Argumentos por la legitimidad del mar de Bolivia

En el grupo de estudios históricos [Bolivarianos] se recibe desde un portal chileno, el comunicado mostrado abajo; el cual es respondido magistralmente por uno de los miembros del grupo, consideramos que la publicación de esta correspondencia ayudaría a comprender las raíces históricas de la reclamación boliviana.-

To: "[Bolivarianos]" bolivarianos@yahoogrupos.com.mx
From: "tedejo@cantv.net" tedejo@cantv.net
Date: Tue, 23 Dec 2003 21:45:37 -0400
Subject: [bolivarianos] Rv: Bolivia tuvo mar?
Reply-To: Bolivarianos@SAmerica.com

Lamento decirle que vuestro trabajo peca de liviandad y que no demuestra en ningún momento los supuestos títulos históricos de Bolivia sobre Atacama, un decreto de Simón Bolívar no basta para afirmar que Bolivia haya tenido mar, los títulos coloniales así como los mapas oficiales de la Corona española no demuestran que Bolivia haya tenido mar, es más demuestran claramente que Bolivia NUNCA poseyó costas sobre el Pacífico, para ello basta remitirse a la "recopilación de las leyes de Indias", o simplemente observar los mapas OFICIALES de Cano y Olmedilla o de Andrés Baleato entre otros.

Saluda atte.

Webmaster de la Guerra del Pacífico
webmastergp@tutopia.com
http://guerradelsalitre.webcindario.com/

Amigo identificado como webmastergp

Ante todo un cordial saludo y bienvenida al portal http://www.Simon-Bolivar.org, que como usted, miles de personas tienen la oportunidad de conocer la otra parte de la historia; la que los intereses apátridas han ocultado a nuestros pueblos, tergiversando la realidad, manipulando la información, y montando un teatro virtual de desinformación, cuyos espectadores somos millones de personas cautivados por los medios radiales, televisivos e impresos; pero que gracias al Internet, hoy el mundo esta despertando de una pesadilla mediática, que ha creado una cultura sumisa a la versión estigmatizada de nuestra historia.

En cuanto a si Bolivia tuvo o no mar, es un hecho suficientemente debatido, no sólo por los historiadores, sino en los tratados internacionales de acuerdos limítrofes que se suscribieron durante el siglo XIX, y que constituyen el respecto y soberanía de cada uno de las naciones que conforman el planeta… pero sin embargo, hay un concepto que me gustaría debatir con Usted, puesto que Usted trata de manera colateral, sin mayor relevancia, y hasta restando importancia, y por el contrario, es lo más significativo de toda esta controversia territorial que se ha formado en cuanto al Mar de Bolivia: Usted señala textualmente:

“un decreto de Simón Bolívar no basta para afirmar que Bolivia haya tenido mar”

En cuanto a que un Decreto de Simón Bolívar no es suficiente para asegurar que Bolivia haya tenido mar, es como decir que Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia no existen como naciones perfectamente delimitadas en su contexto geográfico… Recuerda que la razón de existir de estas cinco naciones, es gracias a la mano de Simón Bolívar, quien primero tomó la espada para derrotar al imperio español, y luego cambió la espada por la pluma para redactar los modelos de Constitución que convirtieron esa vasta región conocida como Reinos de las Indias y dividida en Virreinatos, en cinco naciones perfectamente definidas culturalmente, y perfectamente delimitadas geográficamente, cuyos accidentes geográficos y límites fronterizos, no respondían a un capricho del Libertador, sino a un contexto histórico de cada una de las regiones ocupadas por la monarquía europea, luego de la devastación que significó el mal llamado “Descubrimiento de América”.

Poner en dudas las costas marítimas hacia el Pacífico que por derecho le pertenecen a Bolivia, es desconocer a Simón Bolívar como libertador de esas cinco naciones, de lo cual estoy seguro que Usted no tiene la menor duda de este acto trascendental en la historia del continente, por cuanto es un hecho histórico y notorio, que fue un venezolano de nombre Simón Bolívar, llamado universalmente el Libertador, quién logró la emancipación del continente Sudamericano, ya que su gesta no sólo se limitó a estas cinco naciones, sino que fue la fuente de inspiración para que otras regiones asumieran el reto de expulsar a los invasores; y es precisamente el caso de Chile, cuyos prócer chileno Bernardo O´hhigins, quien logró la independencia de su país tras las batallas de Chacabuco y Maipú en 1817, fue uno de los más excelso admirador de Simón Bolívar.

Cabe recordar, que el prócer Bernardo O´Hhiggins, cuando supo de la incursión libertadora que se proponía realizar Bolívar hacia el sur del continente, de inmediato le solicitó enrolarse bajo su mando… al respecto Bolívar le responde con una carta que finaliza así:

"Un bravo general como usted; temido de los enemigos, no puede menos que dar un nuevo grado de aprecio a nuestro ejército. Por mi parte ofrezco a usted un mando en él..."

La tarde del 9 de julio de 1824, O´hhigins se despedía de su madre en Trujillo y partía a reunirse con el Libertador. Un mes después de duras caminatas por cordilleras y valles, O'Higgins y su gente llegaban a la llanura de Junín, donde unos días antes Bolívar había vencido a la caballería enemiga... hasta que finalmente el 18 de agosto, alcanzaba por fin a Bolívar, a quién le rindió los saludos de rigor, pero sobre todo, las muestras de admiración y reconocimiento a su máxima autoridad, como el Libertador del Bajo Perú y la región del Alto Perú conocida como la “Provincias de Charca”, que más tarde se convertiría en la República de Bolivia.

Estos son hechos históricos, perfectamente comprobados, que demuestran la autoridad legal que tenía Bolívar para independizar regiones colonizadas por España, y por lo tanto, sus Decretos, más que simples papeles rubricados, constituyen leyes universales que no pueden ser ignoradas, porque ello significaría desconocer la existencia misma de esas naciones que liberó; y que en el caso de Chile, la autoridad de Bolívar fue reconocida por su propio libertador Bernardo O´Higgins, quien celebró junto con Bolívar el nacimiento de esa nueva República que honraba la cultura inca en el Alto Perú… Por lo tanto, no reconocer el acceso al Mar de Bolivia, no sólo es un acto de aberración y prepotencia bélica lograda tras la Guerra del Pacífico, sino es desconocer la autoridad de Simón Bolívar y el consentimiento del propio Bernardo O´hhigins, quienes reconocieron, aceptaron y suscribieron la Provincia de Antofagasta, como la región que le daba a Bolivia su acceso al mar, según la división política y territorial que fue acordada en la Constitución Boliviana.

Simón Bolívar para la definición geográfica de las regiones liberadas, basó su criterio en el principio universalmente aceptado del “uti possidetis juri” o ley de posesión que tenían las culturas nativas, y que de alguna manera fueron respetados por los virreinatos españoles… Tal es el caso del Virreinato de Lima y el Reino de Chile, que según los documentos de España, señalan sus límites:

“Que tenían en el río Loa, accidente natural al norte del desierto, su límite”, y cuyas coordenadas fueron establecidas así: río Loa 21º, 27º en el norte, hasta la cabecera del valle de Copiapó, por el sur. 27º, con límite Oeste con el Océano Pacífico”.

REFERENCIAS HISTORICA

En respuesta a su interés por conocer algunas referencias históricas, que le asignan a Bolivia derechos territoriales sobre el Pacífico, a continuación le señalo un recuento de los hechos más relevantes, que le puedan servir de guía para profundizar aún más en el contenido de dichos documentos, con la seguridad, de que al leerlos en sus texto original, no tendrá más dudas sobre la injusticia que se ha cometido contra la hermana República de Bolivia:

1) La región del Alto Perú milenariamente es la cuna de la cultura Inca, que como se sabe, es una de las más antiguas del continente, y extendía sus dominios hacia el Pacífico como insignes navegantes que llegaron hasta las Filipinas, con sus puertos milenarios en la región de Antofagasta. La historia del territorio que hoy constituye la República de Bolivia, se remonta a las culturas que se desarrollaron en la zona altiplánica, particularmente la Tiwanacota, caracterizada como el primer Imperio Andino, en cuyos dominios se construyó la primera ciudad planificada de la región: Tiahuanaco a orillas del lago Titicaca.

2) Luego de la colonización española en el año 1532, el Alto Perú mantuvo su condición de país costero hacia el Pacífico, en base al cual se desarrollaba la economía pesquera de los nativos que ocupaban la región, la cual quedó bajo la jurisdicción española de los virreinatos de Perú y Río de la Plata, región que fue identificada como la Audiencia de Charca.

3) Luego de la liberación del Bajo y Alto Perú tras la batalla de Ayacucho el 9 de diciembre de 1824, Simón Bolívar, en su condición de Presidente y Libertador del Bajo Perú, esperó a que los gobiernos peruano y argentino dieran su aprobación, para la creación del una nueva nación que tendría como extensión geográfica, las milenarias tierras del Alto Perú, tomando en cuenta que la Audiencia de Charcas (región del al tiplano andino) habían pertenecido a los virreinatos de Lima (Perú) y de Buenos Aires (Río de la Plata).

4) Los límites originales de la Audiencia de Charcas (de la cual surgió Bolivia) habían sido establecidos por medio de la Real Cédula Española del 29 de agosto de 1559, a 27 años de su colonización, la cual dice textualmente:

"En la ciudad de La Plata de la Nueva Toledo resida otra nuestra Audiencia y Cancillería Real [...], la cual tenga por distrito la Provincia de los Charcas y todo el Collao [...], partiendo términos: por el septentrión con la Real Audiencia de Lima y provincias no descubiertas; por el Mediodía, con la Real Audiencia de Chile, y por Levante y Poniente con los dos mares del norte y del sur (Océano Pacífico)"

5) Como puede verificarse en los documentos que reposan en los Archivos de India referidos a la Real Audiencia de Charcas, y los mapas que reposan en la Biblioteca Nacional Benjamín Vicuña Maquena, demuestran que Bolivia poseía un litoral propio antes de la Guerra del Pacífico… La región se hallaba entre la Audiencia de Lima y la Audiencia de Santiago, y, por lo tanto, daba al Mar del Sur (el Océano Pacífico), como efectivamente se mantuvo hasta el momento de la invasión chilena.

6) Por consiguiente, cuando nació la República de Bolivia, el 6 de agosto de 1825, cuando se reunió en Congreso Constituyente en la localidad de Chuquisaca, con la presencia de Bolívar, Sucre, personalidades de la región del Alto Perú, y representantes de los gobiernos de Buenos Aires, Perú y Chile, quedó acordado, como efectivamente se suscribió en documentos públicos, que en lo que respecta al litoral de Bolivia, éste se extendía desde el río Loa hasta el río Salado o Paposo, tal como se consigna en cédulas reales y en abundantes datos históricos, que se remontan a la época de los Incas que habitaron el lago Titicaca.

Es así como el 3 de octubre de 1825, la flamante República se bautizó con el nombre de Bolivia, y Simón Bolívar fue declarado Padre de la Patria y su primer presidente con carácter vitalicio.

7) Verificados los límites territoriales de la nueva nación, se determinó la ausencia de puertos útiles, y de fácil acceso, debido a lo accidentado de la costa hacia al Pacífico, con farallones abruptos que impedían el calado de las naves… Bolivia sólo contaba con la destartalada caleta de Cobija y algunas ensenadas, todo lo cual era insuficiente… Por consiguiente, en pleno ejercicio de soberanía, el Libertador Simón Bolívar, ordenó que se hiciera un reconocimiento de la costa para localizar el lugar

más adecuado para la habilitación de uno o más puertos. La misión recayó en el irlandés Francisco Burdett O'Connor, quien, como resultado de su inspección, informó que el lugar más conveniente estaba en Cobija, puerto histórico utilizado por los incas… En consecuencia, el Libertador Simón Bolívar dictó el siguiente decreto:

"Considerando:

Primero: Que estas provincias no tienen un puerto habilitado;

Segundo: Que en el Partido de Atacama se encuentra el denominado Cobija, que proporciona muchas ventajas;

Tercero: Que es justa recompensa al mérito contraído por el Gran Mariscal de Ayacucho, la aplicación de su nombre al anunciado puerto, y oída la diputación permanente;

Decreto:

1º Quedará habilitado desde le primero de enero entrante, por puerto mayor de estas provincias, con el nombre de "Puerto La Mar", el de Cobija.

2º Se arreglarán allí las oficinas correspondientes a la Hacienda Pública.

3º El Gran Mariscal de Ayacucho, Antonio José de Sucre, queda encargado de la ejecución de este decreto. Imprímase, publíquese y circúlese.

Dado en el Palacio de Gobierno de Chuquisaca a 28 de diciembre de 1825, refrendado y firmado por Simón Bolívar, presidente vitalicio de la República de Bolivia.”

Este importante decreto quedó consignado en el Anuario Legislativo que año tras año, desde 1825, se ha venido publicando en Bolivia.

8) Luego que Chile y Bolivia se presentaban ante el mundo como naciones libres e independientes, tenían como límites los antiguos linderos entre las audiencias de Charcas y la de Santiago. Antes de la independencia dicha demarcación era aproximadamente el río Salado, o sea 26 grados de Latitud Sur. Un grupo de pescadores ocupó Paposo (25 grados) y esta zona se adhirió a la independencia chilena en 1817. Esa fue la forma en que la tierra de nadie, como era conocido el desierto de Atacama, vino a ser el límite Norte de Chile. El litoral boliviano se extendía de Paposo en el Sur hasta el río Loa, que integraba el desierto de Atacama a la nación de Bolivia, como efectivamente lo había acordado el Libertador Simón Bolívar.

9) Cabe resaltar, que ni Bolivia ni el Perú iniciaron la Guerra del Pacífico que se extendió entre 1879 al 1883… Fueron tropas chilenas que el 5 de abril de 1879 invadieron la ciudad boliviana de Antofagasta, ocupando el puerto de Cobija, provocando la contienda bélica en las que tanto bolivianos como peruanos perdieron parte de su territorio. Fue una invasión realizada por Chile, para proteger las empresas concesionarias estadounidenses, que venían explotando de manera gratuita las minas existentes en la región, y que reaccionaron en contra de Bolivia, cuando el gobierno intentó cobrar impuestos por la extracción que hacían del material sin ningún tipo de control… En respuesta, Washington apoya militarmente a Chile, para incitar la invasión que finalmente logró el control de las costas bolivianas, la ocupación de la Provincia de Atacama y el puerto de Antofagasta, sin que ello signifique un reconocimiento tácito a la ocupación, ni mucho menos el desconocimiento y el derecho que tiene Bolivia en su territorio.

Más tarde, en 1903, Bolivia sufre otra disgregación territorial al ceder al Brasil las zonas del Acre; y entre 1932 al 1938 se sucede la guerra contra Paraguay para fijar los límites por la conquista del Chaco.

Todos estos hechos devastadores contra la noble raza boliviana, fomentaron un Movimiento Nacional Revolucionario, MNR, quien logró llevar a la presidencia a unos de sus líderes sociales, Gualberto Villarroel, el cual fue asesinado en 1946, por una contra revolución incitada por los Cuerpos de Inteligencia Estadounidenses… Desde entonces, todos los movimientos subversivos que han germinado en Bolivia, han sido etiquetados de terroristas por los Estados Unidos, con una política intervencionista que fomenta los golpes de Estados, para silenciar el clamor de una población que lleva en la sangre la revolución bolivariana… y hoy Bolivia, la hija de Libertador, hermana de Venezuela, Perú, Colombia y Ecuador, sufre la ausencia de Simón Bolívar, como el único hombre de proyección universal y corazón americano, quién tuvo la valentía de imponer la justicia en esas tierras milenarias…

Bolivia, desde la muerte de su Libertador, ha sido la cenicienta que ha sufrido invasiones, expoliación territorial y ha estado sometida a gobiernos dictatoriales sumisos a la doctrina estadounidense… pero sobre todo, ha visto con tristeza, la indiferencia de otras cuatro naciones hermanas bolivarianas, que no han sido capaz de elevar su voz de protesta en los escenarios internacionales, para devolverle al país, lo que por derecho le entregó su Libertador, Simón Bolívar… como tampoco harán nada ante la conspiración descarada de un nuevo Golpe de Estado que impulsa en la actualidad los Estados Unidos, para silenciar nuevamente la rebeldía que ha mostrado la sociedad boliviana, en reclamar su derecho al mar.

No soy dado a dar pronóstico, pero me atrevo a vaticinar, que antes de que finalice primer trimestre del próximo año, Bolivia sufrirá un nuevo Golpe de Estado, no porque tenga una “bola de cristal”, sino basta revisar la historia de ese país, para darnos cuenta, que ha sido la manera en que el imperialismo estadounidense, ha logrado silenciar a ese pueblo revolucionario, y hoy el tema del Mar de Bolivia ha tomado mucho cuerpo, en opinión de Washington.

Una feliz Navidad y un Próspero año Nuevo
Jorge Mier Hoffman
tedejo@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 14004 veces.



Jorge Mier Hoffman / Johannes W. de Wekker V.


Visite el perfil de Jorge Mier Hoffman para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jorge Mier Hoffman

Jorge Mier Hoffman

Más artículos de este autor


Notas relacionadas