La escasez como escenario de la "guerra económica". Costos de producción y costos de logística contrarrevolucionaria

Resultaría una perogrullada anotar que la escasez crea problemas económicos en todas las sociedades que la sufran, entre ellos el hambre, al punto de que los falsos economistas, los economistas bien llamados vulgares o simplemente los apologistas del capitalismo, consideran la escasez como eje alrededor del cual giraría la Economía Política.

Sin embargo, sabemos que la escasez no debe ser tratada aisladamente ni a ella endilgársele un carácter fundamental. La escasez es sólo una desviación entre la producción y la demanda.

En la sociedad burguesa, la demanda es derivada de la producción, o sea, la oferta crea su demanda al margen de la demanda insolvente que deriva también de la incompetencia de la empresa privada en materia de satisfacción de las necesidades, más allá del lucro mezquino e individual de cada fabricante, de cada comerciante.

Como eso es así, nada más expedito para combatir la escasez inducida por el interés político que inundar con la mayor brevedad posible el mercado de todas aquellas mercancías nacionales o importadas que no aparezcan regularmente en los inventarios visitados por los consumidores. Tan así es que cuando ocurren desgracias naturales, como las inundaciones en los campos agrícolas, el Estado se ve obligado a importar urgentemente los bienes que escaseen consecuencialmente.

El equilibrio oferta/demanda sería el objetivo fundamental porque, al revés, una sobreoferta frente a una demanda insolvente o escasa crearía deflaciones indeseables coyunturalmente.

Se trata, pues, de un problema de mercado que podría o no ser abastecido plena y oportunamente por los fabricantes y comerciantes en general. Ya sabemos que los comerciantes importan preferentemente aquellos productos no producidos localmente, pero SABEMOS QUE SI LA ESCASEZ ES PRACTICADA Y APARECE COMO ARMA DE GUERRA, LAS MULTAS, EL DECOMISO Y LAS PRIVATIVAS DE LIBERTAD DEJAN DE SER COSTOS DE PRODUCCIÓN PARA CONVERTIRSE EN GASTOS DE UNA LOGÍSTICA DIRIGIDA, POR EJEMPLO, A TUMBAR A TAL O CUAL GOBIERNO.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1133 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: