Occidental.

Hace unos 30 o 40 años América Latina era un santuario norteamericano. Los gobiernos marionetas se comportaban obedientemente, cumpliendo con todas las instrucciones provenientes de Washington. Cuba era el único país que se oponía al imperio, rechazando todos los ataques y siguiendo su propio rumbo. Una y otra vez regímenes nacionalistas surgieron en el continente tratando de alcanzar la independencia.

Con firmeza, Washington dio cuenta de todos los intentos para establecer regímenes “pro-soviéticos” empleando métodos tales como conspiraciones, terrorismo, “quinta columnas”, sabotaje económico y eliminación física de políticos caídos en desgracia. Guatemala, Granada, Chile y Panamá –son solo unos pocos—países disidentes castigados por Estados Unidos incluso mediante acciones que ocasionaron derramamientos de sangre.

Durante la época de la Guerra Fría los políticos norteamericanos se acostumbraron a hacer que otros bailaran a su ritmo. Ellos siempre han tratado a América Latina como una colonia. Hoy en día, Venezuela, Ecuador, Cuba, Bolivia, muchas naciones isleñas del Caribe, Brasil y Argentina ponen sus intereses nacionales a la cabeza de sus prioridades, lo cual provoca gran exasperación en Washington, Estados Unidos fomentó el odio hacia aquellos que se negaban a obedecer. Los servicios especiales norteamericanos lanzan planes de desestabilización y provocan conflictos entre estados latinoamericanos, especialmente en el caso de países regidos por “líderes populistas”. La meta es extender el caos en el continente y crear nuevas zonas de conflicto para ser empleadas como pretexto para intervenciones armadas. Cuba y Venezuela son los principales enemigos. Si no fuera por la solidaridad de los demás países latinoamericanos, el avance de la integración y las políticas equilibradas de Brasil y Argentina que de plano rechazan la retórica “anti-populista” de Washington, entonces, sin duda alguna, ya se habrían realizado los “bombardeos humanitarios” contra estos países.

La irracionalidad y lo impredecible de la política exterior norteamericana despierta preocupación entre los países amigos de Estados Unidos en el continente.

Se cree ampliamente en América Latina que Washington sacrificaría a cualquier aliado y recurriría a cualquier engaño que sirva a sus intereses. Luego de los escándalos por el espionaje en Europa y las revelaciones en torno a las actividades de recolección de inteligencia de Estados Unidos en instituciones de gobierno en Alemania, esta opinión se ha fortalecido. Si los norteamericanos tratan así a sus más estrechos aliados, ¿qué harán clandestinamente en América Latina? Estados Unidos cree que puede hacer cualquier cosa, quebrantar cualquier norma, ignorar cualquier razón. Eso es lo que mis colegas latinoamericanos me han comentado privadamente.

América Latina se inclina hacia colaborar con países que respetan el derecho internacional y la Carta de Naciones Unidas. La gira del Presidente Putin es bienvenida a pesar de los efectos que causen los esfuerzos de la “propaganda negra.”

En América Latina se piensa que el Presidente Putin es el político contemporáneo más popular. Algunos medios de prensa incluso han publicado fotografías comparativas de su sonrisa amistosa y su diestra extendida para un apretón fraternal y el aspecto amenazador del Presidente Barack Obama con sus manos crispadas convulsivamente. Los aliados regionales de Estados Unidos están hartos de la dictadura norteamericana. Estos gringos norteamericanos todo el tiempo están dando órdenes e intimidando con la imposición de sanciones.

Los latinoamericanos están pasmados por las amenazas de Estados Unidos contra Rusia. Si un pequeño país como Cuba se alzó contra el bloqueo, entonces las sanciones contra Rusia no serían más que volutas de humo.

La gira del Presidente Putin se inició en el país que trata a Rusia con simpatía y amor. La gente de cierta edad recuerda la canción “La Paloma” brillantemente ejecutada por Klaudia Shulzhenko.

“Cuando al dejar tu ciudad de La Habana, navegué yo en la distancia. Y solo tú pudiste adivinar mi tristeza.”

La visita del presidente de Rusia tiene una significación simbólica. Habiendo soportado tiempos difíciles en años recientes, la alianza de Cuba y Rusia que surgió hace tantos años luego de la victoria de la revolución, ha crecido aun más fuerte adaptada a las nuevas realidades históricas. La agenda de Putin incluyó la colocación de una corona de flores ante el Monumento al Soldado Soviético Internacionalista. Raúl Castro, Presidente del Consejo de Estado de Cuba y Presidente del Consejo de Ministros de Cuba también participó en la ceremonia.

El Presidente Putin firmó 20 convenios económicos y humanitarios. El de mayor inspiración para los cubanos fue la decisión de la Duma del Estado (el Parlamento de Rusia) de cancelar la deuda de Cuba, carga acumulada desde los tiempos soviéticos. La cantidad equivalente al 90 por ciento de (30 mil millones de dólares) de la suma adeudada ha sido cancelada, mientras que el restante 3,5 mil millones de dólares será invertido en la economía cubana. La cancelación de la deuda brinda nuevas oportunidades en el campo energético, de telecomunicaciones, en la medicina y la aviación.

La empresa Zarubezhneft firmó un contrato con CubaPetróleo para la exploración y explotación del yacimiento de Boca de Jaruco. Anteriormente la empresa rusa había ejecutado un contrato con Cuba Unión CubaPetróleo para la realización de operaciones piloto de evaluación y aplicación de métodos para la recuperación secundaria de petróleo en el campo de Boca de Jaruco y se eligió al Grupo ERIELL de Rusia como su contratista para la perforación.

CubaPetróleo, Zarubezhneft y Rosneft desarrollarán el Bloque 37 en la plataforma continental. Según cálculos preliminares, las reservas en la plataforma cubana superan los 20 mil millones de barriles. En total existen 59 bloques para licenciar, existen contratos firmados con empresas de Venezuela, China, Brasil, la India y Canadá. La competencia es estrecha.

Rusia y Cuba están tratando de incrementar las empresas mixtas. Durante el año 2013 el volumen comercial fue solo de 185 millones de dólares. Este volumen ha descendido un tanto en lo que va de este año.

Los expertos creen que el crédito otorgado por Rusia el 2009 es muy limitado. Primeramente porque fue utilizado para la adquisición de equipos agrícolas y maquinaria para la construcción. Veinticinco contratos de exportación fueron ejecutados durante el período 2010-2013 con la participación de 16 exportadores rusos, cinco importadores cubanos de KAMAZ, IVEKTA, CHETRA, Maquinaria Industrial Chelyabinsk, Maquinaria para la Construcción y Construcción de Carreteras. Los cubanos cumplen cabalmente con sus obligaciones contractuales, pagan sus tasas de interés a tiempo y Rusia no tiene quejas.

Rusia tiene planes para participar en la zona de libre comercio en la ciudad portuaria de Mariel, ubicada cerca de La Habana. Están aumentando los proyectos conjuntos energéticos y en la salud. La cooperación militar también está siendo intensificada. Los cubanos saben muy bien como manejar los sistemas rusos… Algunos aspectos de este tipo de cooperación permanecen en las sombras por razones obvias.

En el mes de febrero del 2013 Rusia y Cuba firmaron un acuerdo espacial que está vigente hasta fines del 2014. Uno de los problemas del convenio es el basamento legal para la instalación de estaciones GLONASS*. Vladimir Putin dijo que Rusia está interesada en la instalación de estaciones de control GLONASS en Cuba. “Rusia está interesado en la instalación del sistema GLONASS en Cuba. En este caso, el lado cubano tendría acceso a los servicios y a la tecnología de comunicaciones satelitales en el área de la estación.” Dijo el Presidente Putin luego de conversar con el Presidente del Consejo de Estado, Raúl Castro.

Según RIA Novosti, el convenio intergubernamental ruso-cubano para la cooperación en el sector espacial, fue firmado en el mes de febrero del 2013. Se espera que en breve entre en vigencia. De este modo, habrá un basamento legal para la instalación de estaciones terrestres del sistema GLONASS en Cuba.

Rusia ha sostenido conversaciones con Estados Unidos para el despliegue de estaciones del sistema GLONASS en territorio norteamericano, esto sería sobre una base de reciprocidad ya que existen 19 estaciones norteamericanas en suelo ruso. El Pentágono y la Agencia Central de Inteligencia, CIA se oponen a estos planes. Estas agencias piensan que las estaciones GLONASS podrían emplearse para espiar y para fines militares. El congreso norteamericano suena la alarma sobre la tecnología satelital de Rusia solicitando a los altos funcionarios de la seguridad nacional a entregar información sobre la amenaza planteada por la proposición rusa de instalar estaciones de monitoreo para su sistema de navegación satelital en territorio norteamericano. Al tiempo que el Comité de las Fuerzas Armadas de la Cámara de Representantes afinaba los detalles finales del Acta de Autorización para la Defensa Nacional, 2015 el representante, Jim Bridenstine, propuso una enmienda que requeriría que el Secretario de la Defensa junto con el Secretario de Estado y el Director de Inteligencia Nacional informen al Congreso sobre la proposición rusa de instalar ocho estaciones de monitoreo en Estados Unidos. Se requeriría que funcionarios de la Seguridad Nacional indiquen donde estarían ubicadas las estaciones GLONASS, evaluaran la potencial amenaza que estas representarían para la infraestructura de seguridad nacional de Estados Unidos y presentar planes concretos para reducir estas amenazas. Estos desarrollos se están dando de tal modo que Rusia tendrá que cerrar las estaciones norteamericanas en su territorio.

El Presidente Vladimir Putin anunció que Rusia ayudará a Cuba a superar el ilegal bloqueo impuesto contra ella por Estados Unidos. Putin señaló esto luego de una reunión con el Presidente del Consejo de Estado de Cuba, Raúl Castro. El Ministro de Comercio Exterior de Cuba, Rodrigo Malmierca, señaló que el principal objetivo de la Nueva Ley de Inversiones Extranjeras en Cuba es atraer capitales a los diferentes sectores de la economía cubana.

“Nuestro proyecto de ley incluye garantías para el capital y la defensa de nuestros intereses nacionales, cautelando la soberanía de Cuba y la proyección del capital para la economía de la nación. Nosotros nunca haremos lo que se hacía en el pasado neocolonial, cuando el país estaba prácticamente vendido,” indicó el funcionario cubano durante una entrevista especial con Telesur. De visita en la capital de Venezuela, Malmierca presentó los detalles de las nuevas regulaciones a 200 compañías, comentó que luego de la inauguración en el mes de enero pasado, el Área de Desarrollo Especial o Puerto de Mariel, este figuró de nuevo en la apertura del país al capital extranjero.

“Ya está operativo. Estamos trasladando el terminal de contenedores desde La Habana al puerto de Mariel –un puerto moderno, explicó el diplomático para luego agregar “que se trata de una gran ventaja el desarrollo de esta área especial,” lo cual apunta hacia mayores incentivos para atraer capitales extranjeros, especialmente de empresas que aporten tecnología, mercadeo, agricultura, entre otras cosas. Respecto de las relaciones comerciales con los países del ALBA comentó que se trata de un enfoque integral para la economía cubana y el ALBA estará presente en este esfuerzo que Cuba está haciendo para promover la economía nacional.

Respecto del embargo comercial que ha tenido La Habana durante cincuenta años por parte de Estados Unidos, señaló que se trata del único gran obstáculo que enfrenta el país, pero que esto no afectará el rumbo fijado por el modelo económico.

Igualmente él se refirió a la unificación monetaria y de la tasa de cambio implementada por el gobierno de Cuba y agregó que el Presidente Raúl Castro había señalado recientemente que este proceso avanzaría gradualmente protegiendo el dinero del pueblo. El ministro enfatizó que el país nunca repetirá los errores del pasado dilapidando la riqueza nacional.

Según lo pautado, el Presidente Putin se reunió con Fidel Castro quien no detenta ningún cargo oficial y está principalmente dedicado a proyectos periodísticos. Castro se concentra principalmente en destacar los problemas más candentes de nuestro tiempo, produciendo punzantes y perspicaces definiciones y pronósticos. Él es un consumado analista y conoce todo sobre la política mundial. Creo que sería interesante para el Presidente Putin conocer la opinión de Fidel Castro en relación con algunos eventos y personalidades políticas (Fidel es experto haciendo comparaciones). No creo que sus opiniones difieran mucho. La experiencia es algo de enorme importancia en la política contemporánea.

*GLONASS: Sigla en ruso, Sistema Global de Navegación por Satélite

Traducción desde el inglés por Sergio R. Anacona






Esta nota ha sido leída aproximadamente 1476 veces.



Nil Nikandrov

Periodista y analista político escribiendo frecuentemente en la revista rusa internet Strategic Culture Foundation.

 editorial@strategic-culture.org

Visite el perfil de Nil Nikandrov para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: