La ANC debe bajar significativamente los precios e incrementar el de la gasolina a precio internacional

Un valiente discurso del presidente Maduro

El discurso del presidente Nicolas Maduro ante la ANC fue excelente. Defendió con firmeza, puede decirse que con amor al pueblo, la política social. Además, defendió el rumbo socialista de esta revolución y siendo leal a la consigna del presidente Chávez, "comuna o nada", señaló que las comunas son la base del camino de esta sociedad. Por primera vez denunció con fuerza la realidad de las empresas básicas y particularmente la de PDVSA y por eso anunció que se encargaría directamente de ella. Lo valiente, lo patriótico fue que se atrevió a decir, que están dominadas por mafias que se roban todo y que está cansado de eso y lo va a derrotar. Nadie se había atrevido a llegar tan lejos. El presidente de PDVSA, por lo menos, debe renunciar. Otro atrevimiento del presidente fue solicitar que los ministros vayan a rendir cuenta ante la ANC. Esta es una tarea pendiente y el presidente la está, responsablemente, facilitando.

Además, trazó la orientación para el camino que debe tomar el pueblo para la defensa de la revolución y para respaldarlo a él como presidente, los Cabildos Abiertos, que yo los llamo populares y soberanos, emparentados con los Artículos constitucionales 70 y 51. Sobre esa base, digo yo, miles de esos Cabildos Abiertos Populares y Soberanos deben urgentemente tomar las plazas Bolívar del país para defender la revolución y solicitar que la ANC baje los precios y atienda el tema del precio de la gasolina.

La ANC debe rebajar significativamente los precios

Sí, la ANC debe reunirse con carácter de urgencia, para decretar una reducción significativa de los precios y severas sanciones para los que violen los precios acordados. Esas sanciones deberían incluir prisión y también, incautación de bienes. Como medida preliminar debe establecerse la ocupación inmediata de los depósitos de esas empresas, antes de que saquen los productos de contrabando a Colombia. Por otra parte, la ANC debe tomar decisiones para que las medidas de rebaja y regulaciones de precios sean asumidas por organizaciones populares que tengan el poder para enfrentarse a los delincuentes económicos que desafían las medidas que el poder público establece.

Cuando se acuerdan precios y se publican en la Gaceta Oficial, deben establecerse claramente las sanciones que se aplicarán a los que las desafíen, que son doblemente delincuentes pues aceptan el subsidio estatal que cubre el costo del incremento salarial y de todas maneras incrementan los precios en un porcentaje mayor que el aumento de ellos, pues no los multiplican una sola vez, sino que lo realizan diariamente. Es una vergüenza que este comportamiento delictivo sea ejecutado impunemente por sujetos que se denominan empresarios. Esto no se puede permitir. La ANC con el respaldo de las organizaciones populares y de los cuerpos militares y policiales tiene que impedirlo pues ello desacreditaría a toda la institucionalidad que la constitución bolivariana establece, lo que significaría una generalizada falta de gobierno, un golpe de Estado diario, permanente.

Las autoridades militares y policiales y los funcionarios, que deshonren y traicionen a las instituciones a las que pertenecen, deben ser expulsados inmediatamente de ellas. La denuncia popular debe tener un gran poder para impedir esos abusos delincuenciales y si las autoridades no obedecen de inmediato, debido a la corrupción que el propio presidente Maduro está denunciando, el castigo debe ser ejemplar.

Por otra parte, el porcentaje significativo de la rebaja de los precios del que hemos hablado, lo establecerá la ANC de acuerdo con el presidente de la república.

La política de precios planteada desde la ANC y el diálogo nacional

Otra cuestión sumamente importante es la relación de las medidas que acabo de señalar con el diálogo nacional propuesto por el presidente Maduro. Quiero decir categóricamente que yo respaldo el diálogo impulsado por el presidente Maduro. Lo que estoy precisando es que no se puede aceptar que los que se comporten como delincuentes quieran simultáneamente sentarse en las mesas de negociación para pedir que les sigan transfiriendo dólares y otros beneficios empresariales, se les concedan y salgan de ahí a delinquir, a conspirar contra la nación y el gobierno, que de hecho es una traición al pueblo, y pretendan acusar al gobierno de violaciones a los derechos humanos, a la libertad económica, etc.

El que quiera participar en un diálogo nacional, tiene que respetar la constitución nacional y todas las leyes, reglamentos y reglas de juego que transparentemente se implementen. No pueden con una mano recibir dólares preferenciales y otras prebendas y con la otra participar y alentar la conspiración.

Y si hay funcionarios públicos que se hacen cómplices de estas jugadas, eso que venimos llamando la quinta columna, deben ser considerados traidores a la patria.

La ANC y el precio de la gasolina

Deberá ocuparse también la ANC del incremento del precio de la gasolina. Existe la creencia de que ese incremento de los precios podría provocar una fuerte reacción de la población. El problema es que reiteradamente el presidente ha anunciado esa medida. Si hay alguna duda sobre la reacción popular hágase una rápida consulta y verán que de lo que se queja el pueblo es de la inacción e indefinición, no de que la medida se ejecute. He participado en asambleas populares. Viajo diariamente en el metro, generalmente, dos veces al día y consulto en la calle con mucha gente. Consulto con mis colegas de la ANC y hasta ahora no he escuchado esa opinión. Por tanto, me parece muy grave que eso se haya anunciado, no se aplique y la razón sea algo que se parece a una falsa creencia. En todo caso, debería hablársele claro a la población.

No aplicarla significa, entre otros temas, que, sin querer, financiamos la agresión de Colombia y los costos de producir cocaína que le genera a Colombia los principales ingresos que sostienen el presupuesto general de ese país. La contrapartida para Venezuela, es que dejamos de percibir millones de dólares necesarios para resolver graves problemas presupuestarios que tenemos. Es decir, estaríamos ayudando a un sanguinario enemigo y quitándoselo a nuestro pueblo ¿No es así? ¿No tengo razón? Entonces, explíquenlo.

De ser cierta esta situación, la responsabilidad es de los asesores del presidente en esta materia. Deben explicarla ante el país y asumirla plenamente.

La ANC y la eliminación del ministerio de alimentación

Creo, a la luz de lo que vengo señalando y lo que dije en mi intervención del día 18 de diciembre del año pasado, ante la asamblea de la ANC, que debe estudiarse seriamente la desaparición del ministerio de alimentación. Una posibilidad es transferir esas responsabilidades a otras instituciones debidamente capacitadas como podría ser Sunagro, pues creo que dicho ministerio es una duplicación ineficiente y creo que contraria a los intereses populares y particularmente de las comunas, los pequeños y medianos productores y que directa o indirectamente, favorece a los grandes empresarios. Eso debe establecerse en una investigación profunda, que dirija la ANC.

El tema de la corrupción lo ha tomado el presidente para enfrentarlo directamente. Esperaré los pasos y orientaciones que él dé.

Nota:

Debo agradecer sugerencias recibidas por parte de algunos compañeros, en especial, de David Paravisini y Henry Navas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 11934 veces.



Julio Escalona


Visite el perfil de Julio Escalona para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /energia/a274377.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO