Contraloría social verdadera para los cargos de alto nivel en el Gobierno Nacional

Estas últimas semanas hemos visto con mucha fuerza expresiones de altos dirigentes del Gobierno Nacional, señalando la necesidad de revisar las nominas en todos los entes gubernamentales ya que hoy estamos en un tiempo complejo y diverso, y no se puede permitir seguir teniendo personas que no apoyen la Revolución Bolivariana que solo retrasan los procesos administrativos, sembrando mas burocracia, caos, y maltrato a quienes hoy buscan asesoría y apoyo a soluciones cotidianas del ámbito social, sobre todo en promover la articulación desde las bases del Poder Popular organizado quien hoy con basamento jurídico a través de las leyes diseñadas por El Comandante Chávez, son en muchos casos pisoteadas por quienes por amiguismo, compromiso o las fulanas “ cuotas políticas” son nombrados directores de línea, coordinadores, presidentes o presidentas de entes adscritos, incluso hasta asistentes y allegados a viceministros y ministros que dan una orden u orientaciones, las cuales jamás se cumplen o se le hace algún tipo de seguimiento ni cumplimiento, creando malestar en quienes buscan tener una respuesta certera en cuanto a las acciones que se determinan en su mayoría, desde las oficinas de atención al ciudadano, pero hay otro factor que también debemos señalar, ese que ha sucumbido en el día a día de la administración pública, ese que retarda procesos, que inutiliza planes y proyectos que van adelantados, esos que ya están presupuestados y que están dentro de los famosos POA y otros tantos instrumentos temáticos administrativos que siguen dentro de las estructuras burocráticas que se niegan aun a pasar al termino horizontal, ese que tanto nombramos o señalamos y que lamentablemente muchos servidores públicos y servidoras públicas o” maltratadores de carrera” como los apodamos no comprenden o practican.

El camarada Diosdado Cabello ha expresado que les pasara la lista a los Ministros y Ministras de esos empleados públicos que conspiran, que retardan proyectos, que maltratan el personal, que se niegan a colgar un cuadro de Chávez y Maduro en su cubículo u oficina, esos que colocan diplomas, posgrados y maestrías en la pared para presumir de sus estudios, que no se critican pero que se van al excusado porque para esa es la única utilidad que le dan a la hora de ejercerlas, aprovechando el amiguismo y el vinculo familiar, aferrándose a esos cargos, aun peor muchos lo utilizan para beneficios como Mi Casa Bien Equipada, o adquirir y carro Chery , un apartamento de la gran Misión Vivienda Venezuela, esos que consiguen un crédito en el Banco De Venezuela, esos que llevan todas las semanas la bolsa de comida a sus casas, esos que viajan los fines de semana en aviones de PDVSA, y otras empresas del estado, pero no solo es esta situación que no tiene ni tres días ni cinco meses, desde hace mucho rato se han hecho denuncias, señalamientos con argumentos y pruebas ante las autoridades competentes las cuales también deben ser objeto de revisión profunda en el ejercicio de sus funciones y obligaciones para su pueblo, este factor de seguimiento y control que no se ejerce repito con compromiso, con gallardía y fuerza, es lo que ha permitido tanta decidía, desigualdad y maltrato y desgaste en muchas instituciones donde la burocracia adeco-copeyana se sigue practicando, y si no se hace una verdadera depuración de los tecnócratas que hoy en su mayoría son contratados, y muchos que ya deben ser jubilados, otros sencillamente están allí para cumplir el objetivo de desquebrajar y contaminar todo lo que hemos construido con gran esfuerzo para cumplirle al pueblo venezolano.

No se trata de solo dar una lista, sino hacerlo y ya sin contemplación en todos los niveles, pero mientras no hagas un buen seguimiento y control en todos los aspectos, con supervisiones, revisiones de ejecución de planes y proyectos aprobados, desde las bases gubernamentales, también esa burocracia está tocando a otras nacientes en revolución que hoy debemos combatir con la contraloría social verdadera, hay que retomar la convivencia dentro de las instituciones, el escuchar al trabajador y la trabajadoras, mejorar las condiciones de ánimo en todos los ámbitos, porque no valdría la pena sacar a quien maltrata si no sensibilizas al maltratado y con argumentos y soluciones donde todos sean participes no mejoraremos nada, y claro el que sea beneficiado a costillas de la bondades necesarias y justas de nuestra revolución bolivariana y no esté aportando nada a la patria, que solo se dedique a retroceder los cambios profundos sin contemplación tomar las acciones pertinentes.

Allí revisar todas las oficinas de atención al ciudadano, todas aquellas direcciones que reciban solicitudes de nuestro pueblo, retomar con fuerza los inspectores presidenciales y ese ejercito de profesionales que hoy se han formado en revolución, esos que incluso son rechazados por esos que se hacen llamar “compatriotas” sean los que tomen las riendas de nuestras instituciones, y es hora de derrumbar las viejas estructuras que no están adecuadas a nuestra Constitución Nacional.

O todo o nada.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1437 veces.



John Duarte Zambrano


Visite el perfil de John Duarte Zambrano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a232764.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO