Viudas de la democracia representativa

El acceso de Chávez a la Presidencia de la República y con él la denominada “revolución bolivariana”, ha traído de cabeza a unos cuantos dirigentes, supuestamente según ellos mismos, presidenciables. Desde el más recalcitrante de ellos, Teodoro Petkoff, hasta politiqueros seniles como Luis Miquilena, y frustrados como Eduardo Fernández, Ramos Allup, Julio Borges, el filósofo autodidacto del Zulia Manuelito, y muchos otros que en algún momento aparecieron en los medios privados como candidateables, están ahora alineados en la más recalcitrante derecha, y no tienen el mínimo pudor en confesar que se debe salir de ese presidente al cual llaman “cuartelero”, “tropero”, “mulato”, “analfabeto”, “bruto”, dictadorzuelo”, “ególatra”, “tierrúo”, y bueno, cualquier otro epíteto infamante.

Es por ello que, nostálgicos ante la desaparición de aquellas carnestolendas campañas electorales quinquenales en épocas decembrinas, hoy condenan cada llamado al ejercicio popular del voto y hasta arremeten contra la novísima institución del referéndum, aún cuando tenga como propósito la revocación o ratificación del mandato de un funcionario en razón de la calidad de su gestión.

No tienen rubor en acudir a las instancias imperiales que por centurias nos sojuzgaron bajo la ominosa “Doctrina Monroe”, y es así como hacen “lobby” en las antesalas del Departamento de Estado, la CIA, la NED, la embajada de EE.UU. en Caracas, y se reúnen furtivamente en Puerto Rico para conjurar contra la estabilidad democrática de la República Bolivariana de Venezuela. Están embriagados de ansias por el poder. Sólo que el pírrico asalto del 11 y 12 de abril de 2002, cuyo símbolo representativo es la “carmonada”, con el Decreto “nazifascista” de abolición de la Asamblea Nacional, la destitución de todos los Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, del Contralor y del Fiscal General de la República, del Defensor del Pueblo y la persecución implacable a Ministros y Gobernadores, represión que sólo el sábado 12 de abril culminó en el asesinato de más de cien venezolanos, repercuten todavía hoy, a casi siete años de esos hechos, en la memoria de la mayoría de los venezolanos para repetir incansablemente: ¡NO VOLVERÁN!


(*) Profesor - Economista.
*cepo39@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1454 veces.



César Prieto Oberto (*)

Profesor. Economista. Miembro de Número de la Academia de Ciencias Económicas del Estado Zulia. Candidato a Dr. en Ciencia Política.

 cepo39@gmail.com

Visite el perfil de César Eulogio Prieto Oberto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a71515.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO