Quinto malo

Alí Rafael el filósofo que no sabía filosofar

“Usted me perdona, don,
Yo no sé filosofar”…
Alí Primera

Tengo muchas maneras de recordar a Alí Primera, una de ellas es cantando, tarareando sus letras o evocándolas como proclamas en actos públicos. Esta vez no haré ninguna de esas cosas. El último día de este mes de octubre es su cumpleaños. Son 75, desde su nacimiento en Coro, estado Falcón. Su vida, su precoz identidad de clase proletaria, su militancia comunista, su cosmovisión y sus valores, expresados en frases y canciones, pero, sobre todo, en abrazos de panita, en lágrimas y sonrisas, en tragos de ron, nos ofrecen el perfil de intelectual, de pensador, de filósofo.

Alí Rafael confiesa, en una de sus canciones y por voz de uno de sus personajes, en conversación con el “Tío Juan”, que no sabe filosofar. Nunca se detuvo en especulaciones epicureanas ni en intérpretes idealistas de la realidad. Asumía la dialéctica como método para nombrar la realidad y avanzar en su transformación, a sabiendas de que en el capitalismo, ella nos es totalmente ajena: Tiene los “techos de cartón” y le falta “Humanidad”, aunque siempre prevalezca en él el criterio ontológico de que “La Patria es el Hombre” (también la mujer, se diría en estos tiempos de lenguaje de género, incluyete y explícito).

Y Hugo Chávez, cadete de la escuela militar, soldado y comandante, una vez convertido en Presidente de la República y líder de este proceso Bolivariano, nos cuenta de sus “fuentes” filosóficas y nos habla, nos señala, precisamente s nuestro Alí Primeracomo una de ellas, a quien nos describe como “mucho más que un cantor, fue propulsor, fue portaestandarte de un sueño, de un proyecto”, de un pensamieto, de una filosofía, nos atrevemos -humildemente- a completar desde nuestra común apreciación con Chávez, con tantas y tantos, sandinistas, nuestroamericanos, luchadores y forjadores de una filosofía de los nuevos tiempos, de la nueva sociedad y de los nuevos hombres y mujeres que harán posible la Patria de las y los iguales, la de producción, distribución y consumo socialista.

“No canto porque existe la miseria, sino porque existe la posibilidad de borrarla, de erradicarla de la faz de la tierra”, dijo una vez  el filósofo y cantor Alí Primera, quien siempre pensó, debatió creó, compuso y cantó desde el lugar de lo necesario, allí donde la realidad no reclama más interpretaciones y conformismos ajustados a las ideologías de los dominadores, sino transformaciones. Radicales transformaciones.

Tengo muchas maneras de recordar a Alí Primera, panita, familiar, hermano, infaltable solidario, cuando estábamos aquellos largos años en la cárcel, pero también en la calle. Hoy lo recuerdo Bolivariano, libro abierto para todos y hasta para la formación de nuestro líder, el Comandante Supremo Hugo Chávez. ¡Qué no se apague nunca su canto!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1617 veces.



Iván Padilla Bravo

Director del semanario cultural "Todos Adentro", medio adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Cultura. http://www.mincultura.gob.ve/

 ivanpadillabravo@gmail.com      @IvanPadillaB

Visite el perfil de Iván Padilla Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a235203.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO