Comando armado degolló a policías acusados asesinato de diputados salvadoreños

Lunes, 26 de Febrero de 2007. - Los cuatro policías guatemaltecos acusados de matar a tres diputados salvadoreños del Parlamento Centroamericano (Parlacen) fueron degollados y tiroteados hoy por un comando armado que entró a la cárcel donde se encontraban detenidos, informaron a EFE fuentes oficiales.

El jefe de la Dirección de Investigaciones Criminológicas de la Policía Nacional Civil de Guatemala, Víctor Soto, dijo que "los cuatro agentes fueron ejecutados a tiros en el interior de la prisión", sin dar más detalles del hecho.

Sin embargo, internos del penal relataron que los agentes asesinados fueron primero degollados y posteriormente tiroteados.

El hecho ocurrió en el interior de la prisión de máxima seguridad "El Boquerón" ubicada en la ciudad de Cuilapa, 66 kilómetros al este de la capital guatemalteca.

Los agentes asesinados, identificados como Luis Arturo Herrera López, José Korki López Arreaga, José Adolfo Gutiérrez y Marvin Langen Escobar Méndez, fueron arrestados el pasado miércoles bajo la acusación de haber asesinado, la tarde del lunes, a los diputados salvadoreños al Parlacen William Pichinte, Eduardo D'Aubuisson y José Ramón González, además de su chófer, Gerardo Napoleón Ramírez, policía salvadoreño.

Este hecho ocurrió en la carretera que de Guatemala conduce a El Salvador, a la altura de Villa Canales, y los asesinos quemaron los cuerpos de las víctimas y el vehículo.

Fuentes del Sistema Penitenciario de Guatemala, explicaron a medios locales que "un comando de hombres armados" ingresaron a "El Boquerón", amenazaron a los guardias de seguridad y al resto de reclusos y por varios minutos buscaron a los reos asesinados.

"Aún no hay una versión oficial de lo ocurrido, pero según han dicho los internos, los cuatro agentes fueron degollados y después recibieron varios disparos. El comando que los ejecutó huyó de inmediato del lugar", explicaron las fuentes.

Según las autoridades guatemaltecas, el móvil del asesinato de los diputados salvadoreños y su chófer a manos de los agentes guatemaltecos muertos hoy en el interior de la presión, habría sido el narcotráfico.

Más de 400 agentes de la PNC y miembros del Ejército, han ocupado la prisión y aislado a los reclusos que en su mayoría son integrantes de las peligrosas pandillas juveniles, para, según las fuentes, "evitar que se amotinen".

El alcaide, el jefe de seguridad y tres agentes, según medios locales, fueron tomados como rehenes por parte de los reclusos.

El ministro guatemalteco de Gobernación, Carlos Vielman, así como el director de la PNC, Erwin Sperense, han prometido dar una conferencia de prensa en las próximas horas para dar detalles de este hecho.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6015 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas