"El Colombia" en Venezuela

Desde hace mucho tiempo, quien suscribe ha estado alertando en cuanto a la gran cantidad de infiltrados e infiltradas y arribistas y oportunistas dentro del gobierno nacional; aunque al parecer la vaina como que no es ajena para algunos personajes que cuentan con unos entornos, y algunos de esos entornos fungen hasta como escoltas que, ¡coño!, Vamos a estar claros, que los carajos lo que meten es miedo por la pinta de choros con que cuentan algunos de esos escoltas, pero bueno, no debo venir a estar metiendo chisme de cuarta categoría, en este tema tan delicado como es el caso de la extradición del supuesto “asesino material” del camarada diputado Robert Serra y de su asistente secretaria, la no tan bien  recordada señorita María Herrera, y ojo, no estoy con este comentario tratando de crear disgusto alguno; pero me parece muy injusto, que siendo esta jovencita tan victima como el camarada Robert Serra, no se difunda con el mismo énfasis el deceso de esta también camarada jovencita…

Ahora bien; lo muy cierto del caso es que ya el bendito “Asesino” esta en Venezuela, y puesto a la orden de las autoridades administradores de justicia, para un justo juicio, que a los ojos de todos los venezolanos y venezolanas, que estamos sedientos de justicia, esperamos que la decisión sea condenatoria, a menos que; jueces complacientes “preñados de muy buenas intenciones” decidan que la acción de “El Colombia”, no debe ser sancionado, puesto que no existen suficientes elementos de convicción, para sancionar  a “El Colombia” ¡Coño! Casi que lo escucho; y de verdad no sé porque me viene a la memoria el nombre de Hugo Rafael Chávez Frías, Danilo Anderson, Sabino Romero, entre otros y otras; y nombro a Hugo Chávez en primer lugar, porque 14 de agosto del año 2002, luego del golpe de estado, donde secuestraron y estuvieron a puto de darle muerte al prenombrado ciudadano de marras; un juez en plena facultad del derecho que le asistía como ponente, considero que no había suficiente meritos para enjuiciar a los golpistas, dándoles sobreseimiento a los imputados, argumentando que los mismos “estaban preñados de buenas intenciones”, es decir, dar un golpe de estado y tratar de matar al presidente derrocado, no es un acto violatorio de las leyes vigentes del país; o lo que es lo mismo, que los carajos se portaron mal, pero lo hicieron muy bien, y por ello la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, premio con la libertad a los ejecutores y las ejecutoras del golpe de Estado…cuales quieras parecidos con esas realidades serán meras coincidencias…

Afortunadamente EDUARDO SAMÁN se salvo del CHICHARRONAZO, porque no  pudieron cumplir con el mandado los ineptos sicarios que enviaron para esa “esa “guertica (vueltica)”

En ese orden de ideas, y esperando la comprensión de los lectores y lectoras de este escrito, espero que lo que pienso expresar en este escrito, no sea motivos, para catalogarme de instigador al divisionismo, pero habría de preguntarnos de manera ingenua y suspicaz lo siguiente:

¿Cómo carajo le llega “El Colombia” a Robert Serra, para que este (me refiero a Robert), lo seleccionara como su escolta?

Todo ello basado en que, para nadie es un secreto que para poder penetrar esos anillos de seguridad de algunos altos funcionarios, es más bravo que “matar un burro a sombrerazo”. Aunque Bueno, por ahí ya nos alertaron en nerviosismo de un prestigioso abogado,  y también la rivalidad entre el camarada Robert Serra con un alto funcionario, en cuanto al aspecto del liderazgo natural del Robert y el liderazgo circunstancial que dan los cargos.

Lo único muy cierto de todo esto es que  “El Colombia” está en Venezuela,  y la justicia en el caso del camarada Robert Serra y la camarada María Herrera debe imponerse de manera contundente para sentar un precedente ejemplarizante, y haciéndome eco de una exclamación popular muy común, “Caiga quien caiga” y que no vaya haber intocable, porque de las cosas que escuchamos por los rincones, que no se deben decir por no tener asidero, ni mucha seriedad, nos hacen pensar que, hay cosas extremadamente extrañas en este caso.

CHÁVEZ vive, en la consciencia y en la memoria de todos los pueblos pobres del mundo



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2432 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: