Humala: alerta 2 al presidente electo- El IRI

En un anterior artículo me permití alertar al presidente electo Ollanta Humala, respecto del “Fondo Nacional para la Democracia” (NED, por sus siglas en inglés). Esto, debido no sólo al financiamiento de acciones llevadas a cabo durante su postulación a la presidencia sino, sobre todo, debido a la amenaza que representa el financiamiento y manejo de instituciones básicas, que esa organización identifica como garantes del “poder permanente”, frente a su reciente elección. Me estoy refiriendo a poderes del Estado, medios de información, iglesias, partidos políticos, parlamento, universidades y las Fuerzas Armadas y policiales.  

Tal como lo advertí, con ocasión de la entrevista entre el presidente del BID y el presidente Humala, las instituciones financieras de las NNNU, del Departamento de Estado y del Congreso de los EEUU, han puesto en el orden del día sus estrategias de cooptamiento de la nueva administración que se inaugurará el 28 de julio. Cuentan para esto con las necesidades de financiamiento para hacer posible los planes, programas y proyectos públicos y alcance social.  

Pero, quisiera recordar, que después de más de 60 años en que quedó establecida la institucionalidad básica del poder de los Estados Unidos, expresada en lo que es la ONU, el FMI, el BM y poco después la OEA, la OMC, la USAID, el BID, y más recientemente, las organizaciones para la democracia como el NED, el IRI, el Freedom House, el IPOA-ISOA (de los que me he comprometido dar cuenta), lo único que nuestros países pueden exhibir como resultados, es una impagable deuda externa y millones de personas postradas en la miseria, el analfabetismo, el narcotráfico y el terrorismo. El Perú, no pudo escapar a esta lógica perversa. Insistir de nuevo en ella, sería no sólo convalidarla, sino escarnecer las esperanzas por el cambio.  

El IRI

Hoy, me ocuparé del Instituto Internacional Republicano (IRI, por sus siglas en inglés) que se autodefine como “una organización no partidista, sin fines de lucro, preocupada por los avances de la libertad y la democracia a nivel mundial, mediante el desarrollo de los partidos políticos, las entidades cívicas, las elecciones abiertas, el gobierno democrático y el Estado de Derecho”. El IRI concreta con sus financiamientos el pensamiento del ala ultraconservadora del partido republicano norteamericano y ejerce una influencia gravitante en el quehacer de las instituciones básicas de la vida política del Perú y de otros países de América latina y del Caribe.  

En el Perú, financia campañas electorales de congresistas y partidos políticos que garanticen la continuidad y reproducción del pensamiento republicano norteamericano, como es el caso de los congresistas Juan Carlos Eguren y Humberto Lay, integrantes de la “alianza para el gran cambio” que, en las recientes elecciones, liderara el ciudadano norteamericano Pedro Pablo Kuczinsky, vinculado con grupos banqueros norteamericanos y cubano-americanos de Miami.  

El caso del señor Eguren viene desde mucho antes, pues fue igualmente financiado como congresista en las elecciones del 2006 y es quien dirige la “Casa Alianza para la Democracia” (HDP, por sus siglas en ingles), encargada de formar “los ejércitos para la democracia” en el Congreso de la República, con la participación mayoritaria de mujeres congresistas. Eguren pertenece a las filas del partido popular cristiano y es un conspicuo defensor de la libre empresa y de la injerencia norteamericana en la política nacional. El programa de las “Casas Alianza para la Democracia” (HDP)  se creó en la Cámara de Representantes de EE.UU en el 2005 para trabajar con las democracias emergentes en todo el mundo. La filial en el Perú se estableció en el 2009.  

El señor Lay, por su parte,  es un alto dirigente de la iglesia evangélica a la que la Agencia Central de Inteligencia CIA, en el “Documento de Santa Fé 2002”, otorga prioridad en el proceso de fortalecimiento de la institucionalidad al servicio del orden del mercado, el individualismo y la democracia de modelo norteamericano.  

El IRI financia también al partido Perú Posible del ex-presidente Alejandro Toledo, quien resultó perdedor en las elecciones del 2011.  

Los financiamientos del “ poder permanente”

1. Lo que más llama la atención son, sin embargo, los financiamientos que esta institución conjuntamente con la USAID y el NED otorgan desde hace varios años a las instituciones encargadas de garantizar la ejecución, supervisión y “limpieza” de los procesos electorales en el Perú. Tal es el caso de la Oficina de Procesos Electorales-ONPE, del Jurado Nacional de Elecciones-JNE y la ONG Transparencia, encargada de velar por la limpieza de las elecciones. El propósito declarado del IRI es “fortalecer la capacidad de acción, proporcionar información al electorado peruano y ayudar a los partidos políticos y candidatos en el cumplimiento de las regulaciones electorales”. Luego de las elecciones municipales y regionales de octubre del 2010, el IRI asumió el plan piloto de votación electrónica para las elecciones del 2011. Tiene previsto continuar su trabajo con el JNE en la redacción de un Código Electoral para proponerlo al Congreso para las elecciones futuras.  

2. Pero no sólo esto. Desde junio del 2008, el IRI y la USAID establecieron en el Congreso de la Republica del Perú, el programa “Todos hacemos política”, contando para tal efecto con el padrinazgo del embajador norteamericano Michael McKinley y el ex-primer ministro peruano Jorge del Castillo. Su propósito, “apoyar la reforma del sistema de partidos políticos en el país, mejorar la calidad y el alcance de sus representantes, redefinir su vínculo con los ciudadanos y optimizar su capacidad para construir propuestas concretas para el desarrollo y la gobernabilidad del país”.  

3. Conjuntamente con la USAID y el NED, el IRI viene trabajando en el Perú desde 2001 en cinco regiones prioritarias: Arequipa, Junín, Lima, Loreto y Piura, preocupado por el crecimiento de los movimientos regionales y sus reacciones en contra los partidos tradicionales.  

4. El IRI y la USAID manejan en el Perú la ONG denominada “Reflexión Democrática” para intervenir de manera directa en el Congreso de la República. Esta curiosa organización fue creada como una asociación civil sin fines de lucro, en el 2004 con la finalidad de promover el fortalecimiento de la democracia y, en especial, del Congreso de la República. Se define como un emprendimiento cívico por la democracia, la transparencia y la eficiencia parlamentaria. Forma parte de la Red Latinoamericana por la Transparencia Legislativa, conjuntamente con otras catorce organizaciones similares en cinco países. (http://www.transparencialegislativa.org/).  

A través de esta organización el IRI maneja el programa “Impulso para un mejor Congreso”, para la selección de candidatas y candidatos al Congreso: convocatoria, inscripción, entrevista de verificación de datos y confirmación de aval partidario, entrevista con un jurado independiente vinculado con la actividad académica, determinación de los beneficiarios, encuentro de formación y apoyo a la campaña electoral”, según información contenida en el Comunicado, “Impulso para un mejor congreso 2011-2016”. (www.reflexiondemocratica.org.pe). Aquí mismo, se dice que “el apoyo que reciben los candidatos consiste en asesoría en marketing político según perfiles éticos definidos y de acuerdo a ley. Nadie recibe dinero en efectivo. Se trata de apoyo en material de campaña y publicidad electoral… sin compromiso alguno de carácter ideológico o con alguna organización o persona”. 

La ONG  “Reflexión Democrática” dice que se financia con donaciones de empresas peruanas a través de los gremios empresariales, de modo tal que sus “beneficiarios” no se enteren qué empresas apoyan el proyecto, “porque ello lo desnaturalizaría completamente”. Su directorio está integrado por Roque Benavides (presidente), Milagros Campos (vicepresidenta y fundadora de la organización), Irzio Pinasco, José Luis Sardón, Javier Tantaleán y Fernando Villarán. Su director ejecutivo es José Elice, acompañado de un pequeño grupo de profesionales y estudiantes.  

Roque Benavides, es nada menos que gerente general de Minas Buenaventura y propietario de Yanacocha, uno de los yacimientos mineros de oro más importante del mundo. Ha sido vicepresidente del Consejo mundial del Oro en el 2001. Tantaleán, es uno de los “doce apóstoles” de Alan Garcia y es su consejero económico y fue jefe del plan de gobierno del partido aprista en el 2006 cuando García ganó la presidencia de la república. Villarán, ha sido ministro de trabajo del gobierno de Toledo y es hermano de la actual alcaldesa de Lima. Tantaleán y Villarán son dos tecnócratas que deben gran parte de su carrera profesional a los organismos internacionales de financiamiento: PNUD, BID, USAID. Irzio  Pinasco, es un ejecutivo vinculado con el grupo Romero, el más poderoso consorcio peruano en el mundo, con el mercado de Internet, los negocios del fútbol y la cocina peruana, conjuntamente con el chef Gastón Acurio. José Luis Sardón es un abogado formado en universidades norteamericanas y un acérrimo defensor del liberalismo de cuño republicano ultraconservador. Con relación a los partidos políticos que es donde se entronca el IRI con estos peruanos conservadores, Sardón dice: “El Perú no podrá despegar económicamente sin un sistema de partidos, en el cual no haya más de dos partidos y que ellos tengan verdaderas posibilidades de entrar y salir del gobierno, como ocurre en Estados Unidos o Europa Occidental”. De quien figura como vicepresidenta y fundadora de la ONG Reflexión, se sabe que ha sido jefa de asesores del partido Unidad Nacional del ex-candidato presidencial y ex alcalde de Lima, Luis Castañeda. Todos, suscriben la idea básica de que lo que hay que hacer en nuestros países es preservar el orden establecido y para ello hay que proteger la institucionalidad permanente por encina de los juegos electorales y la democracia.  

6. Aparte de esta organización y de sus programas, el IRI trabaja igualmente en el Congreso Nacional, la Mesa de Mujeres Parlamentarias Peruanas  (MMPP), identificado como el “Caucus” (especie de asamblea partidista), de la mujer parlamentaria peruana.

*sociólogo y educador peruano


ruby_7872@yahoo.es




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1892 veces.



Rubén Ramos*

Sociólogo y educador peruano, postdoctorado en Filosofía, Política e Historia de las Ideas en América latina por la universidad del Zulia-Venezuela

 ruby_7872@yahoo.es

Visite el perfil de Rubén Ramos Alizorojo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rubén Ramos Alizorojo

Rubén Ramos Alizorojo

Más artículos de este autor