Informe oficial de 1978: "No se ha encontrado bitumen en la Faja"

El hijo de un viejo funcionario petrolero, ya retirado, acaba de poner en mis manos algo que sus narices (las de padre e hijo) y la mía -simple e ignorante escribidor- olfatean como un documento de alto valor histórico, quién sabe si hasta noticioso, así sus páginas amarillentas daten de hace 30 años. Puede que los tres estemos equivocados, pero igual comparto con ustedes el aparente hallazgo.

 

Se trata de un informe, firmado por Francisco J. Gutiérrez, bajo el membrete de la Dirección de Estudios para Hidrocarburos No Convencionales del desaparecido Ministerio de Energía y Minas (hoy Energía y Petróleo), acerca de la Faja Petrolífera del Orinoco.

 

Antes de citar su contenido, tres precisiones y una anécdota:

 

1) En lugar de la excepción, la ignorancia del tema petrolero es la norma en un país donde la materia debería enseñarse desde la escuela primaria. Nadie quiere lo que no conoce y difícilmente lo defiende.

2) La faja es una extensión de unos 55 mil kilómetros cuadrados, paralela al curso del río Orinoco, y que cubre parte de los estados Guárico, Anzoátegui, Monagas y Delta Amacuro. Se estima que bajo esos suelos reposan 316 mil millones barriles de petróleo pesado y extrapesado, de los cuales ya han sido certificados por Pdvsa junto a firmas extranjeras 134 mil millones de barriles, según reciente comunicado del ministerio del ramo. Con lo cuantificado hasta ahora, Venezuela ya es el tercer país con mayores reservas de crudo. El año próximo, cuando termine el proceso de cuantificación, debe ascender al primer peldaño. El gobierno ha estimado que ese océano de petróleo alcanzaría para 300 años, en un mundo donde el producto se volvió escaso y la avidez por su consumo disparó su precio a más de 100 dólares el barril.

3) El apellido de la faja (“petrolífera” o “bituminosa”) tiene infinidad de connotaciones, tanto científicas como económicas. El primero viene de petróleo, el segundo de bitumen. En algún momento de la llamada IV República, la faja dejó de llamarse petrolífera para apellidarse bituminosa. De hecho, la empresa creada para la producción de orimulsión –mezcla del hidrocarburo con agua, cuyo desarrollo paralizó el actual gobierno- fue bautizada como Bitúmenes del Orinoco, S.A. (Bitor).

4) Corría el segundo mandato de Rafael Caldera y era canciller el ya fallecido Miguel Ángel Burelli Rivas. Eran tiempos de la llamada apertura petrolera, con la que, entre otras cosas, regresaron al país las corporaciones trasnacionales. La política exterior de Venezuela promovía la búsqueda de mercados para la orimulsión, que a lo interno se promocionaba como una innovación tecnológica venezolana de la que todos debíamos enorgullecernos, tema que todavía es motivo de debate entre expertos. En una reunión con reporteros, el canciller Burelli Rivas corrige a este escribidor cuando le menciono la Faja con su apellido “petrolífera”. En tono de traviesa confidencia, me invita a llamarla “bituminosa” con el argumento de que, de ese modo, Venezuela puede vender la orimulsión sin que sea contabilizada dentro de la cuota de barriles para exportación convenida por el país con el resto de los socios de Opep. Una viveza criolla de repercusión (¿e inspiración?) transnacional.

 

Intertítulo: ¿Un hallazgo?

 

El documento de marras lleva por título Síntesis de lo realizado en materia de estudios e investigación por la Oficina de la Faja Petrolífera del Orinoco hasta diciembre de 1977. Tiene infinidad de mapas y tablas numéricas.

 

Su terminología técnica puede marear al desconocedor de la materia, como en este párrafo que alude a las capas geológicas: “se comprobó definitivamente la presencia de hidrocarburos en el Cretáceo de la Faja, así como la capacidad de almacenar fluidos de las rocas consolidadas del Paleozoico”.

 

Pero, más adelante, aparece una afirmación simple y tajante: “Hasta el momento y en ninguna de las áreas evaluadas se ha localizado el tipo de hidrocarburo semisólido denominado bitumen”.

 

Treinta años después, uno, que es lego, se pregunta: ¿Y entonces? ¿Será que el bitumen apareció después de esa fecha? ¿O será que el cambio del apellido de la Faja sólo obedeció una supuesta viveza?

 

El informe cita el desarrollo de un proyecto experimental de explotación del crudo en el área de Cerro Negro, iniciado en 1977 –la misma donde hasta hace poco operaba la Exxon Mobil-, basado en la tecnología de inyección de vapor.

 

Puede que para los entendidos el informe sea “fiambre” o “refrito”, como se le dice en el argot periodístico a las noticias viejas, ya conocidas, presentadas como si fueran de actualidad.

 

En todo caso, con el petróleo por las nubes, y viendo que cada vez es más clara la relación entre energía y conflictos (por Georgia, hoy en guerra con Rusia, pasa el segundo oleoducto más grande del mundo, del que depende el suministro a Europa) convendría discutir estos temas, de mayor trascendencia que los epítetos y las descalificaciones que adornan la anticipada campaña electoral venezolana.

 

El documento de Gutiérrez no lleva el sello “secreto” o “confidencial”, de modo que está a la orden de los interesados. Al menos sirve de testimonio histórico acerca de las vicisitudes de una faja cuyos negros fondos habrán de proveer la energía que moverá al mundo en los próximos siglos.

 

 Taquitos

 

CHINA. Ahora que China está de moda, por su deslumbrante organización de los juegos olímpicos, se renueva el interés acerca de ese inmenso país y su modelo de socialismo. El año pasado, el Centro Internacional Miranda, adscrito al Ministerio de Educación, en su búsqueda teórica alrededor del llamado socialismo del siglo XXI, publicó el libro China, entre el socialismo real y el capitalismo (reformas de mercado y lucha de clases), de Martin Hart-Landsberg y Paul Burket, profesores universitarios de Economía en EEUU. Allí, afirman: “En otras palabras, aunque hay quienes han sostenido que China ilustra la viabilidad y el atractivo del socialismo de mercado, en realidad la experiencia china revela que el socialismo de mercado es un constructo inestable cuya lógica interna tiende a marginar el socialismo a favor del mercado y de la total restauración del capitalismo”. Los autores describen cómo en los años 90 fueron privatizadas cantidad de empresas municipales y comunales, vendiéndolas a sus propios administradores. FELICITACIONES. Una palabra de aliento y solidaridad a todos los atletas que nos han representado en las Olimpíadas Beijing 2008. En especial para Dalia Contreras, por su medalla de bronce en Taekwondo, pero para todos en general por el esfuerzo realizado. Lamentablemente, los ataques al gobierno por las expectativas no cubiertas los han salpicado a ellos, que pusieron lo mejor de sí. Es lamentable y triste que haya venezolanos capaces de ligar su derrota, llevando hasta ese terreno su enfermizo antichavismo. CITA. “(Nuestros gobernantes) son unos sinvergüenzas… Y peores son quienes los apoyan… Hay que empezar a hablarle duro al pueblo venezolano… Este es el peor gobierno del universo”. Kiko Bautista, en su programa de radio, al criticar el apoyo de Hugo Chávez a Rusia en su conflicto con Georgia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4111 veces.



Ernesto Villegas Poljak

Periodista. Ministro del Poder Popular para la Comunicación e Información.

 @VillegasPoljakE

Visite el perfil de Ernesto Villegas Poljak para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ernesto Villegas Poljak

Ernesto Villegas Poljak

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a62480.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO