La izquierda de la derecha…

O sea Chile y Uruguay.. Y es que uno solo puede pensar esto de gobiernos que se dicen de izquierda pero se mantienen en la línea de la derecha.

El caso de Chile es patético, están llamados a ser los eternos lacayos del imperio, tengo edad suficiente para recordar claramente como apoyaron a los Ingleses en la guerra de las Malvinas, como sirvió el suelo Chileno como base y plataforma para atacar a las unidades Argentinas, esta traición a la hermandad sudamericana estará marcada por décadas en los corazones de aquellos que nos duele Latinoamérica.

Sin embargo, con la Sra Bacheledt, es de dimensiones groseras, su sumisión al gigante del norte demuestra su mediocre carácter y su capacidad de humillación. Esta señora y su madre fueron torturadas (En todos los sentidos) por la dictadura de derecha más férrea y sangrienta que se tenga recuerdo, el general Pinochet sembró el terror en el pueblo Chileno. Y pensar que en esa época en que la familia Bacheledt era torturada en la CIA en los Estados Unidos estaba como director el papa Bush y el avalo y promovió las torturas y maltratos físico en los prisioneros del régimen Chileno. Y así con el tiempo la Sra Bacheledt, va y se abraza y se besa con el imperio de hoy torturadores de hayer. Y lo peor esta por venir ya que actualmente la Sr Bacheledt muy querida y apreciada por la oposión Venezolana ya la llaman a líder izar las acciones contra Chavez que quieren montar internacionalmente. Mientras tanto en su país, los carabineros repelen las protestas de los estudiantes que solo piden oportunidad y mejoras de la educación. El pueblo disgustados en un sistema de trasporte hecho a la medida de los que mas tiene y descuidando a los que menos tiene.

Que veremos en Margarita a una Bacheledt mandada por el imperio a sembrar la duda entre la unidad Latinoamérica y que de paso se reunirá con la oposición Venezolana para fijar las nuevas estrategias contra el gobierno Bolivariano. De algo podemos estar seguros, su presencia no será para nada bueno.

Lo de Uruguay es patético, las esperanzas los sueños depositados por un pueblo en la izquierda se van poco a poco diluyendo en un gobierno que lejos de pujar por la unidad latinoamericana ha ido a buscar cobijo en el imperio, quien diría en su momento a un Tabare Vásquez sentado cómodamente en la misma mesa de Bush, oyendo atentamente sus consejos y sobre todo tomando fiel nota de lo dictado por el FMI y el Banco Mundial. Mal presagio para Uruguay en su futuro, nefasto los acuerdos que pueden hundir al país.

Esta es la izquierda de la derecha, los dirigentes que usan el mensaje y la penetración de la izquierda para llegar al gobierno, solo para una vez instalados gobernar con la derecha y traicionar a aquellos que pusieron sus esperanzas en ellos, ejemplo de Lucio Gutierrez y Alan Garcia. Hoy vemos como las esperanzas en Tabare se pierden y como se confirma lo que todos esperaban, Bacheledt se dice de izquierda y es solo una lacaya de la derecha.

robertoperez57@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3278 veces.



Roberto Perez


Visite el perfil de Roberto Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Pérez

Roberto Pérez

Más artículos de este autor