Juventud devaluada

La juventud es un tesoro preciado, la etapa más larga de de la vida, el equilibrio en la mitad del tiempo que nos toca vivir y donde se consolidan los principios de la felicidad, que marcan un futuro con cierta tranquilidad para la madurez y la vejes.

La preocupación que tengo es la estafa que se está cometiendo con esta parte de de la vida, hay una intención manifiesta en su deterioro, el plan está concebido desde la niñez, con evidentes síntomas de borrar la memoria de la patria; todo lo que proyectan hacia esa fragmento de la vida son anti valores alienantes, que lo convierten en eso que vemos y promocionan como normalidad dentro de una sociedad que no aguantara el futuro exigido, con esa formación propuesta.

Las comparaciones no suelen ser exactas porque las épocas son distintas; pero en un tiempo atrás un joven entre 15 y 25 años, estaba en una constante lucha buscando alternativas para cambiar lo establecido sin importar la ideología, la actividad y participación era una constante que mantenía esa parte de la vida llena de sueños y propuestas hacia un futuro distinto al que se ve a esa edad.

Hoy (no en todos los casos) una cantidad de jóvenes que avergüenzan una generación, se dedican a proyectar la estupidez como forma de vida y la usan como bandera visible y escandalosa para mostrar un mundo que creen como ellos; sin darse cuenta que están siendo utilizados para construir una generación boba empeñada en sobrellevar una existencia superficial, sin motivos que justifiquen el tiempo que nos toca pasar por esto tan hermoso que llamamos vida.

Hay un llamado a proliferar la desidia estimulada; nada tiene importancia, los errores que se tienen de vida no se tratan de corregir, se justifican con una sonrisa nerviosa, que los hace ver descompuesto, sin poder explicar porque no tienen siquiera un espíritu de intentar de nuevo, arreglar lo que en su vida necesita una reflexión para extender la belleza en la etapa más preciada de la vida.

Quiero describir un ejemplo gráfico que está sucediendo en los pueblos grandes y capitales; una juventud que se para en los semáforos y hacen malabarismo o circo, como queramos llamarlo; no se preparan para el acto que han concebido como una proeza, se le caen los elementos y los recogen como si no importara evidenciando la falta de preparación; recomiendo ver la cara que ponen ante la importancia que le están dando a su trabajo y después pretenden que los conductores colaboren, pero piden con la misma desidia que hicieron el acto y la demostración de lo que están haciendo compagina con la imagen del futuro que están creando (exijo comprensión para las excepciones creo en una juventud combativa)

La necesidad que tenemos en revolución de atacar este flagelo se hace urgente; la patria que estamos construyendo no es sustentable con una generación sin compromisos para trabajar por una PATRIA SOCIALISTA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.

HAZTE CONCIENCIA.


machucamelo@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1956 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a99427.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO