¿La hora cero, el día "D" o el desinfle opositor?

Decía Jorge Olavaria, en un programa televisivo del canal 10, el viernes 13, con su estilo y agresividad proverbial, que lo que llaman oposición tenía el sartén por el mango, es decir, arrinconado al Gobierno porque el CNE debía dar el veredicto del resultado de las firmas, este mes de febrero. Afirmaba el controversial hombre de la derecha, que debía producirse una respuesta favorable a la realización del referendo presidencial.

¿En verdad tiene la contrarrevolución el sartén político por el mango? ¿El gobierno de Chávez está a la defensiva, temeroso de contarse o de ir a una confrontación electoral?

Habría más bien que preguntarse ¿quién tiene el control de la calle en estos momentos?

23 de enero, 4 de Febrero, natalicio del Mariscal Sucre en Cumaná, 12 de Febrero día de la juventud, vigilia permanente en las adyacencias del CNE; marchas, concentraciones multitudinarias que movilizaron millones de venezolanos y venezolanas apoyando el proceso revolucionario y al Presidente Chávez durante mes y medio de lo que va del 2004. Movilización de optimismo, alegría, de fe en los cambios revolucionarios, en el promisorio año económico que comienza, seguridad, certeza en el triunfo y que este es el camino.

¿Ocurre lo mismo con la contrarrevolución disfrazada de oposición?

Centrada su estrategia en buscar demoler el CNE, comenzaron utilizando las cartas de la ingerencia de funcionarios de diversos nivel del gobierno norteamericano, quienes abrogándose, como es su costumbre, una indebida presión imperial, metieron sus narices en los asuntos internos venezolanos, presionaron al Gobierno y al CNE para que admitieran como válidas los más de dos millones de firmas falsas que “recogieron” los contrarrevolucionarios del 28 de diciembre al 1º de diciembre de 2003 en sus solitarias mesas. Hay que acotar que el fraude de las firmas tuvo meses de preparación, con la asesoría de esa institución fachada de la CIA que es SUMATE.

Cuando el primer día de recolección de firmas se percataron que no tenían capacidad de convocatoria, pusieron en práctica el plan B, es decir, se comenzó a implementar el fraude en todas sus variantes: personas firmando varias veces, extranjeros (sobre todo europeos, españoles, italianos y portugueses) firmando; menores de edad firmando; personas no inscritas en el REP firmando; ciudadanos obligados a firmar bajo presión y chantaje si no perdían sus trabajos; muertos “firmando”; miles de personas a las que SUMATE les clonó sus cédulas de identidad y con esos documentos los bandidos y mercenarios que contrataron votaron fraudulentamente a nombre de otras personas que nada sabían; enfermos en estado agónico obligados a firmar por familiares inescrupulosos, personas que iban a clínicas y hospitales y médicos mercenarios los chantajeaban con no atenderlos si antes no firmaban contra el Presidente; personas que firmaron engañadas, diciéndoles que firmaban para otras cosas, reivindicaciones, sin saber que estaban votando contra Chávez.

Una vez más los listados de los clientes de los bancos golpistas y conspiradores, en poder de SUMATE, fueron utilizados para rellenar, cual si fueran planas de colegios hechas por una misma persona, miles de planillas.

Pero la contrarrevolución se encontró con la horma de sus zapatos, un gobierno que desde un principio denunció el megafraude y una mayoría de rectores del CNE incorruptibles, inchantajeables y que no aceptan presiones. Teniendo como tiene la oligarquía venezolana y sus partidos viejos y nuevos, fama de tramposos, de tracaleros en las lides electorales, el CNE se blindó con un reglamento a prueba de fraudes y así está ocurriendo. Ya todo el país tiene la certeza de que no recogieron ni el 20 por ciento de las firmas requeridas para convocar el revocatorio presidencial, lo más grave es que la llamada Coordinadora Democrática es responsable de la inmensa plasta que han puesto ya que la mayoría de las firmas son falsas y ya lo sabe hasta el gato.

Pero hay un plan B golpista, ya lo habíamos denunciado, un plan siniestro, monstruoso, preparado por ese cicariato mercenario al servicio del imperialismo norteamericano, de las transnacionales, de los grupos oligárquicos norteamericanos, españoles, colombianos, salvadoreños. Ya señalamos la ingerencia de Bush y su pandilla en plan ingerencista, de presión, de facilitador de recursos y dinero a los golpistas. Pero están los planes terroristas, la búsqueda de muertos, así sean de ellos, la compra de armas de guerra por parte del gobernador del Estado Miranda, Enrique Mendoza y del Alcalde Mayor, Alfredo Peña y su secuaz Henry Vivas, delatado en un video probando las armas sofisticadas y mortíferas traídas clandestinamente de Austria y escondidas para dar el golpe artero.

Su fuerte siguen siendo los medios de comunicación, como en el 2002, 2003 y ahora en el 2004; las 5 jineteras del Apocalipsis, los canales de tv: 2, 4, 10, 33 y 51; los panfletos mercenarios y cloacales: El Nazional, El Universal, El Mundo, Así es, Tal Cual, El Globo, El Nuevo País, El Diario, y un sin fin de emisoras radiales. Todos, como partido político único, dejando como lo han hecho desde hace años, la verdad, la información, el equilibrio de lado, se vuelcan contra el CNE para tratar de torcer su rectitud y que admita el fraude y convoque al referendo revocatorio, así no se cumplan los extremos constitucionales.

Un plan siniestro donde piensan darle beligerancia a mercenarios traídos de Colombia, asesinos paramilitares como ha sido denunciado por VEA y la prensa alternativa. Llaman a marchas, hacen aspavientos de poder movilizar enormes contingentes cuando ya nadie cree en ellos, sus seguidores de la derecha no son tontos para caer de nuevo en la trampa mortal del 11 de abril, con sus francotiradores. Ni a su abulita movilizan ya.

Volantes llamando abiertamente a la insurrección, a un golpe de la Fuerza Armada, toneladas de rumores, chismes, mentiras, se están empleando a fondo, juegan desesperadamente sus últimos cartuchos por saben que ya no tienen vida, no se cometen miles de errores por gusto, eso tiene su precio, eso tiene su altísimo costo político y su aislamiento, su reducción a grupúsculos insignificantes es el precio que están pagando. No en balde la oligarquía como clase, como grupo social y su aliada la clase media de origen extranjero, están desintegrándose, están desapareciendo, por eso no tienen líderes ni los tendrán, son clases sociales en decadencia, en un paulatino proceso de extinción. Su norte es el odio y su objetivo la maldad, allí no hay matices, es una expresión del fascismo, sin contenido ideológico y político, son hijos del mercado, del neoliberalismo, del imperialismo, de la globalización; estamos asistiendo a sus exequias.

Alguien habló por allí, creo que los compatriotas de Cianuro en Gotas, de crear la Misión Freud, formidable y humanitaria propuesta para proponérsela al Ministerio de Salud de manera que implemente una política de salud pública mental para ese segmento de la población que sufre de disociación sicótico y otros males que padece ese sector. Esto no es un chiste, es un gesto humanitario hacia esos miles de decepcionados, confundidos, destruidos por la droga y el odio, suicidas, prostitutas y homosexuales quienes se lanzaron hipnotizados por la estupidez de la televisión que los manipuló y los volvió guiñapos humanos. ¿Se pueden salvar? Los siquiatras tienen la palabra.

De algo si podemos estar seguros, esas marchas anunciadas con trompetas apocalípticas que irán sobre el centro de Caracas, para presionar al CNE a que convalide el fraude, no pasarán del papel, de los deseos, de las fantasías de pobres conspiradores de pacotilla, de esos locos que en los pueblos se para en la plaza Bolívar y nadie les hace caso. Mientras, el país, la revolución bolivariana y el pueblo avanzan hacia el mañana. (13-02-04) caracola@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3528 veces.



Humberto Gómez García / Trincheras de Ideas

Director de la revista Caracola. Pertenece al Movimiento de Medios Alternativos y Comunitarios (MoMAC). revistacaracola.com.ve

 humbertocaracola@gmail.com      @hgcaracola

Visite el perfil de Humberto Gómez García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas