El trabajo voluntario

En el marco del Proyecto: Caracas bonita un esfuerzo de todos, que con el apoyo de los trabajadores de entes gubernamentales se lleva a cabo en distintas parroquias de la ciudad capital, vale la pena destacar la importancia que debe tener en la construcción del socialismo venezolano el trabajo voluntario.

Más allá de que estemos realizando esfuerzos por dignificar a nuestra ciudad, que no es otra cosa que dignificarnos todos, el alcance que pueden tener para nuestra Revolución experiencias de este tipo aún no podemos contabilizarlo.

Dijo Che Guevara, refiriéndose al trabajo y a la importancia de éste para la construcción del socialismo que “el ejercicio del trabajo social, del trabajo en comunidad, del trabajo donde el trabajo de uno se funde en el de todos contribuye a dar esa nueva conciencia; la del hombre que siente el trabajo como una necesidad moral, y no solamente como la necesidad material para llevar el salario a sus hijos, a sus familiares”

Es altamente probable que muchos de los trabajadores de los entes gubernamentales que asisten a estas jornadas tengan poca valoración por la labor que les corresponde realizar, incluso lo pueden llegar a entender como una imposición gubernamental o como un evento que les resta tiempo para atender sus compromisos personales y familiares. Aunque muchos la están realizando correctamente, como lo podemos constatar, es inevitable reconocer que otros no necesariamente compartan ni entiendan el espíritu y propósito del trabajo voluntario.

El trabajo voluntario debe ser un medio para alcanzar un fin. El fin no es otro que la construcción de la sociedad socialista, en la cual como bien lo señala Che la actitud que se tenga hacia el trabajo debe ser absolutamente distinta a la que existe hoy día, “El trabajo debe ser una necesidad moral nuestra, el trabajo debe ser algo al cual vayamos cada mañana, cada tarde o cada noche, con entusiasmo renovado. Tenemos que aprender a sacar del trabajo lo que tiene de interesante o lo que tiene de creador…”

Estamos construyendo la sociedad socialista actualmente pero no podemos olvidar que hasta hace pocos años fuimos uno de los países de America del Sur donde se sembró, y se regó con petróleo, el modelo de sociedad capitalista impregnada de consumismo, derroche, exclusión, egoísmo, pobreza y miseria para las mayorías, herencias éstas que hoy debemos combatir, el trabajo voluntario es uno de los medios que podemos utilizar para ello.

La participación en estas jornadas nos acerca a las comunidades y viendo las contradicciones internas que viven a diario y como se van superando, podemos concluir que este socialismo avanza de manera irreversible.

carloslunarvelo@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5096 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: