Oposición exige cambio del CNE

Caracas. Como una derrota del Gobierno fue calificado este lunes el 75% de abstención registrado en los comicios parlamentarios del 4D por parte de los principales partidos de oposición, que exigieron la sustitución del actual CNE como primer paso para recuperar la confianza de los electores en el sistema electoral venezolano.

Para el secretario general de AD, Henry Ramos Allup, si comoafirmó el vicepresidente José Vicente Rangel, el retiro de la oposición convirtió las elecciones en un plebiscito (donde se mide el respaldo o rechazo al Gobierno), la ausencia de 80% de los electores en las urnas tornó al “principal convocante de los comicios en el gran derrotado”.

El secretario general de Copei, César Pérez Vivas, expresó por su parte que “el pueblo venezolano rechazó con su ausencia el modelo hegemónico que se nos ha impuesto, el sistema electoral y el Consejo Nacional Electoral (CNE) parcializado que tenemos”, por lo cual reclamó la renovación inmediata del árbitro electoral.

Entérminos similares se manifestó el presidente de Proyecto Venezuela Jorge Sucre, quien indicó que a partir de ahora la oposición deberá “concentrar todas sus fuerzas en la instalación de un CNE creíble y confiable para todos”.

Vicente Bello, dirigente de Izquierda Democrática, señaló que “a partir de hoy la lucha de la oposición y de todos los ciudadanos que creemos en la democracia, debe ser lograr un cambio significativo en todo el organismo electoral, desde su composición, pasando por la estructura electoral, hasta la revisión de todos los procedimientos electorales”.

Sin vencedores ni vencidos.

Tan sólo el secretario general del MAS, Leopoldo Puchi, expresó que nadie puede proclamarse ganador o perdedor tras los resultados del domingo. No obstante, coincidió con el resto de la oposición en señalar que “es indispensable reconstruir un sistema electoral confiable para todo el mundo” y puntualizó que “el deber del Gobierno es actuar en esa dirección”.

La oposición en pleno, calificó asimismo como ilegítima la nueva Asamblea Nacional, alegando que no representará al conjunto de la sociedad venezolana, sino exclusivamente a los partidarios del Gobierno, indicó Pérez Vivas. Según el secretario general de la tolda blanca, uno cosa es la legalidad de los comicios y otra su legitimidad.

Antonio Ledezma, de Alianza Bravo Pueblo (ABP), fijó la posición de su partido a través de un comunicado según el cual “o se corrigen las irregularidades más que demostradas en el CNE, o el Gobierno será el culpable de la prolongación de este conflicto”.

Ramos Allup advirtió que mientras no se corrijan las inequidades y defectos del sistema electoral (que a su juicio, conllevaron a la alta abstención registrada incluso en las filas del chavismo), AD no participará en nuevas elecciones, como las presidenciales de 2006. “Vamos a ver si el régimen soporta un segundo forfait”, indicó el dirigente.

Además de la renovación del directorio en el ente electoral, la oposición solicita una auditoría “amplia y confiable” del Registro Electoral, la revisión de la estructura del CNE y de todos los programas que rigen la automatización y transmisión de los datos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4395 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter