Tackles Política Adentro 42

Sin tener un pelo de tonto

Muchos jóvenes en el mundo, incluyendo a algunos nuestros, como muestra de solidaridad o tal vez por fanatismo, se han rapado la cabeza, para acompañar espiritualmente a nuestro máximo líder Hugo Chávez. Confieso que yo también me la rapé y creo que los santeros del mundo, así como los metafísicos, místicos esotéricos, entre otros,  seguramente algunos de ellos, se raparán su testa. Ya no es por Hugo Chávez, sino por ese surgimiento del renacimiento de un nuevo orden social mundial, que forja su alumbramiento. Los cristianos lo llaman “el retorno de nuestro señor Jesucristo”.

El capitalismo del imperio yanqui está feneciendo y en su lugar sólo quedará ceniza, literalmente hablando. Porque el pueblo estadounidense se levantará también con su propio ímpetu de poder popular, harán una constituyente originaria y refundarán una nueva mega república, basada en la Democracia Participativa y Protagónica. Desplazarán a los amos, sí a esos dueños del poder económico, que por décadas gobernaron tras bastidores al mundo y ojalá lo hubieran hecho para beneficio de todos los conciudadanos estadounidenses, sino que lo hacían para beneficio de sus intereses grupales, sin importarles la vida de la gran mayoría de esos seres humanos.

La CIA por ejemplo, es una organización que desde su creación, se arrastra a los intereses de ese poder económico. Tanto es así, que para ellos no existe la Democracia, ¿por qué la CIA ejecutó a John Kennedy? Porque este gran demócrata, se le rebeló a ese poder económico. Kennedy quería hacer lo correcto, lo mismo que nuestro Presidente Chávez, está haciendo en nuestra nación. Primero desplazó al poder económico que por más de 40 años, tras bastidores gobernaba al país, con esa careta llamada Democracia representativa. Y segundo, está procurando un óptimo porvenir a todos los venezolanos, para cambiar ese vivir muriendo por un vivir viviendo. Por eso, el residuo del puntofijismo, es decir,  las larvas de la supuesta democracia representativa, no debe proliferar. De ahí el llamado a la conciencia nacional revolucionaria, bolivariana y socialista.

Más que raparse la cabeza, como muestra de solidaridad social con nuestro Presidente Chávez, la cual por cierto, no está nada mal. Debemos también, asumir nuestra cuota de responsabilidad política. Aunque los sesudos analistas sostengan, que la política no es responsabilidad de nadie. Porque la política no produce obligación para quien la ejerce. Los políticos la han utilizado como trampolín, para robar los tesoros de la nación en nombre de la democracia. La política revolucionaria, cuando la ejercen con honestidad, como lo dijo nuestro Libertador Simón Bolívar: “El que abandona todo por ser útil a su país, no pierde nada y gana todo cuanto se le consagra.” Claro que el politiquero del escualidismo no actúa con verdadero patriotismo, sino con patrioterismo, es decir son patrioteros, lo que viene siendo en la práctica son los propios “tracaleros”.   Hasta la próxima.

 yjmosqueda@gmail.com

  yjacobo_58@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2582 veces.



Ysaac Jacobo Mosqueda

Representante de la Fundación Por La Dignidad de Aragua. Luchador Socialista. Militante del PSUV. Miembro de la vieja vanguardia del MBR (Paracaidista 76-86).

 yjmosqueda@gmail.com      @ysamosqueda

Visite el perfil de Ysaac Jacobo Mosqueda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ysaac Jacobo Mosqueda

Ysaac Jacobo Mosqueda

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad



Revise artículos similares en la sección:
Internacionales