Caja de resonancia

La larga cabellera de algunos clientes del banco Federal

Resulta que el gobierno bolivariano, a diferencia de los del pasado, pone la cara y anuncia un plan de pago para todos los ahorristas y cuentahabientes del banco Federal,

de acuerdo con lo establecido por el Fondo de Garantías (Fogade).

Adicionalmente, voceros de las instituciones del estado autorizados sobre la materia, en rueda de prensa ofrecen detalles sobre las causas que originaron la medida de intervención a puerta cerrada, así como los mecanismos y procedimientos que se implementaran para la protección y atención de los usuarios afectados.

El Vicepresidente Elías Jaua Milano, en evento televisado, abunda en detalles sobre la situación que venía arrastrado la referida institución financiera, así como los llamados y citaciones que desde la Superintendencia de Bancos se le hicieron de manera reiterativa al Presidente del banco intervenido.

En mi habitual ejercicio de revisar titulares de prensa, me detengo y leo detalladamente la nota interna de un periódico regional sobre el tema.

Para este pasquín, la noticia relevante es que “hay largas colas de ahorristas del federal en el Banco de Venezuela” o “lentitud en los tramites” ..” ya que no han dispuesto de un personal exclusivamente para esto”.

De igual modo, mediáticamente se privilegia con mayor centimetraje, el descontento de de los clientes con el gobierno, haciendo ver que la quiebra del banco es consecuencia de la intervención y no de la conducta impropia y delincuencial, de quien “no tiene un pelo de tonto” y huyó hacia la derecha con los cobres de quienes califican de “injusta la intervención, porque yo lo veía como un banco muy responsable”.

Punto aparte merece la conducta demencial de la joven señora que totalmente desfigurada por la ira, el odio y la disociación, agredió verbal y físicamente al reportero de VTV quien cubría la noticia a las puertas del Federal, y de paso, responsabilizaba al Presidente de la República, con frases como: “Chávez vete ya, eres una mierda”.

¿Cómo dialogar con alguien que no te ve ni te oye, porque sencillamente, no reconoce tu existencia?

¿Es posible brindar algún tipo de argumento a quien no reconoce argumento distinto al que niega?

En este mundo al revés, me formulo estas interrogantes mientras imagino la marcha de clientes y uno que otro empleado del federal, pancartas y melenas al aire, ondeando la consigna:

¡Con mi federal no te metas!

evyferrer@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1800 veces.



Evy Ferrer

Escritor y músico. www.evyferrer.wordpress.com

 evyferrer@gmail.com      @evyferrer

Visite el perfil de Evy Ferrer para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: