¿Dónde nace la traición?

Siempre es bueno resaltar la entonación o usar las palabras hirientes que los pantalleros eluden pronunciar por temor a herir lo que niegan (vaya contracción). El mundo de la hipocresía está compuesto de todas las insinceridades existentes que salen a flote cuando ya no es posible seguir fingiendo lo que no se siente. De esa manera el engañador se las ingenia para fingir una realidad, unos sentimientos o situaciones por las cuales piensa obtener ventajas para beneficio propio. Bajo esa premisa es que se produce la traición o el engaño que se hace como jugada en la cual se tiene al engañado como tonto y el engañador se cree lo más encumbrado de la viveza.

En los tiempos cumbres en los cuales el capitalismo logra colapsar las estructuras sociales de la sociedad universal, una necesidad práctica se presenta tímidamente como la alternativa al caos consecuente (el socialismo específico o adaptado a las necesidades particulares de cada región o país, una aplicación de la dialéctica marxista). Esa alternativa nace con un alto grado de contaminación producto del salpicado del sistema a sustituir. Esa contaminación es el peor enemigo del sistema emergente pues si ésta logra galopar sobre la necesidad misma del cambio, hará que se desvíe la necesidad primaria y se convierta en reforma de lo que se quiso cambiar, dando al traste con los cambios necesarios; que derivara en algo peor a lo que se quiso cambiar.

Toda esa gama de conducta y acción no cónsona con la sinceridad y honestidad como valor moral, es la que usa los vividores o manipuladores para crea condiciones favorables a intereses que no son los de las mayorías y, que siempre se aplican para mantener privilegios de una minoría. Esa práctica se da en todos los ámbitos del que hacer humano y es instrumento de dominación por parte de unos pocos para usar a los débiles inmorales como instrumento de división de las mayorías.

La traición es una desviación de la autoestima y el respeto de la persona por si misma y por sus hermanos. Es la mayor manifestación del individualismo y el egoísmo que tiene la humanidad. Una conducta inducida para sembrar odio, maldad y avaricia en las mentes débiles, que sin darse cuenta son utilizadas para establecer reglas de negación de derechos a las mayorías, incluso los mismos traidores solo logran limosnas miserables de pago por su cobardía y son desechados tan pronto dejan de ser útiles los intereses que los manipulan.

La estirpe de traidor es una especie de habitante de limbo, que no encuentra ubicación en ningún espacio de la vida, por su bajeza son rechazados por los traicionados y por quienes los usan. Ningún traidor en la historia, ha tenido un final aunque fuere regular, desde el punto de vista de la estabilidad y la vida en comunidad, su porvenir es de soledad y bochorno. Judas, Brutus, el traidor de las termopilas, Dalila, Pinochet, Santander, Álvaro Uribe, Teodoro Petkof, Américo Martin, Lindón B. Johnson, Ismael García, Matahary, Casio, la Malinche, José A Páez, Lorenzo de Zavala, Alejandro Nevsky, Caín, Lucifer, Micheletti, Bill Clinton, Claus Schenk von Stauffenberg, Qin Hui 'el Canalla', Francisco Franco, George Bush padre e hijo, Pompeyo Márquez, Castillo Lara, Alan García, Rafael Videla, Chang Kai-shek, etc. Podría llenar mucho espacio con nombres de traidores de todo el mundo y de todas las épocas, traiciones que de laguna manera alteraron el rumbo de la historia pasada y presente.

Las traiciones tienen sus dimensiones propias y pueden producir mayor o menor rechazo de acuerdo al impacto ocasionado y al daño producido. El traidor cede ante cualquier forma de pago y cobardemente trata de justificar su acción con cualquier argumento absurdo. Muchas muertes se han producido en el mundo por causa de los traidores. En Venezuela hoy, tenemos una casta de baja ralea traidora que se arropa bajo el manto de la oposición y ha demostrado la mayor disposición practica de vender a la patria que les dio territorio para nacer (en mala hora). Se les ve y escucha por los medios de comunicación pagados por el enemigo del país inventando las miles de mentiras y excusas para volver a los tiempos en los cuales gobiernos extranjeros disponían de todo y conducían las riendas de Venezuela. Bajo esa práctica, el criollo, era abandonado a la nada miserable, sin educación, salud, alimentación y empleo, sin derecho a vivienda o a un pedacito e tierra para laborar y producir el sustento de los suyos. Si Ud. apoya a la oposición en Venezuela, Ud. es un cobarde traidor pro yanqui y vende patria… así de sencillo

javiermonagasmaita@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7243 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a93826.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO