Esperemos que resucite


"El Universal aclara que ese sondeo existe físicamente, que no es una invención, aunque, por lo visto, su autor no es Félix Seijas." Así despachó el diario “Que convence más que la verdad” su responsabilidad sobre la publicación de una encuesta supuestamente recibida vía internet, en la que dan por ganador al Sí el próximo 15 de agosto. La comiquita recuerda a otra en la que se involucró a Ignacio Ramonet, pero en otro diario de oposición, El Nacional, en la que la credibilidad del diario quedó en entredicho.

Esto abre un debate interesante sobre cómo sucedieron los hechos. Alguien dirá que fueron “sorprendidos en su buena fe”. Otros dirán que no hay nada casual y que este nuevo show mediático está fríamente calculado, que no hay nada azaroso en el diario de la esquina de Animas: ya lanzaron el globo de ensayo y eso les sirve.

Cualquiera de las dos versiones deja a los colegas líderes de la redacción de El Universal muy mal parados. Publicar una encuesta electoral en esta época sin confirmar su origen, es un desliz imperdonable y en cualquier diario serio estarían fuera. Y si la cosa fue hecha con premeditación y alevosía, a sabiendas de que era falsa, pues díganme ustedes cómo se llama eso.

Pero si el hecho en sí no tiene desperdicio, la repuesta lo supera. Qué será eso de que “ese sondeo existe físicamente, que no es una invención”? Lo que valía allí era un disculpa a los lectores de El Universal, que todavía los tiene sorprendentemente. Lo que valía allí era un sanción a los responsables del desaguisado. ¿O esta disculpa los inculpa? ¿O el responsable es el señor Mata?

Esta nueva comiquita periodística nos obliga a reflexionar de nuevo sobre quién ha sido el más perjudicado en este torneo maniqueísta en el que recalado el periodismo venezolano en los últimos años. Pasará mucho tiempo antes de que nuestro periodismo cure sus heridas. Tiene muchas abiertas y lo que sale por allí no es precisamente sangre sino otro tipo de fluidos que dejo a su fértil imaginación.

Nunca olvidaré mi estupor cuando aquella parejita de periodistas “confesó” a un grupo de estudiantes que lo del 11 de abril fue un guión siniestro, a cuyos autores no les importó que “jugaban” con la vida de seres humanos, iguales a ellos, con sueños, con familia. Que era gente, pues.

Aunque en esta oportunidad se trata de numeritos electorales no deja de sorprenderme (y espero no dejar de sorprenderme nunca, porque habremos tocado fondo) la irresponsabilidad con la que se está manejando el periodismo venezolano. La credibilidad, principal arma del periodismo, está enterrada. Esperemos que resucite.


*Periodista



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2737 veces.



Mercedes Chacín*


Visite el perfil de Mercedes Chacín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mercedes Chacín

Mercedes Chacín

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a9210.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO