Golpe de estado en Bolivia y las guerras indígenas en el día de Acción de Gracias

Así es, de manera perversa, mientras Estados Unidos celebra anualmente su Día de Acción de Gracias, esta semana, los pueblos indígenas de Bolivia estaban siendo masacrados por un golpe de estado en desarrollo apoyado por Estados Unidos en la nación andina.

Cuando el presidente Evo Morales fue despojado de su cargo el 10 de noviembre pasado mediante una orquestada y masiva violencia callejera, el presidente norteamericano Donald Trump elogió la fecha como "un gran día para la democracia". Lo que Trump quiso decir fue "un gran día para la plutocracia". El nuevo régimen en La Paz pertenece a la clase dominante descendiente de colonizadores y que está de regreso en el poder cancelando los avances obtenidos a lo largo de 14 años de socialismo progresista para la mayoría indígena de Bolivia.

El golpe de estado se ejecutó luego que Estados Unidos execró la reelección de Morales el 20 de octubre pasado y también por paramilitares fascistas dirigidos por oligarcas bolivianos quienes se encuentran estrechando vínculos con Washington tal como lo describen…

https://thegrayzone.com/2019/11/!!/bolivia-coup-fascist-foreign-support-fernando-camacho/

Max Blumenthal y Ben Norton.

Los oligarcas bolivianos y sus seguidores profesan un fundamentalismo cristiano derechista que desprecia las culturas indígenas y las considera paganas. El violento racismo hacia las mayorías indígenas fue expresado por la autoproclamada "presidenta interina" Jeannie Añez quien, al igual que otras figuras oligárquicas denunció a la población nativa mayoritariamente pobre como "satánica".

El asalto al poder en Bolivia tiene mucho que ver con tomar el control de las riquezas del país –gas natural y minerales—como también de venganza racista contra la población nativa que se atrevió a gobernar el país bajo el liderazgo de Evo Morales y en beneficio de la mayoría pobre.

Morales fue advertido que si él regresa de su exilio en México sería encarcelado acusado de terrorismo. El nuevo régimen ha ordenado a las fuerzas policiales de perseguir y detener a los miembros del partido Movimiento Al Socialismo, MAS de Evo Morales y le ha otorgado impunidad a la policía y a los militares para disparar a matar a los manifestantes que organicen huelgas y otras manifestaciones contra el nuevo régimen. Este ha hecho promesas de organizar nuevas elecciones –aunque no se permitirá la participación del MAS a pesar que el partido mantiene una mayoría de legisladores en el congreso nacional. En todo caso, pareciera que incluso, esas huecas promesas han sido canceladas.

Desde la caída de Morales más de trelnta personas han sido asesinadas y cientos han sido heridas por las fuerzas represivas del estado que disparan munición de guerra contra los manifestantes desarmados.

Informando desde el lugar de los hechos, Medea Benjamin, dice que las comunidades indígenas están viviendo aterradas debido a las crecientes atrocidades y el regreso a los viejos tiempos de las dictaduras militares.

https://fpif.org/they-are-killing-us-like-dogs-dispatches-from-the-ground-in-bolivia/7utm_source=feedburner&utm_medium=utm_campaign=Feed:+FPIF+%Foreign+Policy+In+Focus+%28All+News%29%29

Durante un incidente ocurrido el pasado 19 de noviembre el ejército y la policía apoyados por helicópteros asesinaron a ocho personas incluyendo a niños que se encontraban entre los militantes del MAS participando en una huelga desarmada contra el nuevo régimen.

Benjamin señala que "vi a doctores y enfermeras desesperadamente tratando de salvar vidas realizando cirugías de emergencia en difíciles condiciones y escasez de equipo médico. Vi a cinco cadáveres y a decenas de personas con heridas de bala. Una madre acongojada por su hijo muerto gritaba entre su llanto nos están matando como perros."

El golpe de estado en Bolivia es consistente con la perspectiva histórica más amplia de las Guerras Indígenas libradas durante décadas a través de todo el continente americano. Desde los conquistadores portugueses y españoles durante el siglo XV que eliminaron a los Mayas y a otras civilizaciones menores en el continente sudamericano hasta los posteriores colonialistas británicos y otros europeos que sometieron y destruyeron las tribus indígenas en el norte del continente en lo que ahora es Estados Unidos y Canadá.

No obstante, esto podría sonar como un cliché, nunca deberá olvidarse que Estados Unidos y otros modernos estados americanos se fueron construyendo sobre el genocidio de sus poblaciones indígenas. Este genocidio en realidad nunca ha sido reconocido. Las actuales poblaciones indígenas americanas viven principalmente marginalizadas en condiciones miserables. Sus generosas tierras robadas y envenenadas por el capitalismo industrial.

Las celebraciones oficializadas como el Día de Acción de Gracias y el Día de la Raza se mantienen en el libreto porque sanean la verdadera y brutal realidad de Estados Unidos que ha sido fundado sobre la base de atroces crímenes contra la Humanidad.

Si no existe un reconocimiento oficial y para qué decir una reparación en torno a la fundación exterminatoria de Estados Unidos y de su poderío económico y militar, entonces no es de extrañarse que este estado se permita continuar librando guerras y subversiones contra otros países. Esto es ilegal –y siempre lo ha sido—por encima de la ley y de su propia creación.

La descripción tipo Hollywood de la Acción de Gracias nos relata que los colonos ingleses que llegaron a la costa noreste a comienzos de los años 1600 fueron recibidos amistosamente por las poblaciones indígenas que compartieron sus alimentos y les enseñaron a los extranjeros cómo sobrevivir los durísimos inviernos. Lo que se encuentra omitido en este tipo de relato rosa es que en siglos posteriores los colonizadores europeos ampliaron su rapaz robo de tierras y forzaron a los nativos hacia la extinción con frecuencia a través de matanzas en sus propios campos.

El anciano nativo norteamericano de nombre Leonard Peltier de 76 años de edad, que ha estado encarcelado durante cuarenta años acusado de matar a dos agentes del FBI escribió la siguiente reflexión para la Acción de Gracias de este año…

https://www.liberationnews.org/thanksgiving-statement-from-political-prisoner-leonard-peltier/

"En la medida que dejo que mi mente se desplace más allá de los barrotes de acero y de los muros de concreto, trato de imaginar ¿Qué piensa la gente que vive en el exterior acerca de los pueblos indígenas que fueron expulsados de sus tierras natales? ¿Comprenderán que a cada paso que den en cualquier dirección estarán caminando sobre territorio robado? ¿Podrán imaginarse, así sea por un minuto lo que sería ver el sufrimiento de las mujeres, de los niños y bebés, de los enfermos y de los ancianos en la medida que eran desplazados permanentemente hacia el oeste bajo temperaturas congelantes, con muy poco o ningún alimento. --Ellos eran mi pueblo y esa era nuestra tierra.

En su reflexión Leonard Peltier efectúa una conexión directa con el golpe de estado en Bolivia y los crímenes cometidos anteriormente contra los pueblos indígenas de toda América-

"También recordamos a nuestros hermanos y hermanas de Bolivia quienes están manifestando su apoyo al primer indígena presidente de la República de Bolivia, Evo Morales. Su compromiso con el pueblo, la tierra, los recursos naturales y la lucha contra la corrupción es notable, reconocemos y nos identificamos muy bien con esa lucha", señala Peltier.

El crimen contra Bolivia es posible cometerlo debido a que Estados Unidos casi en su totalidad está sometido a una situación de amnesia histórica por parte de su sistema plutocrático y sus obsecuentes medios corporativos de comunicaciones. El Día de Acción de Gracias es seguido por un día de consumismo frenético conocido como Viernes Negro, cuando muchedumbres hacen cola hasta que abren los negocios para comprar. El público repleta sus vacías vidas con baratos aparatejos y tecno fetichismos. De este modo, plutócratas como Trump y su gabinete cristiano evangélico puedan sostener y agitar la crasa estupidez de que lo que está ocurriendo en Bolivia "es un gran evento para la democracia."

El cantante canadiense Bruce Cockburn lo dice con precisión…

https://www.youtube.com/watch?v=9tla5DLmR8U

"Uds. creyeron que había terminado, como lo fue anteriormente. ¿Pero llegará alguna vez el fin a las Guerras Indígenas?"

*Traducido desde el inglés por Sergio R. Anacona

 

www.strategic-culture.org



Esta nota ha sido leída aproximadamente 425 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a286258.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO