¿Hasta cuándo…por Dios, hasta cuándo? ¿Qué es lo difícil?

¡Si colaboran no les va a pasar nada!, ¡Agradecemos aportes de 50,00 Bs en adelante! ¡Colaboren y quédense tranquilos!
Estas son las amenazas que recibo cuando uso el transporte público en Caracas, especialmente en las camionetas que usan la Av. Baralt. El modus operandi es idéntico siempre, se montan dos desadaptados y mientras uno se coloca en la puerta el otro intimida a los pasajeros con frases terroristas que logran su efecto casi instantáneamente. Las personas buscan en sus carteras y pagamos “una vacuna”, para después comentar, “por lo menos no nos mataron”. Yo he tenido la “suerte” que en una misma camioneta he experimentado dos visitas seguidas. Ya no es esporádico, lo aterrador para mi es que me está ocurriendo cada vez que uso este medio de transporte. ¿Hasta cuándo? Y eso siempre ocurre ante una presencia ausente de Policías Nacionales. Si, presencia ausente, porque aunque en la Av. Baralt Ud puede encontrar Policías Nacionales casi en cada 2 cuadras, ellos creen que la seguridad al ciudadano se le brinda vía mensajes de texto, porque es lo que hacen sentados en sus motos o camionetas de patrullaje. Los puestos de control son para chatear y mantener tertulias entre ellos, mientras “bucean” cuanta fémina les pase por el frente.
¿Por qué es tan difícil hacer un trabajo de inteligencia ante este problema? ¿Hasta cuándo nos vamos a calar que nos roben de esta manera como que si fuera algo “natural” y “normal”? ¿Para qué se tiene una Universidad de la Seguridad si sus egresados no saben hacer un “piche” trabajo de inteligencia y detener a estos desadaptados que aterrorizan a los usuarios del transporte público? ¿Qué esperar entonces para problemas de inseguridad mucho más complejos? ¿Vamos a asumir este fenómeno entonces como parte de “nuestra cultura”?
Quien anda en las camionetas a diario le importa un “comino” si los EE.UU van a invadir Siria o no, lo que le importa es su seguridad que una minoría de delincuentes le roba cada instante en la calle cuando va o viene de llevar a sus hijos al colegio, cuando invaden las camionetas para aterrorizarlos delante de sus hijos. Hay un terrorismo inmerso en nuestra sociedad venezolana que se monta en las camionetas a diario y cada momento. Es más este momento cuando Ud está leyendo este artículo de indignación, tenga la certeza que unos zagaletones están abordando una camioneta con este saludo: ¡Si colaboran no les va a pasar nada!, ¡Agradecemos aportes de 50,00 Bs en adelante! ¡Colaboren y quédense tranquilos!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2026 veces.



César Henríquez


Visite el perfil de César Henríquez Fernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a173446.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO