¡Bienvenido, año escolar!

Risas, cuentos, abrazos, besos. El lunes inicia un nuevo año escolar y con él nuevas acciones y sueños de millones de niñas, niños, jóvenes y no tan jóvenes, apasionados por avanzar ya en su formación, ya en el impulso al país o mejor aún, con ambas metas.

30 millones de libros, 6000 escuelas recuperadas y casi un centenar de nuevos centros educativos esperan por la muchachada que llegará con el morral llenito de buenas energías a aventurarse a un nuevo ciclo de aprendizajes, en actitud constructiva y propositiva.

Quienes tenemos como orientación de vida seguir adelante la lucha y el legado de Chávez, su última propuesta de Gobierno, su Plan de la Patria, es una orden. Así, vemos orgánicamente articulado su mandato de “mantener a toda Venezuela como el aula más grande del mundo” con la “Revolución del conocimiento, la ciencia, la cultura y la tecnología” que recién anunció el Presidente Maduro. Ambas, que en realidad son una misma, son orientaciones estructurales del año escolar que recién estrenamos y que asumidas colectivamente, harán posible la concreción de este objetivo: que los profesionales de la educación den lo mejor de sí y fomentar una educación crítica y alejada de cualquier vestigio de ramplona memorización, que los padres y/o representantes prestemos el máximo apoyo para que nuestros representados cuenten con las mejores condiciones para su proceso formativo, que los estudiantes se esfuercen por elevar al máximo nivel sus potencialidades, que el Estado garantice las condiciones para que todas y todos puedan lograr sus objetivos.

Estas buenas nuevas truncan una vez más los trasnochados deseos de un grupo pequeño y aislado de desesperados que ven como los buenos rumbos le bloquean su agenda violenta. Algunos hasta pretenden apostar por resucitar los episodios de extrema violencia que entre febrero y abril pretendieron la salida inconstitucional del Presidente Maduro y que están extintos hace mucho. Sepan que ante cualquier intento de esa o parecida índole, este pueblo de paz responderá de manera avasallante con más estudio, más activismo de calle, más crítica y autocrítica, más unión y más paz. Y es que en definitiva los “más” somos cada vez más y los “menos” son cada vez menos. Convénzanse que es mucho, mucho más que un juego de palabras.


¡Bienvenido, nuevo año escolar!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1158 veces.



Oliver Reina

Gerundiando: Haciendo, revolucionando, sintiendo, leyendo, escribiendo, escuchando, acompañando, conversando, CREANDO. Ah, y pichón de y que fotógrafo

 oliver.reina@gmail.com      @oliv22

Visite el perfil de Oliver Reina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oliver Reina

Oliver Reina

Más artículos de este autor