¡Vándalos!

Con carros y negocios ardiendo por Londres y otras importantes ciudades inglesas, la antigua flemática e imperturbable vida de la Monarquía del Reino Unido de la Gran Bretaña, Gales e Irlanda del Norte, se ha visto estremecida por inesperados hechos de violencia protagonizados por jóvenes de distintos orígenes sociales y seguramente motivaciones diversas que, lo mismo enfrentan a pedradas las cargas de los equipos antidisturbios de Scotland Yards, como atacan casas comerciales grandes y pequeños negocios, sin que hasta el momento haya aparecido el primer manifiesto político, la responsabilidad de un colectivo o, la figura de un líder que asuma responsabilidad por estos hechos, aparentemente espontáneos y sin conciertos, que agarraron desprevenidos a las elites gobernantes.

En su automática reacción de condena y descalificación de quienes han osado perturbar la tranquilidad de la vida del decrépito imperio de la Pérfida Albión, el establecimiento comunicacional y político británico pretende criminalizar llamando ¡VANDALOS!, a los varios cientos de jóvenes que originalmente se lanzaron a la calle en Tottenham, protestando contra la brutalidad policial, que produjo el asesinato de un joven de un barrio pobre, y que luego se ha extendido, en los últimos tres días, a Manchester, Salford, Birmingham y otras localidades de Inglaterra.

No sorprende la reacción despreciativa de las élites gobernantes en la City londinense hacia los jóvenes protestantes, por cuanto esa es la misma calificación imperialista que la Monarquía Inglesa inglés ha mantenido contra los pueblos de Asia, Africa, América y Oceanía, en cuatrocientos años de historia de piratería, rapiña, esclavismo y explotación en favor de su burguesía y en alianza con los demás burguesías imperialistas que aún dominan la realidad mundial y la que hoy desarrolla, junto a la República Francesa, los Estados Unidos, la República Italiana y otros países de la Organización del Atlántico Norte, OTAN, contra los pueblos de Afganistán y el pueblo libio.

Pese a la pretensión de la canalla política y mediática inglesa de descalificar la protesta de los jóvenes de las barriadas pobres de las grandes ciudades británicas, no podrán esconder ante los ojos del mundo y de su propio pueblo, el terrible drama que viven millones de jóvenes ingleses, especialmente hijos de inmigrantes caribeños y asiáticos, a quienes las criminales medidas económicas y financieras impuestas por el gobierno conservador-“socialdemócrata" que preside David Cameron, les impide acceder o continuar sus estudios universitarios, le niega el derecho a un primer empleo a los egresados universitarios e, imposibilita conseguir una vivienda accesible para formar sus propias familias; mientras apoyan las operaciones especulativas de la burguesía financiera inglesa en contra de su propia economía nacional y las economías de países como Grecia, Irlanda, Portugal, Irlanda, Italia y España, a quienes le roban la riqueza producida por los trabajadores en decenas de años.

La democracia burguesa inglesa, basada en la defensa de la sanguinaria Monarquía Británica, la alianza subalterna y terrorista con el imperialismo usamericano y la agresión a todos los pueblos y movimientos que luchan por la Soberanía, la Independencia, el Desarrollo y la Justicia Social, pretende esconder en su apariencia de tranquilidad social y política, el drama de millones de británicos a quienes Margareth Thatcher le destruyó el Estado de Bienestar conquistado por los mineros y obreros industriales en más de cien años de lucha, con el propósito de hacer que nuevamente sean los trabajadores y demás sectores sociales explotados y oprimidos, quienes paguen la dolorosa factura provocada por el actual intento del la burguesía inglesa y mundial, de salvar al sistema Capitalista de la crisis terminal en la que se encuentra actualmente.

Sin importar los resultados finales de las acciones de protestas que hoy desafían las cargas represivas de la policía en las calles de Londres y otras ciudades importantes del Reino Unido, lo fundamental de los hechos es el mensaje de rebeldía combativa que, de los brazos y las gargantas de estos jóvenes, pueden tener en una juventud sin presente ni futuro y a una clase obrera con experiencia histórica, para continuar la lucha de resistencia contra la intensificación de la explotación burguesa, dirigida al aumento de las tasas de ganancias tratar de salvar el sistema Capitalista Mundial y, en particular, la defensa de la decrépita, guerrerista y terrorista burguesía inglesa.


yoelpmarcano@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2099 veces.



Yoel Pérez Marcano


Visite el perfil de Yoel Pérez Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a128124.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO