La Política OPSU de Admisión según el Representante Profesoral de la UCV

El profesor Humberto García Larralde, Representante Profesoral  del Consejo Universitario de la UCV, ante la propuesta de admisión estudiantil presentada por la OPSU, ha escrito el artículo: Otra gran estafa del gobierno. La política de admisión a las universidades que pretende implantar la OPSU. Artículo que me llegó por correo electrónico sin más referencias.

Dicho artículo presenta seis criterios y un cierre en los términos que a continuación cito:

“Los profesores UCVistas estamos comprometidos a velar por que la Universidad cumpla los propósitos para los cuales fue creada. No podemos permitir aquello de que se quejaba un ilustre profesor alemán, ante la obsecuencia de las universidades de aquel país ante los designios del totalitarismo nazi: “Las universidades alemanas faltaron, cuando todavía había tiempo, en oponerse públicamente, con todo su poder, a la destrucción del conocimiento y del estado democrático. Fallaron en mantener el faro de la libertad y del derecho encendido durante la noche de la tiranía”. Profesor Julius Ebbinghaus, Shirer, The Rise and Fall of the Third Reich, Simon and Schuster, 1966, Pág. 251-2.[1]”

Comparación descontextualizada, sí, pero  bien calculada en términos de la rueda de molino subliminal que provoca con una manipulación: si las universidades no admiten que el criterio de asignación de cupo es una estafa, caerían, como la universidad alemana en, en la misma  omisión y por lo tanto  no serían  defensoras de la democracia y del conocimiento, con todas las consecuencias que implicó el totalitarismo nazi. Mayor tremendismo, pero debemos ser cuidadosos.

Estamos presentes ante los designios de grupos que se valen de todos los medios para no aceptar los cambios y oponerse a ellos. Qué dramático que un cupo en una universidad pública, el buscar que los jóvenes venezolanos tengan acceso al conocimiento y a la educación sea la razón para fraguar una comparación con el nazismo.

Más allá del cupo estudiantil nosotros también queremos que la Universidad cumpla con sus propósitos, queremos que la Universidad luche por la preservación del estado democrático y la preservación del conocimiento y en ese compromiso hay  detalles que nos gustaría conocer.

Nos gustaría conocer los criterios ucevistas ante la actual situación que confronta el país, y si los mismos son en favor de la preservación del  estado democrático, la paz y la convivencia.

Nos gustaría conocer cómo los ucevistas, en búsqueda de la preservación del estado democrático, se han deslindado de los que han tratado por todos los medios de enrarecer la situación social, económica y política del estado democrático venezolano.

Nos gustaría saber cómo  y qué están haciendo los ucevistas, en la búsqueda de la preservación del estado  democrático, en los actuales momentos en los cuales las consecuencias de  acciones fascistas están golpeando a toda la sociedad, sin distingo ni color, ni si son estudiantes con o sin cupo.

Nos gustaría conocer, en la búsqueda de la preservación del conocimiento, cómo velan los profesores ucevistas porque la Universidad cumpla los propósitos para los cuales fue creada.

Nos gustaría conocer, en la búsqueda de la preservación del conocimiento si los propósitos para los cuales se creó la Universidad venezolana, son los mismos para los actuales momentos del país y de la humanidad.

Nos gustaría conocer, en la búsqueda de la preservación del conocimiento, si ese intento  de perpetuación y de una concepción universitaria inamovible es la razón por la cual  las universidades no se permiten repensarse y valorarse en sus objetivos y actualizar y modificar las leyes que la fundamentaron y fundamentan.

Nos gustaría también conocer, en la búsqueda de la preservación del conocimiento,  cómo  hacen seguimiento y acompañamiento a los estudiantes que ingresan a las aulas. Cómo  y por qué medios le garantizan la mejor formación de la cual hablan y cómo hacen para medirla y validarla.

Nos gustaría conocer, en la búsqueda de la preservación del conocimiento, cómo son esos egresados formados por la universidad que  escoge los mejores que llegan a sus puertas. El país necesitaría tener data exacta y esas universidades que a todos y todas nos hablan de su calidad y pertinencia  deberían proporcionarla de forma rutinaria y tenerla a la disposición de la comunidad.

Nos gustaría conocer, en la búsqueda de la preservación del conocimiento, las características del cuerpo profesoral. Su actualización y desarrollo. El cumplimiento a tiempo del escalafón y de las máximas credenciales: doctorado y escalafón de titular, para ocupar los cargos que ustedes definen como autoridades en sus universidades de calidad.

Nos gustaría conocer, en la búsqueda de la preservación del conocimiento, las dotaciones y servicios a disposición de la comunidad; sabemos de la retahíla del ahorcamiento al cual, según ustedes,  ha sometido el gobierno a las universidades, pero nos gustaría conocer qué hacen para la generación de ingresos y recursos propios, ya que conceptualmente son universidades en favor del liberalismo, las empresas y las corporaciones, y en sus objetivos consagran la formación del capital humano y los profesionales que el país requiere para esos propósitos;  por demás muchas disponen de recursos propios generadores de capital.

En relación al tema motivo del escrito del profesor García Larralde, la crítica al nuevo método utilizado por la OPSU para la asignación de cupos, señalaremos que no es correcto el enfoque que intenta proteger a un grupo, el de altas notas,  atacando a otro, el de bajas notas. Existe una metodología científica para solucionar este viejo problema del cupo: El Cupo Diferencial. Aplicando este concepto, y dando ayuda económica a los seleccionados con menos recursos se alcanzarían muchos logros. Claro, también las universidades deben hacer lo posible por abrir más cupos sin mermar la calidad, asunto que en la actualidad no es cosa de otro mundo y creo que la UCV lo sabe, o también deberíamos preguntar qué se hace con todo el conocimiento y los recursos destinados a conectividad y a la investigación en TIC con propósitos educativos.

Entiendo que la metodología OPSU toma estos aspectos del cupo diferencial para el sistema de asignación que se está proponiendo hoy en el 2015 y  que las universidades autónomas nunca van a aceptar porque ellas lo califican como estafa, por lo tanto  deben: “oponerse públicamente, con todo su poder, a la destrucción del conocimiento y del estado democrático” como señala la referencia citada arriba y que hemos tratado de discutir en términos más apegados a la realidad y recientes como lo son los aspectos del comportamiento organizacional señalado.

No es la primera vez que se afirma que las razones por las cuales el actual gobierno busca la inclusión de los jóvenes en las universidades es para buscar votos y seguidores; en el 2011 fue lo mismo. Por muchos años hemos estado señalando al secretario Belmonte, a través de opiniones periodísticas, que no hay necesidad de buscar la equidad por vías injustas, porque no sería equidad y porque se minimizaría a los que en su mayoría son jóvenes  venezolanos, que quieren estudiar. Para muestra les recuerdo que en el  julio 2011 se dijo en El Universal:

“El secretario de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Amalio Belmonte, al revisar el sorpresivo listado de alumnos enviado por la Oficina de Planificación del Sector Universitarios (OPSU) precisó que al analizar la data oficial descubrieron que se están excluyendo a jóvenes con excelentes promedio para que ingresen otros con bajas notas.”

En una oportunidad el mismo profesor escribió: "para exigirle a la OPSU y al Ministerio de Educación Universitaria información sobre el Programa Sucre y tomar la decisión de no inscribir a este grupo de estudiantes asignados hasta tanto no estén claros los criterios aplicados para su asignación y la normativa". Ante tan brutal ataque le contestamos: “Profesor Amalio, así no habla un docente, así no se ataca a la juventud. Todos tienen derecho, no busque apoyo diferenciando y excluyendo. Esos muchachos no merecen ser estigmatizados.”

Por lo tanto quien crea que el asunto es actual y el montaje es de nuevo cuño, debe saber que no es así. Este asunto está dentro del contexto actual del ataque sin cuartel y de la rueda de molino subliminal que busca desprestigiar al gobierno nacional en todos los aspectos, y ahora en lugar del secretario Amalio, que debe estar cansado del mismo guión, o de la rectora Cecilia, que parecería no escribir mucho; sacan al ruedo nuevas tintas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1939 veces.



Maruja Romero Yépez


Visite el perfil de Maruja Romero Yépez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: