Las Batallas Navales del Orinoco y la Liberación de Guayana

El próximo 11 de Abril además de cumplirse un año más del infame golpe de estado que en el 2002, derroco por 48 hora al Comandante Eterno Hugo Chávez Frías, siendo presidente de la República Bolivariana de Venezuela, también se cumplirá 203 años de La Batalla de San Félix (batalla de Chirica), donde el General Manuel Piar derroto al Brigadier realista Miguel de la Torre, enviado por general Pablo Morillo a rescatar las Misiones del Caroní en Upata, que habían sido ocupadas por los patriotas, en el marco de la 2da Campaña de Guayana de 1817, iniciada por Manuel Piar con el apoyo de Manuel Cedeño quien ya operaba en el territorio

En efecto con esa batalla calificada por el Libertador para ese momento como “…el más brillante suceso que hayan alcanzado nuestras armas en Venezuela” se inicia el proceso de Liberación de Guayana, una provincia que hasta el 1817 se había mantenido al lado de la Monarquía y era muy importante para la logística de los realistas en la guerra de independencia. En 1812 hubo una primera Campaña de Guayana, donde los patriotas después de varios combates fueron derrotados en la batalla naval de Sorondo, la liderizó del lado patriota el Alférez de Navío Francisco Esteves y el Capitán de Navío Juan Bautista Bideau compañero de armas del General Santiago Mariño, experiencia que ya indic aba la importancia de poseer una buena flota de barcos de guerra para emprender esa campaña Guayana siempre fue una preocupación de los patriotas y un nuevo proyecto para su liberación fue presentado por Bideau al Libertador, en el 1816 en Haití.

En este Abril, al conmemorarse La Batalla de San Félix, es propicia la ocasión para difundir el conocimiento de otras batallas que se dieron en la segunda Campaña de Guayana, las cuales fueron batallas navales y que son poco conocida por lo que tradicionalmente se ha cometido el error nada santo, de reducir esa Campaña a la Batalla de San Félix o batalla de Chirica.

Las Batallas Navales del Orinoco, fueron un conjunto de acciones que se dieron en el Orinoco en el 1817, respondiendo a un plan operativo militar, diseñado y comandado personalmente por el Libertador Simón Bolívar, las mismas ocurrieron entre el 24 de mayo y el 5 de agosto fecha de culminación de la batalla de Cabrián, que fue la última, y la que expulso definitivamente, a los realistas de Guayana, por ello consideramos necesario resaltarlas y darle el valor histórico que las misma tuvieron y cuyo olvido o invisibilización, estimamos es una maniobra de la historiografía anti bolivariana, para ocultar el tremendo papel que jugó la dirección política y militar de Bolívar en la Liberación de la Provincia de Guayana, donde el dominio del rio Orinoco era fundamental, pues los asedios a Angostura y la Guayana Vieja o Castillos  de Guayana, intentados por Piar, no habían tenido éxito porque además de ser construcciones inexpugnables, recibían logística por el rio; Bolívar conociendo anticipadamente esa realidad, una vez en Guayana, centra sus planes y acciones militares en conquistar la Liberación del Rio Orinoco y conseguir así, la Liberación definitiva de la Provincia de Guayana. En relación a esta Campaña el historiador Vicente Lecuna, dice:

“La mayor parte de nuestros historiadores no han narrado los trabajos efectuados para libertar la plaza de Guayana, y atribuyen el resultado únicamente a la batalla de San Félix que tuvo lugar 3 meses y medio antes de la conquista de aquellas. Solo Baralt da a la escuadra la influencia que tuvo en la obra de libertar la provincia y a grandes rasgos expone la destrucción de los buques españoles. Todo se explica por haberse perdido los documentos de esa época. A nosotros nos han servido de guía las relaciones citadas de los españoles y los documentos que hemos podido reunir”

Bolívar en la Campaña de Guayana

El Libertador, a poco de haber llegado de la 2da expedición de los Cayos o de Jacmel, con la cual traía más armas y municiones de la ayuda proporcionada por el Presidente de Haití, Alexander Petión, estuvo en Guayana, con Piar, por invitación de éste, 4 días antes de su triunfo en San Félix, en esa ocasión, Piar le acepta como jefe Supremo, y le presento su plan, que fue analizado y aprobando por Bolívar, previo a la recomendación de concentrar sus fuerzas, ya que las tenia muy dispersas. El Libertador parte a Barcelona al encuentro con los otros Generales a los cuales había convocado y en el camino, se encuentra con Urdaneta, Sucre, Bermúdez y Armario, y recibe de ellos un informe sobre la toma de Barcelona por los realistas, la masacre de Casa Fuerte, la conspiración de Mariño contra su gobierno con el Congresillo de Cariaco y deciden regresar juntos a Guayana.

El Libertador era de la opinión de que Guayana no se podía liberar sin una flotilla respetable así se lo había hecho saber a Piar por intermedio de Arismendi, en ocasión de que este por instrucciones del Libertador, hizo un recorrido por los llanos y Guayana, para convocar a todos los jefes de las guerrillas cercanas a Barcelona. De manera que, de regreso a Guayana, como Jefe Supremo asume el mando de la Campaña de Guayana, establece su Cuartel General en San Félix, nombra a Carlos Soublette subjefe del Estado Mayor y despliega su estrategia principal orientada a lograr el dominio del rio Orinoco, por donde circulaban normalmente los realistas llevando las provisiones necesarias a Angostura y a la Guayana Vieja.

Entre las primeras acciones, para continuar la Campaña, encarga a Arismendi de la fabricación de embarcaciones y de la construcción de un fuerte para la protección de los buques del Almirante Luis Brión, quien recibe instrucciones de venir Guayana.

Por otra parte, debido a que Piar, había manifestado su simpatía por el Congresillo de Cariaco; Bolívar lo releva de la jefatura del ejército y divide este último, en 2 divisiones: una a cargo de Bermúdez quien junto con Cedeño le correspondió el asedio por tierra a Angostura y la otra a cargo de Piar y de él personalmente, para el asedio de la Guayana Vieja, pero Piar descontento y apostando al fracaso del Libertador, se negó a participar y pidió se le asignaran las Misiones en Upata, lo cual le fue concedido, por lo que las operaciones del asedio de Guayana Vieja quedaron a cargo directo del Libertador.

 Las Batallas Navales del Orinoco:

Distribuidas las responsabilidades de las diferentes estrategias en marcha, se inician las operaciones con combates navales en diferentes puntos clave del Orinoco en la geografía de los que hoy son los estados Bolívar y Delta Amacuro.

Asalto de la Isla de Fajardo

El 24 de mayo el Capitán de Navío Agustín Armario, sorprendió con una flotilla de curiaras, el apostadero de la isla de Fajardo, ubicada en el encuentro del rio Orinoco con el rio Caroní, frente a San Félix, logrando apoderarse de la misma, y todo cuanto allí había de embarcaciones, cañones y municiones, en ella operaba un astillero.

Toma del Apostadero Borbón

El 4 de julio los patriotas atacan y se apoderan del apostadero de Borbón, asalto comandado por el Coronel Rafael Rodríguez con los indios caribe, en 21 embarcaciones y una cañonera, entre ellas, las que les mando el Libertador que se estaban fabricando y las que venía capturando Rodríguez con los indígenas, en la Vuelta del Torno, donde se mantenía oculto hostigando a embarcaciones realistas, en tránsito entre Angostura y Apure, así obstaculizaba los suministros a Angostura y la Guayana Vieja.

La derrota de Rosendo y el Loco de Casacoima

El 3 de Julio, se instruye al Capitán Francisco Rosendo con 10 flecheras y una cañonera, pasar de noche frente a Los Castillos de Guayana para ir al encuentro del Almirante Brion, que estaba llegando a Guayana, cinco flecheras pudieron pasar, las otras fueron detectadas, y les hicieron fuego, le persiguieron y 2 fueron  capturadas el resto pudieron refugiarse en el caño de Casacoima, es entonces cuando el Libertador enterado de esa situación fue con su estado mayor y 250 fusileros, a batirse, es el caso que, mientras los fusileros combaten con las cañoneras, Bolívar y su estado mayor fueron sorprendido por un pelotón realista y para salvar la vida tuvieron que lanzarse a la laguna de Casacoima y allí ocultarse un tiempo, un episodio que se conoce porque algunos de sus acompañantes pensaron que el Libertador, había enloquecido, ya que después que salen de la laguna, Bolívar narro con entusiasmo, el plan de como después de la toma de Angostura, liberaría el continente llegando hasta el Perú.

La Batalla de Pagayos

Para el 8 de Julio, Bolívar ha instruido al Almirante Brión de ingresar al Orinoco, navegaba adelante y a gran distancia de los Buques patriotas, la escuadra sutil, comandadas por el margariteño y Capitán de Navío Antonio Díaz, quienes en su travesía, se encontraron con la escuadra real, entre 11 y 16 buques de mayor porte muy bien armados y sin embargo los patriotas con 5 flecheras, dieron un combate muy desigual y glorioso en la isla de Pagayos resultando triunfantes los patriotas, es de resaltar que el primero que enfrenta el combate es Fernando Díaz, quien muere degollado por lo realistas, al enterarse su hermano Antonio Díaz de ello, salió con 2 flecheras a vengar a su muerte y en un excepcional y heroico combate, asalta y derrota a los buques realista que encuentra, recupero las flecheras que le habían quitado a su hermano y puso en fuga al resto de las embarcaciones realistas, esto permitió la entrada de la escuadra del Almirante Brión al Rio Orinoco, hasta la punta de Cabrián donde fue construido un fuerte para su protección, y le esperaba nuestro Libertador, con gran alegría.

Como consecuencia de la entrada del Almirante Luis Brión al Orinoco, el jefe realista Miguel de la Torre, decide evacuar Angostura y refugiarse en Guayana Vieja con la esperanza de que recibiría auxilios del jefe realista Pablo Morillo, mientras que este, al enterarse de la evacuación de Angostura, abandona Margarita donde le habían derrotado en la batalla de Mata Siete y corre a proteger a Caracas.

La Batalla de Cabrían

Entre el 3 y el 5 de agosto, en Guayana Vieja en la ensenada de Punta Cabrián, se inicia la batalla de Cabrián, que fue un combate doble: fluvial y por tierra, los españoles que huyeron de Angostura se habían refugiado en Guayana Vieja ( Los Castillos de Guayana) pero a los 15 días deciden abandonar y combatir; el 2 de agosto, deciden evacuar, son 4000 personas, entre ellos, los soldados que eran 1436, todos se embarcaron en 34 naves: 22 de guerra con 108 cañones y 12 de transporte, de inmediato, en el Orinoco, comienza el combate, con las naves de Brión: 5 Bergantines, 3 goletas y las flecheras y cañoneras que comanda Rafael Rodríguez con los indios Caribes; en tierra Pedro León Torres con los batallones Barlovento y Guardia de Honor, hacían fuego contra las naves españolas, el 3 de agosto José Antonio Anzoátegui ocupa la Guayana vieja, mientras en el rio en los sitios de La Tórtola, Sacupana, Imataca y Boca Grande la escuadra de Brion se batió contra la escuadra realista, en medio de una fuerte tormenta, los combates duran 3 días al cabo de lo cual, la flota realistas fue destruida salvo 2 buques donde escapan los jefes entre ellos Miguel de la Torre, hubo muchos muertos y prisioneros del lado realista, los patriotas capturaron el bergantín que llevaba los recaudos entre ellos, las riquezas de las Misiones estimadas en 100.000 pesos, con este gigantesco triunfo, los patriotas, lograron la liberación del Rio Orinoco y la liberación definitiva de Guayana. Y el 6 de agosto Bolívar escribe a Martín Tovar, desde Angostura:

“Por fin tenemos a Guayana libre e independiente (…) Esta provincia es un punto capital; muy propio para ser defendido y más aún para ofender; tomamos la espalda al enemigo desde aquí hasta Santa Fe, y poseemos un inmenso territorio en una y otra ribera del Orinoco, Apure, Meta y Arauca. Además, poseemos ganados y caballos,.....”

Después de la expulsión de los realistas de la Provincia de Guayana, fortalecida la autoridad de Bolívar, al mando de un ejército unificado y teniendo una base de operaciones tan formidable, El Libertador, desplego las estrategias dirigidas a la liberación del Continente; Angostura se convirtió en capital de la república, el comercio con Inglaterra floreció, se adquirió todo lo necesario para fortalecer el ejército, nació el Correo del Orinoco, el Congreso de Angostura le dio gobierno a Venezuela, Nueva Granada fue liberada y en el Orinoco libre nació Colombia el gran sueño de nuestro Libertador Simón Bolívar.

María Zambrano y José Caldera.

Círculo de estudio del Mov. Cultural Guayanés “Bolívar Insurgente”

Bibliografía:

Crónicas Razonadas de las Guerras de Bolívar. De Vicente Lecuna

Historia de la Revolución de Colombia- José Manuel Restrepo.

La Guayana del Libertador- Manuel Alfredo Rodríguez

Bolívar: El Hombre de las Dificultades,  Miguel Acosta Saignes

Bolívar: Ildalecio Liévano Aguirre

Bolívar; Año tras Año, 1783-1830- Carlos Fagundez y Carmen Marcano de Fagundez

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3416 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter