Mamá ¿qué será lo que quiere Teo?

¿Alguien puede pensar que Teo es pendejo?. Pues si existe ese alguien, está "pelao de bola". ¿Alguien piensa que la grabación de esa conversación suya con Beto fue hecha por los cuerpos de inteligencia del Estado?. Pues se volvió a pelar. ¿Alguien piensa que Teo es tan cándido para creer que los llamados a reparar se van a presentar, o siquiera que existan los firmantes?. Pendejo el que lo piense.

Una grabación tan bien hecha que se puede captar en todos sus detalles, sin ninguna interferencia; el tono inquisitorio y acusatorio que Teo utiliza en dicha conversación; la descalificación que hace de los miembros de coordinadora llamándolos lo que él dice que son, aparte de unos perfectos mentirosos; y sobre todo la forma en que en tres oportunidades trata de precisar a Beto acerca de si existen o no las 600.000 firmas requeridas haciéndose el inocente, señalan una intención bien definida de Teo: hacer que Beto admita que dichas firmas no existen.

Teo dice que él sabe dividir (y no sólo aritméticamente, añado yo) y ha sacado las cuentas claritas: 1.100.000 firmas entre 2600 centros de recolección en tres días, arroja un promedio de 423 firmas por centro en tres días, o sea, unas 141 firmas por centro por día, lo cual da al traste con la cifra de 6.000 "clientes" por "taquilla" que dice Beto. ¿De donde sacó Beto esas cifras?. Beto luce totalmente confundido y habla de que la infraestructura que se montó para el reafirmazo permitía la inscripción de 22 millones de personas y que sólo acudieron 3 millones y medio, es decir una eficiencia del 16%, pero ¿es que Beto esperaba que se inscribiera toda la población de Venezuela, infantes y extranjeros incluidos?. Aparentemente sí, o es que está tan apabullado ante la lógica de Teo que no acierta a decir más que disparates. Teo lo vuelve a sentar de culo al recriminarle la creación de una matriz de opinión basada en la falsa premisa de que iban a recoger 5 millones de firmas que nunca existieron y que esas mentiras es lo que los tiene jodidos y que están a punto de poner de nuevo la cagada, a lo cual Beto mansamente, le admite que "es posible", con lo cual Teo da por terminada la conversación y CLIK.

En resumen: Beto salió regañado y con las tablas en la cabeza, aunque tuvo el cuidado de no pisar el peine y admitir que las firmas, o mejor dicho los firmantes, no existían, cuando Teo lo precisaba: ¿Existen o no existen las 600.000 firmas, porque si no Chávez tiene razón y esto es mega fraude?. Siempre se salió por la tangente.

Las intenciones de Beto son claras: quería ganarse el apoyo de Teo o más bien de su periódico y, al parecer, no lo consiguió, pero ¿Qué será lo que quiere Teo?. El que tenga ojos que vea (sus intenciones) y el que tenga oídos que oiga (la conversación).


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3762 veces.



Ño Leandro


Visite el perfil de Leandro Ño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Leandro Ño

Leandro Ño

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a7287.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO