Cancillería venezolana responde a misión de observación internacional y lamenta que no se mencionen los sabotajes terroristas

Luego del informe final de la misión de observadores la Cancillería venezolana se pronuncio hoy con un comunicado oficial en el que coincide con el reconocimiento a la transparencia del proceso electoral, el esfuerzo del CNE en solventar los temores de los grupos de oposición y en lo “extraño” de la retirada de los partidos opositores.

A pesar de lo anterior la Cancillería venezolana no perdió la oportunidad para llamar la atención del grupo de observadores en el sentido de no haberse pronunciado sobre los actos de sabotaje terrorista que se produjeron en el país, la ola de rumores y el llamado a la abstención que promovieron los grupos opositores. Igualmente fue muy enfática en reiterar que el gobierno y el Poder Electoral hicieron esfuerzos importantes para lograr la participación de los grupos opositores y no por ello se podía pensar que el Estado esta dispuesto a aceptar las imposiciones de sectores minoritarios.

La Cancillería también reiteró su voluntad de “recibir toda recomendación que, exenta de intenciones intervencionistas en nuestros asuntos internos, tengan a bien hacernos los hombres y mujeres de buena fe”.

A continuación el comunicado:

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES

COMUNICADO DEL MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA SOBRE LAS ELECCIONES PARLAMENTARIAS DE 2005 Y LAS DECLARACIONES PRELIMINARES DE LOS OBSERVADORES INTERNACIONALES

Concluido de manera pacífica el proceso electoral para la nueva Asamblea Nacional y conocidos los pronunciamientos preliminares, tanto de los observadores de la Unión Europea como de la Organización de Estados Americanos, son necesarias algunas consideraciones sobre los hechos y la apreciación que se hace de los mismos. En espera de la declaración final, por el momento nos limitaremos a algunas consideraciones, también preliminares, para un pronunciamiento oficial, si es que el mismo fuere necesario.

Tal como lo afirma la Misión de la Unión Europea, el Consejo Nacional Electoral ha jugado un rol positivo al introducir las medidas de seguridad y transparencia en el sistema automatizado del voto de acuerdo con las más avanzadas prácticas internacionales. Por su parte, la Misión de la OEA destaca que los esfuerzos emprendidos por el CNE en el cumplimiento de su mandato para automatizar el voto, merecen reconocimiento

Por otro lado, ambas instituciones reconocen la acogida favorable que dio el Consejo Nacional Electoral a distintas solicitudes de los sectores de oposición, como ocurrió el retiro de las máquinas capta huellas, una de las diversas condiciones que levantó la oposición para concurrir a la votación. Tal actitud, así se reconoce explícitamente, contribuyó al desenvolvimiento pacífico que caracterizó el hecho mismo del proceso electoral. Tal como lo destaca la Misión de la OEA a pesar de las importantes garantías otorgadas por el CNE, a petición de ese significativo sector de la oposición, éste decidió no concurrir finalmente al evento electoral.

Por tal razón, han expresado su sorpresa ante el incumplimiento de los compromisos adquiridos por las organizaciones políticas que, sin ninguna justificación, se retiraron del proceso.

Como bien lo expresa la declaración de la OEA, la participación electoral es lo que contribuye al fortalecimiento de la democracia y la legitimidad de las instituciones representativas (…) aunque se reconoce el derecho a no participar, resulta preocupante que por el retiro de la oposición, un sector importante de la ciudadanía se quede sin representación en la Asamblea Nacional. Toda democracia requiere de una oposición institucional comprometida con la vía electoral, para que pueda participar con lealtad en el sistema democrático.

Por tales razones, manifiestan una seria preocupación por el hecho de que un sector importante de la ciudadanía se quede sin representación en la Asamblea Nacional, debido al súbito retiro de las organizaciones de la oposición que ya habían postulado sus candidatos.

Sin embargo, llama la atención que no se haga absolutamente ninguna referencia a los distintos actos terroristas consistentes en la colocación de explosivos en distintas partes del país, incluyendo la propia sede del Consejo Nacional Electoral, así como la voladura del oleoducto que suministra petróleo al Centro Refinador de Paraguaná, la más importante refinería del mundo. Tales acciones contra el proceso democrático venezolano fueron eficazmente neutralizadas por la acción eficiente de los órganos de seguridad del Estado. A las mismas, se agregó la ola de rumores y el llamado expreso de algunos sectores de la oposición a no participar en los comicios, con el objetivo de desalentar a los votantes y fomentar la abstención.

Dadas ciertas afirmaciones contenidas en ambas declaraciones, invitamos a los observadores a contribuir, como lo han manifestado, a fortalecer el proceso democrático venezolano, tomando adecuada distancia de ciertas apreciaciones difundidas por la oposición venezolana como aquellas que tienden a exagerar el factor de la abstención en este último proceso como si se tratara de un fenómeno inédito y omitiendo su responsabilidad en el conjunto de acciones desplegadas para impedir la libre participación de los ciudadanos en el ejercicio de su derecho a elegir.

Igualmente recomendamos no ignorar que este gobierno ha invitado en reiteradas oportunidades, como lo hace una vez más por este medio, al diálogo sincero, despojado de la intención de imponer la voluntad de la minoría a lo que son decisiones ampliamente mayoritarias del pueblo venezolano.

Finalmente, manifestamos nuestra coincidencia con los respetables miembros de ambas misiones, en que toda norma jurídica es perfectible. Tal es el caso de la Ley Electoral venezolana, como igualmente ocurre con las leyes europeas, que probablemente han contribuido a los altos índices de abstención que se observaron, por ejemplo, en las últimas elecciones al Parlamento Europeo.

No desmayará el gobierno venezolano en sus esfuerzos por profundizar la participación y ampliar, cada vez más, las prácticas democráticas, más allá de la simple elección periódica de órganos representativos, el esfuerzo inagotable por perfeccionar nuestro sistema democrático y sus instituciones. En este talante, estamos abiertos a recibir toda recomendación que, exenta de intenciones intervencionistas en nuestros asuntos internos, tengan a bien hacernos los hombres y mujeres de buena fe.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5696 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter