Escenarios para Venezuela…

Sí algo ha quedado demostrado los últimos 15 años es que las teorías políticas y demás experiencias históricas ocurridas en el mundo no tienen aplicabilidad en Venezuela, al menos ninguna encuadra suficientemente. El caso de la Venezuela de hoy es único, pues que seamos (sí consideramos dimensiones geográficas, cantidad de habitantes y las inconmensurables riquezas existentes) probablemente el país con mayor potencial del planeta para vivir de forma envidiada, y estemos viviendo exactamente al revés, en la forma menos deseada por cualquier ciudadano del mundo, nos hace justamente eso, unos de los países con la calidad de vida menos envidiada del globo terráqueo. Nuestra fortaleza ha sido nuestra debilidad, el hecho que Venezuela cuente con recursos inagotables históricamente ha permitido a nuestros gobernantes errar una y otra vez pudiendo llenar la caja registradora en cada “intento”.

Así mismo, la actitud conformista y sumisa con que los venezolanos siguen a sus gobernantes hace que solo en Venezuela las riquezas con que se cuentan pasen desapercibidas, como si no existiesen ¡incluso hemos tenido que importar petróleo y gasolina! Hablar de escenarios es complejo puesto a que aquí todo puede ocurrir, desde la idea más descabellada hasta la más fulgente, porque no existe gobernabilidad, las instituciones del Estado, las organizaciones políticas y la ciudadanía cada quien va en un rumbo distinto. Sin embargo, nos atreveríamos asegurar que un primer escenario, donde todo continúe por el rumbo que llevamos, nos promete un país cada vez más delicado económicamente, “autoasfixiado” pues el esquema económico, solo de profunda dependencia de las ventas del barril de petróleo, así como la desatención a las históricas necesidades productivas de la nación, hace que día a día vivamos en medio de mayor escasez, racionamientos y deterioro integral, tanto de lo que depende de lo público como de lo privado. Como reza el refrán “todo cae por su propio peso”, en el caso del gobierno ya es inocultable la vertiginosa pérdida de apoyo popular, sin que ello signifique que la oposición capitalice dicho descontento.

Así pues, este escenario conlleva a una Venezuela sumergida en conflictos de intereses políticos, por encima de lo que realmente le importa a la gente, cuyo desenlace es del todo incierto. Un segundo escenario sería el de la corrección del modelo económico actual, donde quienes hoy conducen al país, en un acto de sinceración, comprendan que el rumbo que ha llevado la economía todos estos años ha sido muy forzoso, es inviable y finalmente apuesten a otro esquema de apoyo a la actividad productiva diversificada, de la manos con el sector privado, así permitir paulatinamente ir desmontando el nefasto control de cambio, así la economía a través de los distintos rubros (hoy estériles) como el agro, el turismo, la ciencia y la tecnología, se desarrollen permitiendo la generación de riquezas a la nación, inversión, trabajo, es lo que ha hecho la última década Bolivia y Ecuador con grandiosos resultados.

Este escenario permitiría elevar la aceptación del gobierno actual, generando mayor gobernabilidad, encuentro nacional de intereses, donde los desenlaces electorales fueran la variable constante, no la incertidumbre. Toca esperar qué ocurre.

@leandrotango


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1312 veces.



Leandro Rodríguez Linárez

Politólogo / Analista político / Articulista de opinión, con más de 1.200 artículos publicados nacional e internacionalmente.

 leandrotango@gmail.com      @leandrotango

Visite el perfil de Leandro Rodríguez Linárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Leandro Rodríguez Linárez

Leandro Rodríguez Linárez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a198147.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO