La principal tarea de los altos líderes chavistas

Ya lo dice Fidel: "el principal deber de los revolucionarios es hacer la Revolución". Entonces, el principal deber, la primera tarea de los líderes chavistas, es impedir que la Revolución se pierda en lucha contra la derecha externa, y también contra la derecha interna.

La lucha contra la derecha externa es más fácil de captar, todos sabemos que mendoza es de derecha, que la mud es un órgano al servicio del capitalismo y del imperialismo. La facilidad de ver a la derecha externa se vuelve contra la Revolución, los ataques a ésta cubren cualquier corrimiento del gobierno hacia el capitalismo. De esta manera, el gobierno puede tomar medidas capitalistas, como por ejemplo entregar la Faja Petrolera del Orinoco a los privados, siempre que estas medidas vengan aderezadas con ataques a mendoza, acusaciones de sus travesuras en Internet. Y así nos vamos a dormir tranquilos pensando que cumplimos con nuestro deber de revolucionarios, y lo que hicimos fue un gran servicio a la restauración, confundimos a la masa, enmascaramos el retorno del monstruo capitalista.

La lucha contra la derecha interna es más difícil, porque es difícil identificarla: se cubre con la camisa roja y el recuerdo de Chávez, es tortuosa, no muestra sus verdaderas intenciones, blande la lealtad y la disciplina como castrantes de lo mejor del chavismo, excluye, persigue, anula a los que pueden cuestionar la entrega de la Revolución. La derecha interna hace más daño a la Revolución, tiene la capacidad de dirigir, sus acciones tienen repercusión directa en el rumbo de la Revolución, y marcha en su restauración casi sin ninguna oposición.

El 23 de Enero de 1958, aquella oportunidad revolucionaria fue frustrada porque la derecha interna de ese proceso supo castrar a los revolucionarios, los dejó luchando por una unidad que era contrarrevolucionaria, y en la lucha solamente contra la derecha externa se peleaba con los golpistas del pasado, con castro león, pero se apoyaba a rómulo, a caldera, a jovito. Así se impuso el pacto de punto fijo, y los revolucionarios se dieron cuenta del engaño mucho después.

Estos son los tiempos que vivimos, la restauración sucede ante nuestros ojos y los revolucionarios se refugian en los puestos que les asigna la derecha interna, renuncian a su deber pensando que están siendo leales al Comandante, a su legado, cuando en realidad lo traicionan por omisión, por ver para otro lado, por faltar a su deber de revolucionarios y perderse en tareas subalternas.

Es así, el deber de los líderes revolucionarios chavistas hoy, su principal tarea, es romper el marasmo, el embotamiento impuesto por la derecha interna, gritar duro ¡este no es el camino ni de la lealtad ni de la disciplina con Chávez!; al contrario, es el camino de la restauración, de la traición a su legado. Es hora de protestar, de alzarse, de no dejar que el opio electoral yugule a la Revolución, de devolverle la esperanza a la masa.

Fortalecer el Socialismo es la única manera de combatir de verdad, verdad al capitalismo, a la derecha externa. Atacar a la derecha externa y dejar que la Revolución siga el camino de la restauración es contrarrevolucionario.

elaradoyelmar.blogspot.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2889 veces.



Toby Valderrama


Visite el perfil de Toby Valderrama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: