Tierras recuperadas combaten el latifundio y la especulación

El Estado venezolano y el gobier­no revolucionario del Presiden­te Hugo Chávez, han emprendido una firme lucha contra los terratenientes y latifundistas que aún pululaban por nuestro país, apropiándose éstos in­debidamente de tierras privilegiadas y esclavizando al hombre y mujer del campo desde la Venezuela feudal. Es así como más de tres millones de hec­táreas han sido recuperadas por el Es­tado y otorgadas —con capacitación, apoyo financiero y acompañamiento técnico— a pequeños y medianos pro­ductores agrícolas y pecuarios, para brindarles la oportunidad de tener un trabajo digno sin ser explotados por la clase burguesa que siempre expolió al pobre campesino.

Los Fundos Zamoranos como enti­dades donde se organizan de la mano del gobierno nacional, los diversos grupos de productores y campesinos para recuperar la producción del cam­po, mostraron cifras en el 2010 y primer semestre del 2011, más que alentadoras y llenas de esperanza para presagiar que en este año vamos a seguir avanzando triunfan­tes, haciendo justicia social en devol­verle el campo a quienes pertenece históricamente.

Cultivos de alimentos en tie­rras recuperadas erradican la es­peculación

Para ejemplificar nuestras aseve­raciones, veamos un informe de investigación de la Agencia Venezolana de Noticias, AVN, la cual da cuenta de algunas experien­cias en este sentido. Veamos por ejemplo, los productores agrícolas que hacen vida en el Fundo Zamorano Aracal, ubicado en el mu­nicipio Urachiche del estado Yaracuy, han cultivado cerca de 690 hectáreas de alimentos que son dispuestos mediante la red de distribución de alimentos del Estado a las empresas socialistas y en los mercados a cielo abierto, para ser ofertados a precios asequibles en comparación a los que se ofrecen en comercios privados.

Estas tierras tipo I rescatadas por el Ejecutivo Nacional en el año 2004, se encontraban en manos del latifun­dio y eran subutilizadas para el culti­vo de maíz.

Posterior a su recuperación y bajo la administración de 86 familias cam­pesinas, actualmente en el fundo se cosecha plátano, aguacate, naranja, li­món persa, guayaba, cambur, tomate, pimentón, parchita, lechosa, caraota, frijol, quinchoncho y maíz.

Omar Oviedo, miembro del Fundo Zamorano Aracal, explicó que el maíz es arrimado a la planta procesadora de harina de maíz precocida “Bravo Cacique Yaracuy”, mientras que el resto de los granos es trasladado a los silos del Estado y a una planta empa­quetadora situada en la entidad yara­cuyana.

En el caso de las frutas, verduras y hortalizas, son distribuidas a la Cor­poración Venezolana de Alimentos (CVAL), cooperativas y mercados a cie­lo abierto, a precios muy por debajo del mercado privado especulativo.

Adicionalmente, el Fundo Aracal posee dos lagunas donde se cultivan cachamas y cuenta con 160 cabezas de ganado doble propósito. “La idea es distribuir estos produc­tos directamente a las redes del Esta­do para asegurar que los alimentos lleguen a la población sin intermedia­rios, para que los precios al consumi­dor sean más económicos y para que los consumidores no sean víctimas de la especulación”,indicó el productor.

Capacitación, acompañamien­to y financiamiento

Estos productores recibieron capa­citación en materia agrícola, en una primera etapa, por parte de la Misión Vuelvan Caras y, posteriormente, por la Fundación de Capacitación e Inno­vación para Apoyar a la Revolución Agraria (Ciara), el Instituto Socialista de la Pesca y Acuicultura (Inospesca) y demás organismos adscritos al Minis­terio del Poder Popular para la Agri­cultura y Tierra (MAT).

Además han recibido financia­miento para la adquisición de in­sumos y maquinarias agrícolas por parte del Fondo para el Desarrollo Agrario Socialista (Fondas).

Omar Oviedo, agregó que parte de los materiales para el cultivo de ali­mentos son adquiridos a través de las Agrotiendas Socialistas y ahora en la empresa socialista Agropatria, anti­gua Agroisleña.

“Los insumos agrícolas, las maqui­narias, la capacitación y el acompa­ñamiento técnico fue proporcionado completamente por el Gobierno, esto nos permitió arrancar y fortalecernos para lograr ser un fundo autosusten­table”, destacó Oviedo.

Aunado a estos beneficios, las 86 familias miembros del Fundo Za­morano gozan de planes educativos, jornadas asistenciales, de cedulación y recreación a través de las Misiones Barrio Adentro, Robinson y Rivas.

Logros de los Fundos Zamoranos

los 28.780 bovinos doble propósito que se encontraban en los 82 Fundos Za­moranos ubicados en 22 estados del país, lograron producir 657 toneladas de carne, 322 toneladas de queso y 1.185.605 litros de leche, rubros que fueron distribuidos a la población ve­nezolana a precios justos.

Estos espacios socialistas fueron recuperados por el MAT, con la fina­lidad de recuperar las tierras ociosas para distribuirlas equitativamente a los campesinos y producir alimentos de primera necesidad.

Tras la puesta en marcha del plan productivo 2010 y el primer semestre del 2011, en los Fundos Zamo­ranos se cultivaron durante el ciclo de invierno 14.507 hectáreas, de las cua­les 3.225 corresponden al rubro de los cereales.

Mientras que para el ciclo norte ve­rano, se sembraron 3.306 hectáreas, resaltando de igual forma los cereales con 861 hectáreas.

De igual manera, se realizan engor­des de pollos y gallinas ponedoras, así como actividades de acuicultura, bajo los modelos de autogestión, financia­miento, acompañamiento y asesoría técnica a los productores agrícolas.

En ese sentido, la Fundación Cia­ra proporcionó en 2010 y lo que va del 2011, más de 1.987 actividades de capacitación y 5.148 de acompañamiento para la consolidación de proyectos de atención integral de las familias que habitan en los Fundos Za­moranos y las comunidades rurales.

José Tapia, vocero del Frente Na­cional de Campesinos y Pescadores “Simón Bolívar”, reiteró que los Fun­dos Zamoranos son espacios recupe­rados con el firme propósito de culti­var alimentos.

Señaló que para alcanzar este ob­jetivo cuentan con los diversos orga­nismos del Estado para obtener crédi­tos, capacitación, insumos agrícolas y acompañamiento.

Los Fundos Zamoranos son ejes de desarrollo conformados por unidades o núcleos agropecuarios, en función del desarrollo de actividades produc­tivas por parte de grupos de ciuda­danos, en beneficio individual, de la colectividad local y de la nación, a tra­vés de la agricultura sustentable.

En estos espacios buscan el apro­vechamiento de las potencialidades y relaciones de las fuerzas de produc­ción, así como de las cualidades de todos los pobladores de la zona, con el fin de impulsar todos sus sectores, abarcando todas las comunidades existentes sin exclusión alguna y res­petando sus formas de organización tradicionales.

Tierras recuperadas deben ser modelo de producción socialista

En referencia a este tema, el Vicepresidente Ejecutivo de la República, Elías Jaua Milano, ha considerado que to­das las tierras que el Gobierno Nacio­nal ha rescatado del latifundio y que se encontraban ociosas aumentaron notablemente sus índices de produc­ción para el beneficio del pueblo ve­nezolano. Prueba de ello son las 1.800 hectáreas de maíz y las 397 hectáreas de maíz de semilla que se encuentran sembradas en el eje Aragua-Carabobo, las cuales se suman a las 812.000 hec­táreas de arroz, maíz blanco y amari­llo que actualmente producen insu­mos para todos los venezolanos.

Igualmente, explicó que los niveles de producción, además de incremen­tarse, también han sido optimizados gracias a las políticas gubernamenta­les para mejorar los procesos de pro­ducción mediante métodos científicos.

“Poder sembrar plantas de pimen­tón y de tomates en pleno invierno, con tal nivel de cantidad de lluvia, sería imposible, pero hoy lo podemos hacer gracias a que una de las políti­cas centrales del Gobierno Bolivaria­no ha sido el desarrollo de la tecnolo­gía para la agricultura”, afirmó.

Elías Jaua ha insistidoen que la lucha contra el latifundio continúa para garantizarle al pueblo venezolano el acceso pleno a los alimentos.

“Vamos a continuar en la lucha por el rescate de las mejores tierras que están ociosas, de hacer valer el prin­cipio de que la tierra es para quien la trabaja y de que tiene que estar en manos del pueblo que tiene concien­cia de que esa producción no es para enriquecerse sino para alimentar a todo el pueblo venezolano”, afirmó finalmente el Vicepresidente.

Destacó que la idea es que las tie­rras y fincas recuperadas legalmente sean centros de producción socialista de más calidad, que le garanticen al pueblo sus alimentos, compromiso asumido por el Gobierno Bolivariano y el Presidente de la República, Hugo Chávez Frías.

*Frente Cívico Militar Bolivariano.

comabol@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3907 veces.



Héctor Herrera Jiménez


Visite el perfil de Héctor Herrera Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: