Denuncian nuevas presiones contra gobierno de Chávez

Denuncian nuevas presiones contra gobierno de Chávez

Por: Freddy Balzán M.

 

Caracas, 29 nov (PL) Como otra conspiración contra el Gobierno de Venezuela calificaron dirigentes políticos la convocatoria de la organización derechista SUMATE a asistir a los templos el próximo domingo, día de elecciones parlamentarias.

La convocatoria busca que electores inconformes con los comicios parlamentarios del 4 de diciembre se concentren en los templos religiosos en protesta contra el Consejo Nacional Electoral (CNE) "sin importar el credo al que pertenezcan".

En una entrevista con un diario de circulación nacional, la dirigente de SUMATE Maria Corina Machado coincidió con grupos opositores radicales acusados de golpistas y señaló que la idea es llenar las iglesias para contrastar con los centros vacíos de electores.

El diputado del Movimiento V República (MVR), William Lara, calificó de irresponsable el llamado de SUMATE, porque "el verdadero objetivo es promover una conducta de abstención al voto, perturbar el proceso electoral, generar violencia y hacer terrorismo político".

Hasta el presente, ni la jerarquía católica, ni la Conferencia Episcopal han hecho ningún pronunciamiento al respecto, pese a que el diputado Lara, lo solicitó con el fin de conocer si están de acuerdo o no con este llamado que calificó de "estrategia de entes internacionales y Caballo de Troya de la administración Bush".

Lara recordó a los medios de comunicación que esta misma estrategia la utilizaron infructuosamente en el pasado, los grupos golpistas enemigos de Chávez ..

Citó concretamente los procesos electorales, en los cuales el pueblo venezolano votó mayoritariamente para respaldar al Presidente en el referéndum revocatorio, propuesto por la oposición, en las elecciones regionales y en las municipales: "en las tres oportunidades fracasaron", expresó.

Por su parte, el Vicepresidente de la República, José Vicente Rangel, calificó la invitación de SUMATE, como "una clara manipulación" de la Fé católica que profesa 80 por ciento de la población venezolana y como "una bastarda pretensión de usar la casa de Dios con oscuros propósitos políticos".

Rangel enfatizó que no se requiere mucha agudeza política para establecer la clara vinculación de ese llamado a utilizar los templos con las presiones que se están haciendo sobre los diversos partidos opositores que han ignorado los constantes llamados a retirarse de las elecciones.

"Sería un error de proporciones colosales -advirtió- si estos partidos caen en esas trampas y ceden ante grupos golpistas como ocurrió en el derrotado del 11 de abril de 2002, como ocurrió con el sabotaje petrolero con pérdidas por más de 15 mil millones de dólares y como también ocurrió con los sabotajes a sedes diplomáticas".

Al igual que personalidades políticas, escritores y corresponsales internacionales, indicó que la interrogante de la mayoría del pueblo venezolano, es si la oposición terminará de entender o no el cambio que se está produciendo y asumen democráticamente la realidad, o sucumben ante los planes irracionales y subversivos.

El llamado de Rangel busca que la oposición entienda que en propuestas abstencionistas como esta, se esconden planes desestabilizadores de las instituciones.

La incógnita está en saber si el liderazgo de opositor abdicará en favor de factores representativos de la violencia y declinará en un grupúsculo como SUMATE, el papel de la oposición.

Mientras tanto, y pese a la difusión en los medios de comunicación de los participantes en las próximas elecciones así como a sus detractores, el llamado sector golpista de la oposición ha continuado incitando al retiro de partidos y candidaturas.

En este empeño se utiliza la supuesta afirmación del jefe de misión de la Organización de Estados americanos (OEA), Rubén Perina, quien señaló, según El Universal, que el retiro significaría la deslegitimación del proceso por la vía de la abstención.

Algunos representantes de la iglesia católica, que en el pasado guardaron silencio frente a las arbitrariedades electorales y fraudes, como el Cardenal, Rosalio Castillo Lara, ahora invocan el artículo 350 de la Constitución Bolivariana y llaman al pueblo a la desobediencia civil.

Otro Obispo como Ovidio Pérez Morales reconoce que el ejercicio del voto es una expresión de un derecho político, a la par que el cumplimiento de un deber ciudadano, pero al mismo tiempo critica al CNE, al señalar que ese organismo no es el dueño de las elecciones, sino que está al servicio de los electores.

Pese a la propaganda adversa de los enemigos del CNE, éste realizó el pasado domingo una auditoria sobre una muestra de 0,5 por ciento de las 27 mil 330 maquinas de votación que se utilizarán y resultó exitosa, según la rectora Tibisay Lucena.

Mientras tanto, los partidos, electores y el pueblo en general ya hacen cálculos y expresan sus simpatías a través de los medios de comunicación por los 184 cargos parlamentarios a elegir: 167 a la Asamblea Nacional, 12 al Parlamento Latinoamericano y cinco al Parlamento Andino.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4988 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter