490 toneladas de leche (PDVAL) vencida en Coralí (Zulia) y se temen que sean miles en todo el país

El almacén de Conservas Neptuno, asociado con PROINPLAT, es parte de una empresa concebida para procesar plátano en sus diversas presentaciones. Se encuentra en la carretera vía Santa Bárbara del Zulia, sector El Caracolí, kilómetro 14, aproximadamente a hora y media de la ciudad de Mérida. PROINPLAT fue inaugurada por el Comandante en un “Aló Presidente” hace unos cuatro años, pero hoy está de capa caída. PROINPLAT al parecer reune a un grupo de cooperativas que tienen que ver con el procesamiento del plátano en sus derivados: harina, tostoncitos, bocadillos, productos para animales, etc. hoy se encuentra totalmente desviada de sus originales objetivos. Eso está prácticamente paralizado, con sus maquinarias sin funcionamiento. En varios de esos galpones es donde PDVAL tiene almacenadas toneladas de productos, principalmente leche en polvo que llega de China, Australia y otros países. Ese lugar no tiene cualidades desde el punto de vista sanitario para almacenar alimentos para el consumo humano. Se evidencia que allí hay fuertes debilidades para almacenar alimentos. No se entiende cómo se permitió permanentemente estar almacenando rubros en ese lugar. El Corporativo son las oficinas centrales de PDVAL en Caracas y que han tomado esa decisión. El Corporativo en su propio control de despacho para la recepción, son los que tienen el dominio del inventario y los rubros que entran y salen. Esos almacenes en PROINPLAT comprenden unos diez enormes galpones que ocupan como unas cinco hectáreas. Allí se encuentran unas 490 toneladas de leche dañada. Se tienen las especificaciones de los rubros como son: productos Conformes para el consumo humano, productos No Conformes y productos con Merma. Los más delicados son los productos con Merma, los cuales deben quemarse o enterrarse porque no tienen ningún tipo de uso, y representan un gran peligro como lo contaminante que son. Los No Conforme, NC, llegan por lo general a su fecha de vencimiento sin haber sido colocados en el mercado para la venta o para el consumo, y terminan alcanzando la fecha de vencimiento en los centros de acopio o almacenamiento, llámense los PDVALES, los pedevalitos, los centros de acopio, etc., etc. La razón por la cual eso está allí perdiéndose sólo el Corporativo-PDVAL lo sabe. Se supone que es una amplia cadena de comunicación que falla. Esas 490 toneladas son productos con presentaciones que vienen en sacos de 25 kilos, tal cual como los sacan del barco de importación. Cuando llegan a este centro de almacenamiento por lo general los reempacan en bolsas de kilo con todo lo que es la imagen publicitaria. La misma empresa PROINPLAT hacía ese servicio de empaque. Ese trabajo de empacamiento dejó de hacerse porque hace más de un año que PDVAL-Corporativo dejó de pagarle a los trabajadores, que por cierto están profundamente indignados y que viven en el propio pueblo Coralí. Eso ha afectado todo ese proceso de reempaque, y por supuesto de almacenamiento, porque eso debió haber ido inmediatamente a los Estados, a los centros de control de cada Estado. En esos centros, como en Mérida, se tienen dos almacenes contratados con la empresa Flor de Patria (la cual depende directamente del Corporativo PDVAL), en la Zona Industrial de El Vigía. El mecanismo sería: salen los rubros del despacho de PROINPLAT, llegan a Flor de Patria es decir que pasa del control del Corporativo a control del Estado, y luego con la política de PDVAL son colocados en los Pdvalitos y en los centros de jornadas y demás cadenas de comercialización. Almacenadores de este tipo en Venezuela hay como 30 en los cuales se están perdiendo grandes cantidades de alimentos. Esto es un lugar común en todas partes. En el almacén A-1 en Rubio pasa exactamente lo mismo. Igualmente se sabe lo que pasó en Lara; allí se hizo una denuncia y se detectó que en un galpón cerca de la Terminal se descubrió otro desastre parecido. En este caso fue una espantoso acaparamiento de leche, y efectivamente se encontraron varias toneladas. En ese caso llamaron al coordinador de PVDVAL del Estado Lara. Eso apareció en “Últimas Noticias” y actualmente el caso está en Fiscalía. Podría haber un negocio eso de que esos rubros pasen de Conforme a No Conforme, porque entonces los venden o los regalan y los utilizan para hacer, por ejemplo, yogurt, ponches, etc. jsantroz@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4499 veces.



Jose Sant Roz / El Paso de Los Andes

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a89805.htmlCd0NV CAC = Y co = US